BBC Mundo | 16/09/2020

Crisis en Venezuela: un equipo de la ONU acusa a Nicolás Maduro y a otros ministros venezolanos de "crímenes de lesa humanidad"

Crisis en Venezuela: un equipo de la ONU acusa a Nicolás Maduro y a otros ministros venezolanos de "crímenes de lesa humanidad"

Un informe de la ONU asegura que el gobierno venezolano utilizó la violencia para reprimir a la oposición.

BBC News Mundo  |16|09|20|


La Organización de las Naciones Unidas (ONU) asegura que el gobierno de Venezuela ha cometido "violaciones atroces" que equivalen a crímenes de lesa humanidad.

Así lo asegura un informe elaborado por una misión de investigación que trabaja para el Consejo de Derechos Humanos de la ONU y que investigó una serie de asesinatos, torturas y desapariciones que han ocurrido en Venezuela en los últimos años.

Según el equipo de investigadores, el presidente de Venezuela Nicolás Maduro y otros miembros del gobierno estarían implicados en los hechos.

El año pasado, Jorge Valero, embajador de Venezuela ante la ONU en Ginebra criticó la investigación, calificándola como una "iniciativa hostil", y dijo que su país no tenía intención de cooperar con la misión.

¿Qué dice el informe?

El equipo de la ONU, que no pudo entrar en el país sudamericano, dice que las fuerzas de seguridad de Venezuela han estado involucradas en un uso sistemático de la violencia desde 2014, con el fin de reprimir a la oposición política y aterrorizar a la población.

Según el informe, Maduro y sus ministros del Interior y Defensa no solo estaban al tanto de los crímenes, sino que dieron órdenes, coordinaron operaciones y suministraron recursos.

La ONU exhortó a Venezuela a que responsabilice a los culpables de los hechos y evite que estos se repitan.

"La misión tiene bases razonables para creer que tanto el presidente como los ministros del Interior y de Defensa contribuyeron a la comisión de los crímenes documentados en este informe", concluye la investigación.

"Las autoridades dieron ayuda esencial, incluida material, logística y en recursos humanos, que era necesaria para las operaciones de seguridad e inteligencia que resultaron en la comisión de los crímenes".

"Lejos de ser actos aislados, estos crímenes se coordinaron y cometieron de conformidad con las políticas del Estado, con el conocimiento o el apoyo directo de los comandantes y los altos funcionarios del gobierno", dijo la presidenta de la misión, Marta Valiñas, en un comunicado.

Los investigadores llegaron a estas conclusiones después de analizar 223 casos y revisar casi 3.000 para corroborar patrones de violaciones y crímenes cometidos en Venezuela.

El gobierno de Caracas todavía no se ha pronunciado sobre las conclusiones de la investigación.

¿Cuál es la importancia de esto?

Análisis de Imogen Foulkes, corresponsal de la BBC en Ginebra.

Al equipo de la ONU no se le permitió viajar a Venezuela para realizar este informe, pero esto no es inusual: Siria nunca ha permitido que la ONU investigue presuntos crímenes de guerra en su territorio.

Myanmar, China y muchos otros países también se resisten regularmente a recibir comisiones de la ONU. Pero estamos en el siglo XXI: las tecnologías actuales de la información nos permiten recopilar evidencias y pruebas de violaciones graves sin tener que ingresar a la escena real del crimen.

Y la evidencia sobre Venezuela es detallada y aterradora. Asesinatos sistemáticos, torturas y violencias sexuales. Es más, hay pruebas claras de que las órdenes vinieron de lo más alto: Nicolás Maduro, su gobierno y otros altos funcionarios de seguridad.

Los investigadores de la ONU tienen una lista de 45 nombres de los que se cree que estuvieron directamente involucrados.

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU está diseñado para investigar violaciones, para asesorar sobre la defensa de los derechos humanos, pero no para sancionar. Ese es el trabajo del Consejo de Seguridad de la ONU, y aquí Rusia y China, que regularmente se oponen a lo que ven como una intromisión en los asuntos de un Estado soberano, pueden oponerse a cualquier acción.

Pero esa lista de 45 nombres es significativa; sugiere que los investigadores de la ONU creen que pueden tener un papel en la construcción de un caso para enjuiciar a los autores de estos crímenes de lesa humanidad en un tribunal internacional.