SOL-DPF-FESTIVO---BRUJULA-DIGITAL-1000X115px ok
SOL-DPF-FESTIVO---BRUJULA-DIGITAL-1000X115px ok
12/08/2023
Filia Dei

EFSA volvió a dar luz verde al glifosato

Cecilia González Paredes
Cecilia González Paredes

Nuevamente la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria- EFSA, publicó un nuevo informe sobre la evaluación del impacto del glifosato en la salud de las personas, los animales y el medio ambiente no ha identificado áreas de preocupación críticas.

Actualmente, el país que produce más glifosato en el mundo es China. En 2020, China produjo aproximadamente 1,6 millones de toneladas métricas de glifosato, lo que representa más de la mitad de la producción mundial total. Los otros principales productores de glifosato son Estados Unidos, India y Brasil.

Volviendo al titular que atrajo su atención, la EFSA publicó su informe final sobre la revisión por pares del glifosato el 6 de julio de 2023. El informe concluyó que es improbable que el glifosato represente un riesgo de cáncer para los seres humanos cuando se utiliza de acuerdo con la etiqueta aprobada.

Este informe se basó en una revisión de más de 10,000 estudios científicos. El informe concluyó que no hay evidencia clara de que el glifosato cause cáncer en los seres humanos. El informe señaló que algunos estudios han demostrado una posible relación entre la exposición al glifosato y un mayor riesgo de linfoma no Hodgkin, pero concluyó que estos estudios no son concluyentes y se necesita más investigación para determinar si hay una relación causal entre la exposición al glifosato y este tipo de cáncer.

El reporte también identificó algunas lagunas de datos e incertidumbres relacionadas con la toxicidad del glifosato para organismos no objetivo, como las abejas y los peces. El informe concluyó que se necesita más investigación para comprender mejor los posibles riesgos de exposición al glifosato para estos organismos.

El informe es un paso significativo en el debate en curso sobre la seguridad del glifosato. La conclusión del informe de que es poco probable que el glifosato represente un riesgo de cáncer para los humanos probablemente será bien recibida por la industria agrícola. Sin embargo, la identificación de lagunas de datos e incertidumbres en el informe probablemente alimentará más preocupaciones sobre el herbicida.

Este informe es pieza clave en la producción agrícola de Europa, ya que actualmente consumen el 33% de este herbicida, confirmando que es uno de los más utilizados, justamente para evitar el uso de sustancias más tóxicas. En los últimos dos años, ha llamado la atención las políticas de cortar a los productores europeos de distintas herramientas, entre ellas diversos agroinsumos, con la meta de reducir la emisión de CO2 a la atmósfera.

Estas políticas podrán tener una aparente buena intención, pero se desprenden sin contexto o sin tener alternativas verdaderamente útiles para el sector productivo. Las alternativas disponibles para el control de malas hierbas, son costosas. A su vez, más plagas han hallado un ambiente favorable para expandirse, lo cual ha incrementado un aumento en las pérdidas de los cultivos.

Entre el Net Zero y la Agenda 2030, los perdedores son los productores, ya que la primera les exige reducción de la emisión de gases de efecto invernadero y si bien la segunda apunta a una producción sostenible, muchos cuestionan que pueda llevar a una hambruna al apuntar a reducir la producción agrícola.

Ante este panorama, el informe de la EFSA, quizás siga siendo el único respaldo para que uno de los agroinsumos más requeridos no reciba aún la prohibición total y los granjeros europeos puedan esquivar las pérdidas en su producción parcialmente. 

Cecilia González Paredes es Especialista en Agrobiotecnología



GIF 2 vision-sostenible-gif-ok
GIF 2 vision-sostenible-gif-ok

Deportes

bk-cuadrado
bk-cuadrado