12/11/2020
Filia Dei

Enseñar ciencia y tecnología

Cecilia González Paredes
Cecilia González Paredes

Por segundo año consecutivo, Chicas Waskiris ofrece 100 becas para jovencitas de promoción 2020 y pre-promoción (2021), para que puedan participar de un campamento virtual en las áreas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemática, que se llevará a cabo durante tres semanas a fin de año.

Chicas Waskiris, es una iniciativa que nace el 2019, a raíz de un proyecto propuesto por Paola Escobari, Ing. Electrónica y ex becaria Chevening. El campamento Chicas Waskiris, logró reunir a 100 jovencitas entre 14 y 17 años, que durante un fin de semana, pudieron aprender de distintas disciplinas en áreas de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemática (STEM como se las conoce por su abreviación en inglés).

Este año y a raíz de la pandemia, que no permite realizar el campamento de manera presencial, se lanzó la convocatoria para la versión virtual del campamento, que este año lleva por nombre Juntucha Waskiris, a realizarse del 30 de noviembre al 19 de diciembre.

Durante el campamento virtual, las participantes tendrán capacitaciones, mentorías y la oportunidad de conocer a mujeres profesionales que puedan motivarlas a luchar por ese gusto que tienen en estas áreas. Habrá 16 talleres disponibles, cuatro en cada área STEM, que serán llevados a cabo por profesionales o que están terminando sus carreras del área de STEM.

Las mentorías, incluyen los temas de orientación vocacional, Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y Desarrollo de idea de proyecto innovador. El evento concluirá con una Ideathon, en donde las becarias, podrán presentar sus ideas de proyecto, que incluya lo aprendido sobre ODS.

Considerando que este año se pudo reclutar más voluntarias, lo cual aligeró bastante la organización de esta actividad, puedo concluir, que sí, enseñar ciencia y tecnología no es un proceso tan sencillo como se pudiera considerar. Además, los talleres del campamento tienen una parte práctica que no es algo que se hace en la educación formal.

De hecho, me atrevo a considerar, que la razón por la cual muchos jóvenes de áreas rurales y periféricas en las ciudades, no optan por carreras en ciencias y tecnología, es porque desconocen lo divertidas que son estas áreas, a pesar de sus obstáculos y desafíos.

Y si usted, tuvo el privilegio de tener en su colegio laboratorios de biología, química y física, considere que tuvo un alto incentivo, siempre y cuando haya contado con los profesores adecuados. Pero allá donde no existe la parte práctica, se torna complejo poder transmitir este conocimiento y generar un proceso de análisis que genere posibles hipótesis y empuje al estudiante a buscar las causas de distintos fenómenos y hechos.

Si hay algo que he aprendido en una carrera científica, es a nunca conformarme con pocas referencias o con explicaciones reduccionistas. Y lo veo también en los jovencitos con los que tengo contacto. No se conforman, buscan aprender más, entender mejor, una explicación racional y objetiva. Esto toma tiempo. El tiempo es lo que menos quieren invertir las nuevas generaciones al formarse profesionalmente, muchos buscan lo inmediato y demandan poco esfuerzo. No sorprende que hoy tenemos un grupo de personas que creen que por haber sido proselitistas con un partido, tienen el “derecho” a un puesto de trabajo.

Si nos quedamos de brazos cruzados, ante esta cantidad de abismos que se han generado desde la educación básica, es probable que la historia nunca acabe. Quizás es tiempo de apoyar las distintas iniciativas, a cargo de jóvenes, que buscan generar este cambio. Mostrar a los jóvenes un panorama distinto, donde puedan descubrir el talento que tienen.

Es un enorme placer para mí, ser parte de Chicas Waskiris y poder aportar un granito a través del campamento Juntucha. Agradecemos a la Embajada Británica y la colaboración de Bolivian Tech Hub, Tu Beca Bolivia, Women Speed Up Foundation, Microscopía Para Todos, Instituto de Investigaciones Fármaco Bioquímicas de la Universidad Mayor de San Andrés, Language Connection, Grupo Alpha y Plan International.

¡Gracias por apoyarnos en esta compleja labor de motivar y enseñar ciencia y tecnología!

Cecilia González Paredes M.Sc.

Especialista en Agrobiotecnología