5_Brújula_Digital_1000x115px_avanzamujer ok
5_Brújula_Digital_1000x115px_avanzamujer ok
11/11/2023
Filia Dei

La microbiota materna y el desarrollo fetal

Cecilia González Paredes
Cecilia González Paredes

Si bien se ha logrado bajar mucho los índices de desnutrición durante el embarazo entre las mujeres bolivianas, aún falta mucho para que la población en general adquiera mejores hábitos alimenticios y cuide su microbiota.

Un nuevo estudio publicado en la revista Nature ha demostrado que la microbiota materna, es decir, los microorganismos que habitan en el cuerpo de la madre pueden tener un impacto significativo en el desarrollo fetal.

Los investigadores, de la Universidad de Helsinki (Finlandia), analizaron muestras de sangre, placenta y líquido amniótico de 119 mujeres embarazadas. Los resultados mostraron que las mujeres con una microbiota más diversa tenían bebés con un desarrollo intestinal, cerebral y placentario más saludable.

En particular, los bebés de estas madres tenían un intestino más desarrollado, con mayor abundancia de bacterias benéficas. También tenían un cerebro más grande y una placenta más funcional. De hecho, existen otras publicaciones que encuentran mucha relación entre la microbiota deficiente de la madre y bebés que nacen con algún grado de autismo.

Los autores del estudio creen que estos hallazgos podrían tener implicaciones importantes para la salud infantil. Por ejemplo, podrían ayudar a explicar por qué algunos bebés son más propensos a desarrollar problemas de salud como la obesidad, la diabetes, el asma o alergias.

En Bolivia, como en otros países del mundo, la prevalencia de la obesidad y la diabetes en las mujeres embarazadas es alta. Estos factores pueden afectar negativamente a la microbiota materna y, por lo tanto, al desarrollo fetal.

Por eso es importante que las mujeres embarazadas en Bolivia tengan un estilo de vida saludable, que incluya una dieta equilibrada, ejercicio físico regular y una buena higiene. Estas medidas pueden ayudar a mantener una microbiota saludable y, por lo tanto, a promover el desarrollo fetal óptimo.

¿Qué otros factores pueden afectar a la microbiota materna? Además de la dieta y el ejercicio, otros factores que pueden afectar a la microbiota materna incluyen: el uso de antibióticos, el parto vaginal y la lactancia materna. Lamentablemente, en Bolivia, aún no podemos bajar el abuso que se hace al uso de antibióticos.

Los antibióticos pueden alterar la microbiota intestinal, lo que puede tener un impacto negativo en el desarrollo fetal e incluso en la vida adulta, el abuso de estos medicamentos, también tiene una fuerte relación con problemas del sistema digestivo. El parto vaginal puede exponer al bebé a una mayor diversidad de bacterias, lo que puede ser beneficioso para su desarrollo. Contrario a lo que muchas mujeres piensan, una cesárea, precisamente evita que el bebé reciba su primera dosis de microorganismos que lo protegerán.

La lactancia materna también ayuda a establecer una microbiota intestinal saludable en el bebé. De hecho, durante 2023 ha habido más publicaciones que describen como la lactancia materna no implica solo alimentar al bebé, pero es también una transferencia de microorganismos al tracto digestivo del recién nacido.

Los hallazgos de este estudio subrayan la importancia de la microbiota materna para el desarrollo fetal. Las mujeres embarazadas pueden tomar medidas para mantener una microbiota saludable, como seguir una alimentación saludable baja en frituras y sin abusar de los carbohidratos y azúcar, hacer ejercicio físico regular y evitar el uso excesivo de antibióticos.



GIF 2 vision-sostenible-gif-ok
GIF 2 vision-sostenible-gif-ok

Deportes

bk-cuadrado
bk-cuadrado