Adaptación-1000x155 (1)
Adaptación-1000x155 (1)
Bruějula Digital 1000px x 155px
Bruějula Digital 1000px x 155px
06/05/2024
La aguja digital

Impotentes testigos del genocidio palestino

Patricia Flores
Patricia Flores

En pleno siglo XXI somos testigos impotentes de una dramática masacre, la de Palestina. El sistema de Naciones Unidas y otros organismos multilaterales parecen ineficaces y se limitan a dar recomendaciones solo discursivas.

En las últimas semanas se han desencadenado manifestaciones en varios países del mundo, lideradas por universitarios estadounidenses en protesta contra los ataques de Israel; aparte de los campus de EEUU, en algunos de México, Francia, Canadá, Australia, Suiza, Reino Unido o España se han registrado protestas masivas como muestras de solidaridad con los palestinos.

Estas movilizaciones evocan los movimientos de la contracultura de las décadas del 60 y 70, cuando se protestaba contra la guerra en Vietnam. Hoy, consignas como “Palestina libre”, “No al genocidio” y “Fin a la ocupación israelí” son enarboladas en diversos campus universitarios alrededor del mundo.

Solo en Estados Unidos, alrededor de 2.000 universitarios han sido detenidos en más de 60 universidades, incluyendo instituciones prestigiosas como Yale, Harvard, Georgetown, Johns Hopkins y el Instituto Tecnológico de Massachusetts.

Las protestas han sido inspiradas por los estudiantes de Columbia, en Nueva York, y se propagan con enorme rapidez y efectividad, de manera similar a otros movimientos colectivos como los de la Primavera Árabe, Black Lives Matter o Me Too.

En Columbia, la manifestación está encabezada por un grupo conocido como CUAD (Columbia University Apartheid Divest), una coalición que representa a más de 100 organizaciones estudiantiles de esa universidad, incluyendo Estudiantes por la Justicia en Palestina y Voz Judía por la Paz.

El genocidio contra la población palestina no solo ha movilizado a jóvenes universitarios de diversos contextos, sino que también ha permeado en el mundo de la música. Artistas del Medio Oriente, especialmente vinculados al hip hop y al rap, han elevado sus voces de protesta en solidaridad con Palestina. Desde Occidente, la voz emblemática de Roger Waters, cofundador de Pink Floyd, ha denunciado de manera recurrente la ocupación israelí y el genocidio palestino.

En América Latina, desde hace una década resuena la canción “Multi Viral” de Calle 13, compuesta junto René Pérez, Eduardo Cabra, Tom Morello, Kamilya Jubran y Julian Assange (fundador de Wikileaks). El videoclip fue filmado en las ciudades palestinas Belén y Beit Sahur.

https://www.youtube.com/watch?v=EjSCy1GC6Sc

Artistas como la chileno-francesa Ana Tijoux han utilizado sus redes sociales para denunciar el silencio de la comunidad internacional frente a la masacre. En España, más de 300 artistas han pedido a su Gobierno que tome una postura firme contra los ataques israelíes, argumentando que en estos casos la neutralidad no es una opción.

Las expresiones artísticas y las protestas estudiantiles son calificadas como antisemitas cuando no lo son; solo expresan indignación ante el sufrimiento del pueblo palestino.

Las demandas estudiantiles son una fuerza poderosa que no debe subestimarse. Sin embargo, la guerra en Gaza también presenta desafíos para Irán; la aparente falta de apoyo más definitivo por parte de ese país molesta a Hamás, que esperaba un respaldo más firme de su financiador y proveedor de armas, remarca el medio oficial turco Anadolu Ajansı.

Israel ha desplegado una intensa campaña para evitar que la Corte Penal Internacional (CPI) emita órdenes de arresto contra sus altos funcionarios por crímenes de guerra; el primer ministro Benjamin Netanyahu, el ministro de Defensa Yoav Gallant y el Jefe del Estado Mayor de las FDI (FFAA de Israel) Herzl Halevi, están bajo escrutinio. Actualmente, Israel enfrenta acusaciones de genocidio en la Corte Internacional de Justicia.

Desde el inicio de la guerra, según la ONU han perecido 34.500 palestinos, mayoritariamente mujeres y niños, mientras que más de 77.600 han resultado heridos en medio de una destrucción masiva y una grave escasez de artículos de primera necesidad, según Anadolu Ajansı. Más de seis meses después del inicio del conflicto, vastas áreas de Gaza yacen en ruinas y el 85% de su población ha sido desplazada, enfrentando un bloqueo que impide el ingreso de alimentos, agua potable y medicinas.

Sin embargo, las operaciones militares de Israel no lograrán erradicar a Hamás, como argumentan los líderes israelíes.

“La guerra es asesinato organizado", Alfred Adler.

Patricia Flores Palacios es comunicadora y feminista queer.  



Arte BD con No cuenta
Arte BD con No cuenta
bk-cuadrado
bk-cuadrado