Adaptación-1000x155 (1)
Adaptación-1000x155 (1)
Bruějula Digital 1000px x 155px
Bruějula Digital 1000px x 155px
05/04/2024
Intensamente

El censo, las regiones, los jóvenes y los adultos mayores

Carlos Hugo Laruta
Carlos Hugo Laruta

1. En las ciencias sociales bolivianas son importantes y valiosos los datos numéricos que generan los censos pues a partir de ellos se pueden realizar análisis en varios temas referidos a los habitantes del país y a las características de sus viviendas.

El Gobierno nacional y el INE acaban de realizar el censo después de grandes exigencias y luchas sociales, sobre todo de Santa Cruz, y aunque se puede esperar los resultados que empezarán a ser conocidos en septiembre, también se pueden utilizar las proyecciones estadísticas del propio INE para conocer algunas realidades de modo previo y confirmarlas desde septiembre.

2. Durante la gestión 2023, el Instituto de Investigación, Interacción Social y Postgrado de la carrera de Trabajo Social de la UMSA realizó a través del Observatorio de Políticas Sociales (OPPS), un estudio sobre la llamada “transición demográfica” de la población boliviana. Los resultados obtenidos son sumamente interesantes. Compartimos ahora algunos de ellos, vinculados al envejecimiento de la población por regiones (altiplano, valles, amazonia-chaco) y sus nueve departamentos. 

3. Como puede verse en el cuadro 1 adjunto, en los 50 años que van de 1950 a 2001, Bolivia vivió lo que técnicamente se ha llamado el “salto demográfico”, es decir el enorme y sostenido crecimiento en el número de sus habitantes.

Entonces, después de 50 años de crecer y crecer en el número de habitantes, ahora la población boliviana vive un cambio diferente. Veamos:

4. En las dos décadas que van de 2001 a 2022, Bolivia vivió otro proceso demográfico llamado “envejecimiento poblacional”, pues experimentó el incremento sostenido del número y proporción de Personas Adultos Mayores-PAM. Para estas dos primeras décadas del siglo XXI, la población total del país aumentó en un 40% (de ocho millones a 12 o 13 millones), pero la cantidad de PAM casi se duplicó (de 779.000 a 1,2 millones), y su porcentaje subió de 7% en 2001, a 10,6% en 2022. 

5. Visto por regiones y departamentos, el número y porcentaje de PAM presenta interesantes variaciones, como puede verse en el cuadro 2 adjunto.

Desde la estructura de edades por regiones, el altiplano tiene un promedio de 11,9% de PAM, mientras que las tierras bajas tienen 7,3%, y los valles, 11,1 %. Desde una hipótesis basada en factores económicos y sociológicos, se puede también decir que Bolivia está polarizada pues, de modo sencillo, el altiplano va envejeciendo y las tierras bajas van rejuveneciendo; el altiplano pierde a sus jóvenes por la parálisis en su desarrollo y el oriente absorbe a los jóvenes por su dinámico desarrollo.

Así, los resultados del censo que acaba de realizarse, además de ser útiles para el pacto fiscal que reasignará la platita entre el Gobierno central y las gobernaciones, municipios y universidades autónomas y que redistribuirá los diputados entre los departamentos, también servirán para ver dónde está asentada la población más joven del país y en qué regiones se van quedando solo los viejos; desde ahí se podrán buscar respuestas sobre el por qué ocurre esto.

Carlos Hugo Laruta es sociólogo y docente investigador de la UMSA.



Banner BD 160724
Banner BD 160724
bk-cuadrado
bk-cuadrado