5_Brújula_Digital_1000x115px_avanzamujer ok
5_Brújula_Digital_1000x115px_avanzamujer ok
02/11/2023
Surazo

“Arder el país”

Juan José Toro
Juan José Toro

La pelea del MAS ha pasado al terreno de la normativa electoral. Tras analizar las normas y su cumplimiento por parte del ala radical del MAS, el Servicio Intercultural de Fortalecimiento Democrático (SIFDE) del Tribunal Supremo Electoral encontró que el expresidente Evo Morales no presentó un certificado de militancia de 10 o más años en ese partido político. La militancia existe, de hecho, pero no fue acreditada documentalmente y es el propio estatuto del MAS el que impone la antigüedad de 10 años como militante. Por tanto, Morales no puede ser acreditado como presidente de esa organización política.

No es el único caso. En Potosí, el SIFDE ha encontrado que pasó lo mismo con cinco dirigentes de la agrupación ciudadana Alianza Social (AS), incluido su líder, el exsenador René Joaquino, a quien se había reelegido como presidente. El informe fue el mismo: al no acreditarse documentalmente su militancia, Joaquino no puede asumir la presidencia de AS.

Parece que es un asunto técnico-jurídico, que amerita una respuesta técnico-jurídica, pero la reacción de los radicales ha sido mayoritariamente visceral. En lugar de responder con argumentos, anunciaron violencia. Una de las declaraciones que están grabadas en las redes sociales es la del dirigente cochabambino del MAS Franco García quien calificó de político al informe del SIFDE y advirtió que “si nos quieren ver en las calles, quieren ver arder el país, quieren ver convulsionar el país, son palabras fuertes, así lo van a hacer”.

“Arder el país” parece una figura metafórica, quizás hasta retórica, pero, si se trata de los radicales del MAS, hay que recordar que estos no son precisamente cultivadores de la oratoria. Advertencias de este tipo siempre han sido literales o, por lo menos, expresiones de acción directa que, generalmente, llegaron a ejecutar. Y yo también voy a usar lenguaje directo: los radicales del MAS no son oradores, sino matones y, por tanto, sus palabras siempre expresan sus pensamientos o acciones. Si dicen que van a hacer “arder el país”, eso significa que responderán al informe del SIFDE con violencia, como siempre lo han hecho a través de sus grupos de choque.

Contrariamente a lo que puedan creer los matones, la violencia es el recurso del cobarde que, incapaz de combatir con argumentos, recurre a los puños, las patadas, las piedras o los palos. Como considera insuficiente ejercer violencia contra las personas, desata su salvajismo en las cosas y les prende fuego. Esa es la mentalidad del matón que ha primado en el ala radical del MAS y con la que, en efecto, se ha hecho “arder el país” varias veces en los últimos años.

Juan José Toro es Premio Nacional en Historia del Periodismo.



GIF 2 vision-sostenible-gif-ok
GIF 2 vision-sostenible-gif-ok

Deportes

bk-cuadrado
bk-cuadrado