03/10/2020
Filia Dei

Líderes AllBiotech de Bolivia 2020

Cecilia González Paredes
Cecilia González Paredes

En octubre del 2017, se realizó la 1° Cumbre AllBiotech en Santiago, Chile. Recuerdo que cuando leí que al postularse a esta Cumbre, uno podría volverse miembro de una comunidad que promueve el desarrollo de la biotecnología y la bioeconomía en América Latina, a través de jóvenes líderes y agentes de cambio, me dispuse a enviar mi aplicación. Excepto que había un gran pero.

La edad límite para postular era 35, y yo ya pasaba ese límite. Como no conocía más biotecnólogos de formación en mi país, pensé que si apoyaba a divulgar la convocatoria de AllBiotech, de pronto irían apareciendo otros bolivianos, así que empecé a compartir en mis redes sociales y donde pude.

Recuerdo que interactué con alguno de los organizadores y me confirmaba que cerca de la fecha de cierre y no había postulaciones de Bolivia. Para el 2018, ya eran tres representantes de Bolivia en esta comunidad. Este año, pude conocer a una de ellas, y durante el 2° Congreso Internacional de Biotecnología, pude ver las presentaciones de la segunda persona.

Este año, la Cumbre AllBiotech, ha tenido que reformularse y mover sus fechas para el 2021. Pero a diferencia de los otros años, esta vez he tenido el gusto de conocer a varios de los que sí fueron seleccionados. Daniel Domínguez, cofundador de esta comunidad, me comentó con mucho agrado que este año, Bolivia tuvo 12 seleccionados y ha sido el 4° país con más seleccionados después de México, Brasil y Ecuador.

Andrea Guabirana, Claire Montaño, Dayhana Sánchez, Francesca Garáfulic, Gustavo Vaca, José Luis Dorado, Paola Montaño, Licyel Paulas, Natalia Montellano, Nicolás Malpartida, Tania Caballero y Yuri Ledezma son los 12 nuevos miembros de esta comunidad de líderes en biotecnología, representando a Bolivia.

Quizás se pregunta ¿para qué se necesitan líderes en el tema de biotecnología que representen a Bolivia? Uno de los objetivos de esta comunidad es la promoción de la biotecnología y bioeconomía, además de implementar proyectos que generen un impacto tangible en educación, comunicación científica, emprendimiento y políticas públicas.

Como se ha podido ver en los últimos meses y con una tendencia a continuar, el tema de biotecnología, se ha vuelto controversial. Esto debido a que durante más de 15 años, el país no ha tomado las riendas de generar política pública en ciencia y tecnología, que abarque esta disciplina tan multidisciplinaria y que para el país parece como nueva. En esta carencia, no se han generado normativas claras y tampoco se ha incorporado su enseñanza incluso desde el colegio.

Esto ha generado falsas polémicas entre diversas ONGs y grupos de activistas. Lamentablemente la falta de información y formación en temas de biotecnología, ha provocado situaciones que lejos de favorecer el desarrollo de esta disciplina,  ocasionando confusión  y estancamiento

A su vez, esto ha desencadenado, que muchos bulos se difundan hasta en medios de comunicación, los que ignoran bastante o hacen caso omiso al respaldo científico de estas herramientas.

Es allí, donde una generación de jóvenes líderes, se vuelve importante para generar acciones que empiecen a informar, demostrar que la biotecnología, tiene aún más potencial cuando se puede desarrollar en nuestro propio país.

¡En hora buena! Extiendo mis felicitaciones a esta nueva generación de líderes, que rompen barreras de fronteras, idioma y fomentan el trabajo colaborativo, de manera que no solo Bolivia, pero la región entera, pueda avanzar en el desarrollo de la biotecnología, y eventualmente, generar estrategias de bioeconomía en cada uno de nuestros países.

Cecilia González Paredes M.Sc.

Especialista en Agrobiotecnología