5_Brújula_Digital_1000x115px_avanzamujer ok
5_Brújula_Digital_1000x115px_avanzamujer ok
Sociedad | 26/03/2023

Reportaje / Quererse siempre

Reportaje / Quererse siempre

Brújula Digital |26|03|23|

Soniamelanie Karina Monje y Camila Griselda Arana / Tomado de la revista Calle 2 de la UCB

En la urbe paceña los jóvenes viven rodeados de estereotipos. María Casso, una muchacha cruceña de 23 años que se dedica al diseño de modas para mujeres de talla grande, destina buena parte de su tiempo a hacer mensajes positivos sobre los diferentes cuerpos que existen. Ella es partícipe e influencer del movimiento body positive, que  ayuda a los adolescentes a poder sentirse cómodos con sus cuerpos.

El body positive se inició a principios del 2007. Es un movimiento creado para empoderar a las personas que no cumplen los estándares de belleza cultivados por la sociedad. No solo busca normalizar las contexturas delgadas o gruesas, sino también a las personas que tienen alopecia, acné, cicatrices de todo tipo y algunas enfermedades que afectan la apariencia física.

Sin embargo, muchas personas no están de acuerdo con sus planteamientos; ya que se puede normalizar varios tipos de trastornos alimenticios que afectan de forma negativa a la salud física de las personas, evitando que tomen medidas adecuadas para mejorar su salud. Normalizar estos “defectos” puede llegar a generar malas interpretaciones sobre el propósito del movimiento.

Casso conoció este movimiento a sus 20 años, para ese momento ya había pasado por los cambios de la adolescencia. Por ello, opina que mientras más jóvenes conozcan este movimiento sentirán que no tienen que encajar en estándares de belleza y podrán vivir según su propio estilo. Empezó en este movimiento en la universidad porque dentro del mundo de la moda hay más enfoque a las personas delgadas que a las de contextura gruesa. Aquello la llevó a informarse más sobre el movimiento y creó una línea de ropa para mujeres plus size (tallas grandes) para que ellas se sientan seguras de sí mismas.

“¿Me veo muy gordita con está blusa? Me dijo: no te ves gorda, sos gorda. No sabía si eso fue un insulto o qué porque me puse a pensar 'bueno sí tiene razón'”. Casso pasó por una mala experiencia cuando recibió una crítica por su peso. Ella dice que aprovechó ese momento y se adueñó de eso. En ese instante llegó a la conclusión de que ese comentario, más allá de ser una crítica, era una realidad; pero no iba a ocultarlo, haría algo mucho mejor: sacarle provecho.

Ahora se dedica a promover el movimiento en las redes sociales. Pese a las críticas, incluso por parte de sus familiares, ella sigue dedicando sus publicaciones al body positive. “Por más que alguien me empiece a criticar por mi físico yo realmente le estaba dando voz a mi físico y estaba hablando sobre que no soy una talla “normal” o no soy un cuerpo “convencional”, y yo me adueño de eso; me lo apropio”.

Estrategia

Este movimiento se masificó en los últimos años en las redes sociales. Los posts con sus mensajes cuentan con fotos de personas que muestran sus cuerpos sin ningún tipo de filtro o photoshop para parecer más delgados.

El body positive tuvo una fuerte presencia en los adolescentes, ya que al pasar por una etapa de cambio en sus cuerpos muchos de ellos comienzan a tener inseguridades, y su autoestima se ve afectada al no estar dentro de los cánones de belleza establecidos.

“La etapa de la adolescencia se caracteriza por abandonar el seno materno. Por lo tanto, su referencia de aprendizaje más relevante es la sociedad”, explica  Mauricio Sanjinés, psicólogo y psicoterapeuta. Asimismo, sostiene que los adolescentes basan aspectos de su físico respecto a lo que dicen los medios de comunicación, sus amigos y familiares.

Tanto para las marcas cómo para las personas que se quieren dar a conocer, es importante estar actualizados con las tendencias actuales para ganar público. Es así, que hay gente que opina que el body positive ha pasado a ser un hashtag y la herramienta perfecta de marketing dentro de las redes sociales; ya que estas son la suma de ganancias extra para las empresas.

Aunque otras personas no están de acuerdo con esta visión, como Abigail Flores. Con más de tres mil seguidores en TikTok, Abigail, de 21 años, conocida en esa red social como vale_alvarez09, opina que este movimiento sería de gran ayuda en esta plataforma para evitar los comentarios despectivos sobre cuerpos ajenos.

“Así, cuando subas un video no tengas miedo de recibir malos comentarios, considero que sería bueno que conozcan el movimiento para que los comentarios e inseguridades de los creadores de contenido disminuya”, opina la tik toker. En este tipo de plataformas los jóvenes deben de mostrarse con una máscara y sobre todo perfectos para evitar comentarios fuera de lugar.

