Sociedad | 16/09/2020

Reportan que una volqueta con capacidad de 31 toneladas sacó carga ilegal del Cerro Rico de Potosí

Reportan que una volqueta con capacidad de 31 toneladas sacó carga ilegal del Cerro Rico de Potosí

Policía retiene a la volqueta con 31 toneladas de carga. Foto: El Potosí

Brújula Digital |16|9|20|

Una volqueta con capacidad de 31 toneladas transportaba la noche del martes (ayer) cargas de óxidos del Cerro Rico de Potosí luego de haber declarado que llevaba 19 toneladas en el que se logró evitar que el mismo escape del control policial.  

El diario El Potosí realizó un operativo y pudo constatar el hecho.  Reportó además que ciudadanos advirtieron que se lo había retenido al vehículo en la Estación Policial Integral (EPI) de Villa Santiago, pero que se le iba a dejar seguir su camino porque no se formalizó ninguna denuncia en su contra ya que al llegar a la EPI, la volqueta ya no estaba.

Tras coordinar con la fiscalía departamental, Roxana Choque, y el comandante departamental de la Policía, José Antonio Caviedes, se logró alcanzar el vehículo en la avenida abajo, donde una persona que se identificó como “el administrador de la volqueta”, pero que se negó a dar su nombre mostró la tornaguía o formulario que autorizó sus operaciones. En el documento se leía que la carga procede de la bocamina San Germán y se trata de óxidos, un tipo de carga que solo se obtiene de la cota 4.400 hacia arriba, cuya explotación está prohibida. La tornaguía señalaba, además, que la carga que llevaba pesaba 19 toneladas, el máximo permitido, según reportó El Potosí.

Al encontrar indicios de posibles ilegalidades, el vehículo quedó formalmente retenido y se lo devolvió a la EPI, donde se pudo verificar que su capacidad de carga es de 31 toneladas. Además al verificar su carrocería, se vio que estaba al tope con las cargas; es decir, llevaba por lo menos 31 toneladas. La diferencia, 12 toneladas, puede ser considerada mineral robado.

A simple vista, el vehículo no tiene placa. En el operativo, el chofer mostró una con el código alfanumérico 2849GAX. Cuando se le dijo que las placas deben estar visibles, el chofer contestó que “no somos taxi”.

Tras verificar esos datos, El Potosí se trasladó a la garita Surco que continuaba con personal al promediar las 21:00 horas. La persona que se encontró en el lugar se identificó como “tranquero”, pero tampoco quiso dar su nombre pese a que, al ser funcionario de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) es un servidor público.

El “tranquero” no quiso mostrar la copia de la tornaguía con la que la volqueta pasó por ese puesto de control. Tampoco supo qué responder cuando se le cuestionó por la diferencia entre el peso que figura en el formulario, 19 toneladas, y la cantidad de carga que realmente sestaba llevando, 31 toneladas.

Se le advirtió que él podría ser incluido como cómplice en un posible proceso por robo de minerales, pero señaló que él ejecuta instrucciones de las autoridades de la Comibol.

Actualmente, la regional potosina de la Comibol es cuestionada por supuestamente permitir trabajos ilegales por encima de la cota 4.400 del Cerro Rico de Potosí.

BD/ML