Sociedad | 28/03/2020

Ingenieros de la UMSA crean un respirador artificial para pacientes con coronavirus

Ingenieros de la UMSA crean un respirador artificial para pacientes con coronavirus

Prototipo construido por ingenieros de la UMSA.

Tras la llegada de la pandemia mundial del coronavirus a Bolivia, dos ingenieros electromecánicos del Instituto de Investigaciones Mecánicas de la facultad de Ingeniería Mecánica y Electromecánica de la UMSA tuvieron la iniciativa de fabricar un respirador mecánico. Ese aparato no se fabrica en Bolivia y hoy es crucial para la atención de personas contagiadas con coronavirus.

Jaime Sánchez, director del mencionado Instituto de la UMSA y coordinador de esta iniciativa, explicó que el equipo trabaja con dos prototipos bajo los parámetros requeridos por médicos de especialidad en terapia intensiva. Los prototipos están listos para ser fabricados.

Antonio Rivero y José Siñani son los dos ingenieros que trabajaron los prototipos, con el apoyo de cuatro estudiantes del Instituto. “Ya hemos terminado un prototipo, el otro lo vamos a tener listo hasta el domingo. Hemos tenido un trabajo muy arduo, los ingenieros han trabajado desde sus casas”, dijo Sánchez.

Esta iniciativa se suma a otras varias surgidas en las últimas semanas en el país, como la que impulsa la UCB y otras que desarrollan las empresas Quantum y Scorpion Soft. Los respiradores que hay en Bolivia son importados de países como China, EEUU y Alemania.

El trabajo de la UMSA fue ejecutado en conjunto con el Gobierno Autónomo Municipal de La Paz ya que tienen un convenio interinstitucional. “El gobierno autónomo nos ha brindado apoyo con el transporte de los ingenieros porque al día siguiente de la iniciativa fue decretó la cuarentena”, contó el director.

Agregó que pese a la ayuda del municipio, no se pudo avanzar rápidamente con los prototipos porque los especialistas no pudieron movilizarse por las medidas señaladas por el gobierno.

Sánchez explicó a Brújula Digital que el aparato “consiste en un ventilador mecánico que asiste a los enfermos con problemas respiratorios y que no pueden ser atendidos individualmente por falta de personal médico”.

Por otra parte, señaló que el prototipo se ha construido con recursos propios “Ahora que está terminado vamos a tener una idea del costo real de los materiales, además de la mano de obra y vamos a poner en conocimiento de las autoridades”, sostuvo Sánchez.

El director considera que la misión de la universidad está cumplida. “Nosotros como universidad, tenemos la misión de desarrollar conocimiento y ponerlo al servicio del pueblo”, dijo. “Precisamente eso es lo que hemos hecho”, contó.

Sánchez se contactó con el Viceministro de Salud para presentar el trabajo a las autoridades del gobierno; espera que la reunión sea lo antes posible.

Otras iniciativas

Otras tres entidades están bajo los mismos objetivos. Uno de ellos es el proyecto Mambú: un grupo de profesionales bolivianos, liderado por Diego Suárez y Fabio Díaz, y apoyado por la Universidad Católica Boliviana, también diseñó un prototipo. El aparto tendría un costo aproximado de 120 dólares. 

En Cochabamba, Quantum y Scorpion Soft están en el mismo camino. La primera es una empresa innovadora en la fabricación de autos eléctricos en Bolivia y ahora ha decidido concebir un prototipo de respirador mecánico.

“Actualmente en Bolivia existen muy pocos respiradores artificiales o ventiladores mecánicos –se dice que hay menos de cien–, y por eso convocamos a profesionales en ingeniería biomédica, mecatrónica, electromecánica y médicos para que conformemos equipos y dar solución a las carencias que tenemos”, explicó Márquez a la Voz de América.

Por otro lado, Scorpion Soft, una empresa de desarrollo de software, también está impulsando la elaboración de prototipos de respiradores médicos que puedan ser usados por los portadores del virus.

“Al ver que mi país no tiene los suficientes respiradores para cubrir un brote masivo del COVID-19, decidimos fabricarlos ya que es un recurso esencial para los que tienen la enfermedad en estado crítico y que puedan seguir luchando contra el virus”, aseguró Carlos Rea, gerente de la compañía.