Mundo | 15/04/2020

Tras recibir respaldo de Obama, Biden se consolida como el candidato demócrata

Tras recibir respaldo de Obama, Biden se consolida como el candidato demócrata

Joe Biden y Barack Obama, en una foto de archivo

Washington DC |15|4|20|

Mario Cañipa Vargas, especial para Brújula Digital

El expresidente de Estados Unidos Barack Obama le ha dado su decisivo apoyo público a Joe Biden, quien fuera su Vicepresidente durante los ocho años que duró su gestión en la Casa Blanca, con lo que éste se ha consolidado como candidato del Partido Demócrata para las elecciones presidenciales del 3 de noviembre próximo.

El apoyo de Obama a Biden se produjo un día después de que el senador Bernie Sanders, el principal y a esa altura único rival del mismo para lograr la candidatura demócrata, diera un sorpresivo respaldo en la elección venidera.

Algunas encuestas muestran que Biden podría ganarle al presidente Donald Trump en las elecciones de noviembre, aunque todo indica que será una carrera muy estrecha. Obama, que es muy popular en EEUU entre votantes demócratas e independientes, será sin duda de gran ayuda para la campaña de Biden.

“Necesitamos un tipo de liderazgo que esté basado en conocimiento y experiencia, honestidad y humildad, empatía y gracia. Ese tipo de liderazgo que no puede estar solamente en las capitales de los estados o en las alcaldías, sino que merece llegar en la Casa Blanca; por eso estoy orgulloso de apoyar públicamente a Joe Biden para la presidencia de Estados Unidos”, dijo Obama.

En una grabación de video que circuló en sus redes sociales, Obama ensalzó las virtudes de Biden, instó a los militantes y simpatizantes demócratas a hacer una “campaña agresiva” en su favor y no dejó pasar la oportunidad para criticar a quien será su principal rival en las elecciones venideras, el actual presidente Donald Trump, por su manejo de la crisis del coronavirus.

“Escoger a Joe para ser mi Vicepresidente fue una de las mejores decisiones que he tomado. Se convirtió en un buen amigo y creo que tiene todas las cualidades que necesitamos en un Presidente en estos momentos”, sostuvo.

“Joe estaba ahí cuando reconstruimos la economía. Él era el que aportaba más en cada decisión política y fue quien me ayudó a combatir el H1N1 (un virus anterior al coronavirus) y también quien me ayudó a prevenir la epidemia del ébola. Tiene el carácter y la experiencia para guiarnos en uno de nuestros momentos más oscuros y sanarnos en una recuperación que será larga”, dijo.

Las primarias en el Partido Demócrata empezaron el año pasado con una veintena de aspirantes. Sanders ganó el apoyo de una amplia base de izquierda que busca un cambio radical en la manera de gestionar la política en Estados Unidos y Biden obtuvo el respaldo de un no menos grande sector centrista, que se manifiesta temeroso a un eventual gobierno progresista.

El proceso de las primarias incluyó el desarrollo de elecciones internas en todos los estados, aunque las definitivas fueron las de Carolina del Sur, que le dejaron expedito el camino a Biden. Antes de ello, el exvicepresidente había mostrado un desempeño débil, mientras Sanders venció en varios comicios.

A partir de la votación de Carolina del Sur, Biden, de 77 años y con una amplia experiencia política, ganó en virtualmente todos los estados restantes. Su entrada a la campaña interna estuvo marcada por buenos resultados en las encuestas de intención del voto demócrata, aunque también por denuncias de “toques inapropiados” de varias mujeres, de las cuales, sin embargo, supo salir airoso.

Biden, cuya historia personal está marcada por la tragedia al haber perdido a su esposa y a su pequeña hija en un accidente automovilístico en 1972 y luego a otro de sus hijos en 2015 por un cáncer en el cerebro, es considerado un político “diferente”, pues demuestra un genuino interés por los problemas de la gente y no tiene poses al hablar y menos al desafiar a los políticos tradicionales.

“Joe hubiese prevenido las consecuencias de la actual pandemia porque tiene la experiencia para hacerlo”, dijo Obama en su mensaje de apoyo a su candidatura en lo que fue considerado por varios expertos como un lineamiento básico de la campaña demócrata, que tendrá, como muchas cosas en todo el mundo, al coronavirus como nefasto y oscuro coprotagonista.