17/10/2020
Encuentro Sagaz

El drama de los animales en los incendios forestales

Lorena Choque Flores
Lorena Choque Flores

Los pronósticos de que se reactivarían los incendios forestales fueron advertidos al Estado por activistas y distintas organizaciones no gubernamentales debido a que entre enero y mayo de este año se registró más del doble de focos de calor que en el año 2019. A pesar de las alertas que apuntaban a una nueva catástrofe ambiental, ninguna predicción fue tomada en cuenta. El Estado tomó medidas muy tardías, no estableció un plan de contingencia de incendios forestales ni anuló de manera efectiva las normas que legalizan la expansión de la frontera agropecuaria, que permiten los desmontes y las quemas. Por ejemplo, el día que abrogó el Decreto Supremo 3973 promulgó el 4334, que en su artículo cinco autoriza el desmonte en Santa Cruz y Beni.

Esto nos hace ver que no hay una voluntad real de querer controlar los incendios forestales que tanto daño le están causando al medio ambiente. Desde el año 2001 hasta la fecha existen 12 normas que permiten la ampliación la frontera agrícola, las cuales están generando que prevalezcan los incendios forestales en nuestro país. Ya lo advertía la Fundación Solón cuando hacía mención a las “leyes incendiarias” vigentes, como las No 741, 337, 502, 739, 740, 952, 1098, 1171 y el ya mencionado decreto 3874. También se deben sumar el Decreto Supremo 26075, de 2001, la ley departamental 93/2019 y el Decreto Supremo 4232 de mayo de este año.

Los incendios están siendo provocados con la mayor impunidad. A través de redes sociales y medios de comunicación los bomberos voluntarios mostraban llantas encendidas, es decir que se trataba de quemas provocadas. Las bajas entre las filas de los bomberos y la dificultad del ingreso a las zonas de incendios han frenado los esfuerzos y las iniciativas que se han puesto en marcha. El panorama es muy distinto en relación a 2019, la pandemia ha empeorado la situación y ha generado que la capacidad y el número de voluntarios/as se vea disminuida.

Frente a este contexto no es sorprendente que el fuego se haya desbordado en varias regiones y que esté afectando a miles de animales silvestres, así como aumentando la deforestación. Hace unos días la comunidad Inti Wara Yassi (CIWY), señaló que el fuego estaba amenazando el centro de custodia Ambue Ari, en Guarayos, Santa Cruz.

Lamentablemente el fuego ingresó a este refugio el 12 de octubre y después de varias peticiones públicas y formales por parte de CIWY, el gobierno se comprometió a enviar ayuda, por lo que el lunes 12 de octubre llegaron 30 soldados de la brigada Manchego para controlar un incendio de 900 hectáreas. No podemos desmerecer la ayuda que brindaron los 30 solados y los/as bomberos/as voluntarios/as, pero es evidente que la cooperación que fue enviada por parte del Estado fue insuficiente. El fuego ha empezado a ser controlado a mediados de octubre gracias a las lluvias, pero el estado de alerta continúa ya que existe un foco de quema muy cerca de Ambue Ari, lo que mantiene el riesgo sobre las más de cien especies que cobija este refugio. El fuego que se ha desatado en este centro ha generado varios daños uno de los más importantes el perjuicio sobre el “corredor natural” del puma.

La CIWY no solo rescata y rehabilita a fauna silvestre, sino que promueve la investigación y la educación ambiental. Cabe resaltar que la CIWY no recibe ningún tipo de financiamiento estatal y trabaja gracias al esfuerzo de voluntarios/as nacionales e internacionales. Asimismo, se financia a través de donaciones. El Estado, desde hace bastante tiempo, ha delegado las funciones de protección y custodia de fauna silvestre a organizaciones no gubernamentales argumentando falta de presupuesto y personal. Muchos de los animales silvestres que están siendo consumidos por las llamas en estos incendios forestales son especies únicas, endémicas de la región, que cumplen una función importante en los ecosistemas. Si bien el gobierno ha declarado estado de emergencia, los procesos administrativos para la gestión de ayuda están demorando mucho.

Lorena Choque Flores es politóloga, candidata a magister en Diplomacia y Relaciones Internacionales. Twitter: @LorenaWendyCh