BRUJULA DIGITAL 728x90 est
22/04/2021
Filia Dei

¡Prohibido botar basura!

Cecilia González Paredes
Cecilia González Paredes

Quizás usted fue educado desde casa como lo hacen en Japón respecto a la basura que genera en espacios públicos, en una ciudad o fuera de la misma. La consigna es que si no encuentra un basurero, se lleva la basura con usted a casa y procede a disponer apropiadamente de ella.

Sí, esta educación empieza en casa, donde uno también no tira la basura por donde sea e incluso tiene ya algún sistema de separación de residuos sólidos, ya que ahora, luego de tanto tiempo hay contenedores para ello, aunque a veces estos no son vaciados a la velocidad que se llenan.

Esta es la razón por la cual para algunos, nos parece inconcebible que cada par de años, tenga que haber un suceso que nos recuerde que la basura dejada desordenadamente por muchos ciudadanos, se convierta en problemas de gran escala. Por un tiempo hay titulares, y ahora con las redes sociales, se comparten las publicaciones, las fotos, muchos se lamentan y quizás unos cuantos dejen la mala práctica de botar sus residuos donde sea.

Sin embargo, el problema es más complejo, ya que al cabo de un tiempo, ya no hay titulares, no hay francés que esté organizando campañas, y los lugares que se limpian, eventualmente, vuelven a quedar sucios.

Hace unos días, alguien consultaba si no pudiéramos hacer algo al respecto. Esta persona, sugería armar un grupo al estilo de una brigada que pueda trabajar en algún grupo o comunidad específica para generar un programa concreto de educación ambiental.

El problema con este tipo de acciones puntuales, es que si no cuentan con un apoyo continuo de por vida, el momento que no hay seguimiento, la gente se olvida, los nuevos integrantes de la comunidad no tuvieron conocimiento y eventualmente, el esfuerzo que duró unos años, vuelve a punto 0.

El fin de semana pasado, tuve el gusto de poder visitar la playa de la comunidad Sisasani. Más conocida como isla tortuga, este hermoso lugar en el lago Titicaca, resulta desconocido para muchos. Si bien el agua se ve clara y uno puede apreciar hasta la hermosa composición de piedras en el fondo, la playa como tal está bajo la presión, cada vez creciente de los visitantes.

Un letrero colgado en un árbol de eucalipto indica: Prohibido botar basura - Cuide nuestra naturaleza. Sin embargo, el botar basura parece ser parte de la cultura colectiva, pues a pesar de que la playa cuenta con dos contenedores para basura, en especial las botellas plásticas, no existe el mínimo interés de depositar los desechos en esos lugares.

De niña visité más de cinco veces las playas de Chúa, un poblado camino al estrecho de Tiquina. Ese lugar también tenía agua clara y carecía de basura. Con los años, las construcciones, impidieron el acceso a la playa y el único lugar disponible, estaba ya con bastante presencia de plásticos desechados.

¿Cuántos Alex tienen que llegar para que se limpien los lagos, ríos y más? Y el reto siempre es mantenerlos limpios. Al parecer, es un reto que poco interesa a las autoridades locales. El continuar con la idea de rellenos sanitarios no puede seguir siendo la única propuesta. No por nada, Tokyo cuenta con 19 plantas de incineración y ojo, que la tecnología ha llegado al punto, donde no se emiten gases tóxicos ni contaminantes y encima generan energía.

Hace años, tuve la oportunidad de aprender sobre manejo de residuos sólidos en Suecia, ellos comentaron que fue en la década de los 50 que lograron introducir el tema de educación ambiental, con un fuerte componente del manejo responsable de la basura, en el programa de educación escolar. El mismo no ha cesado, pues entienden que este tipo de educación debe ser continuo en la sociedad.

Si bien todo inicia en casa, no estaría de más hacer el esfuerzo para que desde colegio, el tema de basura vaya más allá de una campaña en los colegios. Es más, la biotecnología, como vengo exponiendo, ha generado distintas soluciones. No es tarde para considerar una seria actualización del contenido curricular en la educación básica, que incorpore más ciencia y tecnología, para afrontar los verdaderos desafíos que tenemos en Bolivia.

Cecilia González Paredes M.Sc.

Especialista en Agrobiotecnología



Arte Expresis BD