5_Brújula_Digital_1000x115px_avanzamujer ok
5_Brújula_Digital_1000x115px_avanzamujer ok
25/11/2023
Lo que pienso

Milei presidente, fin del “país Maradona”

José Rafael Vilar
José Rafael Vilar

Y ganó Milei. Ganó contundente, muy sobre los pronósticos más optimistas: 11,39% de diferencia: “Los argentinos eligieron otro camino”, tuvo que reconocer Sergio Massa –el ministro-candidato que siempre ejerció la bipolaridad más que como “candidato-ministro”– ante la avalancha temprana de resultados favorables a su oponente. La participación fue de 76,00%, un incremento de 5,57% sobre la primera vuelta.

El libertario ganó en 20 provincias y la Ciudad de Buenos Aires, en algunas con más de 30 puntos de diferencia. Los mejores resultados los tuvo en Córdoba (74,05%), Mendoza (71,14%), Santa Fe (62,82%) –en 2022, ambas provincias agropecuarias exportaron el 36,2% del total global nacional–, San Luis (67,99%), Entre Ríos (61,48%) y San Juan (60,68%); incluso en Santa Cruz, la base de la dinastía K y donde votó CFK, Milei se impuso con el 58,06%; Massa se impuso en las provincias poco trascendentes Santiago del Estero (68,41%) y Formosa (56,5%).

Aunque Massa ganó en la provincia de Buenos Aires, bastión del peronismo, lo hizo solo por el 1,71% de diferencia, un resultado increíble para cualquiera no peronista. Lógicamente, le fueron decisivos a Milei para revertir la primera vuelta el apoyo explícito de Macri y Bullrich, así como las fuertes críticas a Massa del gobernador de Córdoba Juan Schiaretti –líder del denominado Peronismo Federal, enfrentado siempre al centralismo porteño–, aunque no apoyó abiertamente al liberal-libertario.

Después de revisar los números de la victoria es importante ver cuáles son las propuestas principales del candidato Milei que el presidente Milei debe implementar: 1) la dolarización, aparentemente en espera, siguiendo el silenciamiento que ha sufrido su teórico Emilio Ocampo; 2) el recorte del 15% del gasto público –que al menos será de sólo el 5% a través reducir las obras públicas; y 3) el cierre del Banco Central –también en el freezer temporal.

También debe enfrentar, al menos seis problemas urgentes: a) el nivel de ajuste en el Presupuesto: a la fecha no hay un que haya sido aprobado por el Congreso, algo que urgirá al nuevo gobierno y que el mismo Milei pidió por carta al Gobierno que no lo tratara; b) la dispersión oficialista: La Libertad Avanza no tiene la mayoría congresal para gobernar, el apoyo del PRO le ayuda significativamente, pero no le alcanza, aunque los guiños a Schiaretti y otros gobernadores cercanos puede ayudarle; c) la ausencia de vocación negociadora: principalmente por falta de experiencia de los principales dirigentes de La Libertad Avanza; aunque el balotaje le dio una gran legitimidad al nuevo Presidente, el partido tendrá que entender y poner a su favor los mecanismos de gobernabilidad; d) el poco peso territorial: el liberal-libertario ganó en todo el país, pero hasta ahora tiene un solo aliado potencial, el jefe del gobierno de Buenos Aires, importante pero se mantiene la necesidad de lograr más acuerdos; e) las urgencias con el FMI: el nuevo Gobierno tiene que conseguir un rápido entendimiento con el FMI porque los acuerdos firmados por Massa “implosionaron”; además, el nuevo Gobierno enfrentará un vencimiento de pagos pocas horas después de la asunción presidencial; f) por último –que no es poco– el más urgente de todos los problemas, el dólar y el fogonazo inflacionario que sucederá cuando se liberen los precios frenados –o subvencionados– por el kirchnerismo: combustibles, tarifas de servicios públicos, transporte, alimentos y otros. A estos se sumarían la inflación y la credibilidad de su equipo, aunque su clara victoria le ayuda a terminar la incertidumbre en el país.

Lo beneficiarán en lo inmediato el firme y sostenido apoyo de los mercados, expresado en el crecimiento de los valores argentinos, la situación global menos volátil, con precios de los productos agropecuarios de exportación de Argentina en crecimiento, el cambio de importador neto a exportador neto de hidrocarburos y, de yapa, la ampliación de proyectos de inversión para la industria del litio.

Por supuesto que las reformas se hagan lo antes posible beneficiará mejores y más rápidos resultados; también influenciará el nivel de politesse politique del gobierno con sus oponentes y la presión de éstos.

Habría mucha más que analizar, pero lo dejaré acá. De lo que no me queda duda alguna es que, glosando al expresidente Macri, lo seguro es que “se terminó el “país Maradona”.



GIF 2 vision-sostenible-gif-ok
GIF 2 vision-sostenible-gif-ok

Deportes

bk-cuadrado
bk-cuadrado