SOL-DPF-FESTIVO---BRUJULA-DIGITAL-1000X115px ok
SOL-DPF-FESTIVO---BRUJULA-DIGITAL-1000X115px ok
29/10/2023
Economía de papel

No hay un impulso efectivo al turismo

Alberto Bonadona
Alberto Bonadona

En la actual situación económica es imprescindible mirar al desarrollo del turismo. El turismo es una actividad en la que participan miles de personas en todo el país y que se ha destacado por el aporte del sector privado a su desarrollo. Este es un sector en el que la iniciativa de una cantidad considerable de empresarios se ha manifestado de la forma más ejemplar y a la vez dentro de serias restricciones que provienen tanto de un entorno social complicado como de un Estado que no valora el turismo como una verdadera palanca del desarrollo económico del país.

Sorprende que en esta época, en la que la economía necesita de dólares para su buen funcionamiento, no salga el aparato estatal a apoyar esta actividad de tan gran trascendencia como generador de divisas, de empleo, de distribución del ingreso, y de igualador entre mujeres y hombres con acciones consistentes y un efectivo plan. No obstante, se debe señalar que el gobierno habla de la existencia de “El Plan Estratégico Nacional del Bicentenario, La Bolivia que soñamos al 2025”, el cual se supone “… apuntala el desarrollo con megaobras y acciones en la senda del crecimiento en el que estamos embarcados”, explicó en su momento la viceministra de Comunicación, Gabriela Alcón en enero de pasado. Si esto fuera efectivo, los resultados, precisamente en el flujo de dólares sería claramente percibido.

El presidente Arce publicó en su cuenta de Twitter: “En el Día Nacional Del Turismo, ratificamos nuestro compromiso de trabajo por este sector que es uno de los pilares de la reconstrucción económica. El 2022, hasta octubre, gracias a nuestra política de promoción turística, el turismo generó más de Bs 4.307 millones” (615 millones de dólares). Según el INE, en todo 2022 el turismo dejó 530 millones de dólares en la economía boliviana.

Brújula Digital informó el 26 de octubre que Boliviana de Aviación inauguró vuelos directos hacia La Habana, y programa una acción similar a Caracas. También se refiere a que “el gerente de la empresa estatal, Ronald Casso, señaló que se inauguró la ruta debido a la alta demanda que existe para el país centroamericano”. Aparte que Cuba está en el Caribe y no en Centroamérica, se presentan como acciones dirigidas a fomentar el turismo: “Estamos haciendo un trabajo interesante en La Habana de promoción turística boliviana.

Es decir, promocionar Bolivia en La Habana significa que miles de turistas europeos que visitan la capital de Cuba acaben conociendo, motivándose por venir a Bolivia, eso es importante para nosotros”, aseveró Casso según un reporte de La Razón.

Uno se pregunta si estas acciones forman parte del referido plan mencionado líneas arriba. Además, llama la atención que en el vuelo inaugural se trasladaron empresarios bolivianos productores de singani, vino y otros artículos más para promocionarlos en Cuba. No se tiene información de las marcas representadas. La improvisación reina en estas decisiones y hay que preguntarse ¿cuánto mercado se logrará entre los cubanos? ¿O será que se quiere llegar anticipadamente a los turistas que se espera lleguen a Bolivia?

No hay consistencia entre lo que en algún momento dijo el gobierno y lo que ahora se hace. Pero, para lograr lo que Bolivia necesita hacer se debe dejar de improvisar. Para impulsar la fuente de divisas que está en el turismo se requiere su fomento efectivo. Esto exige un serio compromiso que todavía no se asume.



GIF 2 vision-sostenible-gif-ok
GIF 2 vision-sostenible-gif-ok

Deportes

bk-cuadrado
bk-cuadrado