PNG Arte brujula digital - SudA
PNG Arte brujula digital - SudA
30 Años BancoSol -  (1000x115)px
30 Años BancoSol -  (1000x115)px
Reportajes | 10/07/2022

El desafío es solucionar la contaminación por plásticos

El desafío es solucionar la contaminación por plásticos
Banco Mundial (BM)
Los plásticos no desaparecerán; son fáciles y económicos de fabricar y han sido un importante motor de desarrollo. Sin embargo, los desechos plásticos se han convertido en una amenaza omnipresente para la salud pública, los medios de subsistencia y el medio ambiente. El plástico puede tardar cientos de miles de años en descomponerse y ya forma parte del registro fósil.

África 

Los pescadores de Bargny, en una bahía protegida de la costa de Senegal, entienden estas consecuencias demasiado bien. Serigne Abass Pouye se enfrenta al problema cada vez que sale por el día.
“¿Qué vemos más en el mar? Plásticos por todas partes”, dijo Pouye.

Sus caladeros están ahora infestados con desechos plásticos, lo que reduce la captura de peces. Los lugares de reproducción de tortugas en la playa están tan llenos de basura que las crías mueren porque no pueden llegar al agua. El daño al ecosistema está poniendo en riesgo la biodiversidad y afectando negativamente las vidas y los medios de subsistencia de los habitantes del lugar. En ocasiones, los bultos de plástico se atascan en los botes y los dañan, dificultando el trabajo de los pescadores.

Los plásticos no desaparecerán; son fáciles y económicos de fabricar y han sido un importante motor de desarrollo. Sin embargo, los desechos plásticos se han convertido en una amenaza omnipresente para la salud pública, los medios de subsistencia y el medio ambiente. El plástico puede tardar cientos de miles de años en descomponerse y ya forma parte del registro fósil.

“Tan pronto como salimos de la costa, los plásticos se enredan en nuestras embarcaciones, que pueden volcarse y romperse. Todo el plástico de la tierra va al mar. Las redes de pescar desechadas también se amontonan, bloquean nuestros botes e invaden los hábitats marinos”, señaló Abdou Rahman Wade.
Fortalecimientode los conocimientos
Soluciones de políticasImpulsar la innovaciónAglutinar todos los aspectosConclusiónTwitterFacebookSolucionar la contaminación por plásticosAprovechar los conocimientos, las políticas y la innovación, con el fin de mejorar la vida de las personasLos plásticos no desaparecerán; son fáciles y económicos de fabricar y han sido un importante motor de desarrollo. Sin embargo, los desechos plásticos se han convertido en una amenaza omnipresente para la salud pública, los medios de subsistencia y el medio ambiente. El plástico puede tardar cientos de miles de años en descomponerse y ya forma parte del registro fósil.
África Los pescadores de Bargny, en una bahía protegida de la costa de Senegal, entienden estas consecuencias demasiado bien. Serigne Abass Pouye se enfrenta al problema cada vez que sale por el día.“¿Qué vemos más en el mar? Plásticos por todas partes”, dijo Pouye.Sus caladeros están ahora infestados con desechos plásticos, lo que reduce la captura de peces. Los lugares de reproducción de tortugas en la playa están tan llenos de basura que las crías mueren porque no pueden llegar al agua. 
El daño al ecosistema está poniendo en riesgo la biodiversidad y afectando negativamente las vidas y los medios de subsistencia de los habitantes del lugar. En ocasiones, los bultos de plástico se atascan en los botes y los dañan, dificultando el trabajo de los pescadores.Serigne Abass Pouye, pescador de Bargny, Senegal, se sienta orgulloso en su bote. Ha sido un pescador que ha dependido del océano toda su vida.
“Tan pronto como salimos de la costa, los plásticos se enredan en nuestras embarcaciones, que pueden volcarse y romperse. Todo el plástico de la tierra va al mar. Las redes de pescar desechadas también se amontonan, bloquean nuestros botes e invaden los hábitats marinos”, señaló Abdou Rahman Wade.
Al sureste de Bargny, en las orillas del río Saloum, los habitantes de la ciudad portuaria de Kaolack enfrentan desafíos similares en tierra.Cuando llueve, los desagües se obstruyen con plásticos y desembocan en las calles y las viviendas.“Ríos” de plásticos fluyen hacia donde los niños juegan y el agua estancada se convierte en un lugar en que proliferan enfermedades transmitidas por el agua.
Las mujeres que crían vacas o cabras como una forma de obtener ingresos para sus hogares también sufren, ya que su ganado consume los plásticos que contaminan el paisaje y se enferman o mueren, y esto provoca un enorme daño al patrimonio familiar.Ndiouck Mbaye, presidenta de la Asociación de Mujeres de las Zonas Rurales de Kaolak, expresó la frustración que sienten muchos habitantes.
“Ríos” de plásticos fluyen hacia donde los niños juegan y el agua estancada se convierte en un lugar en que proliferan enfermedades transmitidas por el agua.Las mujeres que crían vacas o cabras como una forma de obtener ingresos para sus hogares también sufren, ya que su ganado consume los plásticos que contaminan el paisaje y se enferman o mueren, y esto provoca un enorme daño al patrimonio familiar.Ndiouck Mbaye, presidenta de la Asociación de Mujeres de las Zonas Rurales de Kaolak, expresó la frustración que sienten muchos habitantes:“
Estamos cansados de ver [desechos] plásticos en nuestras vidas. Están en todas partes y tienen muchos impactos negativos. Cuando vas a los bosques, los plásticos están adheridos al suelo y causan la muerte de nuestra flora. Nada puede crecer. Suelen provocar la muerte de nuestro ganado, nuestro único tesoro. Nuestros drenajes están contaminados con plásticos, haciendo que niños y adultos se enfermen”.