Real

Los estándares físicos están influenciados por los cuerpos de modelos delgadas muy reconocidas en nuestra sociedad. Muchas jóvenes quieren estar dentro del famoso  90-60-90 para asemejarse a sus actrices o modelos favoritas. Es así que para evitar que los adolescentes tengan que cambiar sus hábitos alimenticios de forma drástica y súbita, las pasarelas actualmente cuentan con modelos que no están dentro de los cánones establecidos, explica la modelo e influencer paceña Andrea Aguilar.

“El movimiento en sí tiene una buena intención con todas las personas, ya que se aparta de los estereotipos promovidos por la sociedad, pero pienso que no es muy buen movimiento porque muchas de las influencers tienden a normalizar el sobrepeso o la extrema delgadez”, opina la modelo.

“En sí no es el body positive el que hace daño, lo que hace daño es escudarse en él para no querer cambiar aquello que les hace un mal”, explica el psicólogo Sanjinés, y añade que  muchas personas pueden llegar a ocultar que padecen de algún trastorno alimenticio porque quieren demostrar que la obesidad o la extrema delgadez son estados físicos normales y no tienen que cambiar.

Dentro de la medicina sí existe un peso ideal que está indicado en el índice de masa corporal (IMC). Esta fórmula mide el peso y la talla de la persona para indicar si se encuentra dentro de un peso adecuado para su tamaño.

“En países más desarrollados los niños tienden a ser más gordos y ahí se trata de normalizar, pero no está bien normalizar la obesidad, no es buena porque si o si te va traer problemas a la larga y muchas veces la gente se enoja y piensa que todos tenemos que estar como barbies y ken que serían un '90-60-90' o con el abdomen marcado, pero eso tampoco es salud”, argumenta la estudiante de medicina, Valentina Alvarado. 

Ella comenta que en el área de salud médicos un cuerpo sano es aquel que lleva una dieta saludable y balanceada junto a actividad física regular. Valentina opina que para muchos médicos estos movimientos traen batallas a la larga en la vida de las personas; ya que un cuerpo real no debe estar en el extremo de la obesidad o la delgadez porque este tipo de pensamiento es perjudicial para el cuerpo humano, y si es necesario recurrir a terapia o cambiar los hábitos alimenticios para que las personas mejoren hay que hacerlo.

¿Engaño?

Actualmente existen muchos prejuicios que siguen presentes en nuestra sociedad y hay personas que creen que defender un peso que sale de los estándares de belleza es una forma de glorificar la mala salud.

Algunas personas que promueven el body positive pueden llegar a crear confusión a los espectadores que siguen sus posts. Al promover el amor propio y la aceptación también se ha llegado a normalizar de alguna manera los trastornos alimenticios y enfermedades que afectan a la salud de las personas. Por esta razón, con el tiempo ha ido ganando detractores.

Aguilar asegura que no promovería el movimiento en sus redes sociales. “Pienso que cada persona es responsable de su salud física y de alguna forma sería influenciar seguir un movimiento que hasta ahora es atacado porque no tiene buenas bases y de alguna forma no es de tanta ayuda”.

Distintos artículos en internet presentan argumentos en contra del body positive y es que el movimiento es atacado en muchas ocasiones. Videos de influencers que promueven el movimiento se ven llenos de comentarios de odio respecto a lo que plantean y también critican el físico de estas personas.

En un sondeo hecho para este reportaje el 2021 con 40 personas se evidenció que el 62.5% de los adolescentes paceños opinan que el body positive creó en ellos una nueva perspectiva respecto a los distintos tipos de cuerpos que existen. El 57.5% opinó que aplicarían el movimiento en su vida diaria. Sin embargo, el 60% está de acuerdo que esto es solo una moda pasajera y desaparecerá pronto.

Para finalizar, la mayoría de los adolescentes encuestados sí recurrirán al body positive para sentirse mejor con ellos mismos, al notar que no hay un solo tipo de cuerpo establecido y que los cánones de belleza no definen el valor que tienen como personas.

La aceptación de uno mismo tiene que ser consciente y se debe tener en cuenta los límites, ya que el movimiento corre el riesgo de ser tergiversado y los jóvenes que lo siguen pueden llegar a normalizar problemas de salud que traen complicaciones físicas a futuro.

Soniamelanie Karina Monje y Camila Griselda Arana son estudiantes de Comunicación Social de la UCB 



FIE-BANNER--BRUJULA-DIGITAL-1000X155-PX_1
FIE-BANNER--BRUJULA-DIGITAL-1000X155-PX_1


GIF 2 vision-sostenible-gif-ok
GIF 2 vision-sostenible-gif-ok

Deportes

bk-cuadrado
bk-cuadrado