A pesar de estos desafíos constantes, Senegal ha tenido también un cierto nivel de éxito en la lucha contra el implacable problema de los residuos plásticos. Veamos el caso de Mbeubeuss, el principal basurero de la bulliciosa zona de Dakar, la capital de Senegal. Se inauguró en 1968 y ahora es uno de los vertederos a cielo abierto más grandes en África occidental, donde se vierten 475 000 toneladas de desechos anuales procedentes de una población de 4 millones de personas. 
El basural, situado cerca de una ciudad importante y del mar, se ha convertido en una fuente principal de contaminación del aire, la tierra y el agua. Los desechos son un problema grave, pero también pueden ser una oportunidad para la región. Por esta razón, el Programa de Gestión de las Zonas Costeras en África Occidental (WACA) (i), por valor de USD 220 millones, ayuda a los países a frenar la contaminación marina por plásticos aglutinando financiamiento, soluciones innovadoras y la participación ciudadana para lograr que las comunidades costeras sean más resilientes.
A diferencia de otros tipos de basura, existen maneras de reutilizar el plástico para que siga teniendo valor, pero para ello se requiere una clasificación y un procesamiento adecuados. En Mbeubeuss, más de 2500 personas hacen precisamente eso, gracias a un crédito de USD 125 millones otorgado por la Asociación Internacional de Fomento para respaldar el Programa de Gestión de Desechos Municipales (i). 
El proyecto se diseñó para ayudar a los recolectores de residuos a desarrollar habilidades empresariales y sociales y recibir capacitación, así como para construir una instalación de reciclaje en el emplazamiento a fin de mejorar la gestión del proceso de reciclaje. Con un mejor tratamiento de los residuos, se puede exportar más material a fabricantes que hacen alfombras, ropa, muebles y otros productos.Se reutilizan más residuos, se contamina menos el paisaje y el océano, y se impulsan los medios de subsistencia.
El desafío del «panorama completo» Desafortunadamente, los problemas que enfrenta Senegal no son únicos. En los últimos 60 años, se han generado 8300 millones de toneladas de plásticos en todo el mundo, pero solo el 9,5 % de esa cantidad se ha reciclado. 
Los 7500 millones de toneladas restantes se han acumulado en la tierra y han obstruido los cursos de agua. Además, la mayoría del plástico se destina a artículos desechables, lo que significa que su utilidad es muy corta, pero su vida es muy, muy larga. Y solo hay un número limitado de cosas que se pueden hacer con el plástico una vez creado.
En la actualidad, la producción de plástico supera con creces la capacidad de gestionar los residuos, y se espera que las cantidades actuales se tripliquen para 2050. Los impactos perjudiciales de la contaminación por plásticos afectan a todos los seres vivos de todos los ecosistemas del planeta. Es ineludible y tiene efectos negativos en la salud, los medios de subsistencia y la limpieza de las comunidades en todo el mundo. 
Fortalecimientode los conocimientos.
El primer paso para poner fin a la contaminación por plásticos es comprender cabalmente las fuentes y el impacto del problema. Las economías grandes y pequeñas siguen dependiendo de los contaminantes plásticos para impulsar el crecimiento económico y no consideran el costo de los daños ambientales conexos.El fortalecimiento de los conocimientos es fundamental para precisar las verdaderas causas de la contaminación por plásticos y derribar las barreras sociales y políticas para acabar con ella.
Los conocimientos especializados y las asociaciones del Banco Mundial se combinan para revelar las fuentes de contaminación por plásticos, de modo que los responsables de formular políticas, los líderes comunitarios y el sector privado puedan coordinarse y adoptar medidas eficaces.
Oriente Medio y Norte de ÁfricaLa región de Medio Oriente y África del Norte (MENA) tiene la mayor cantidad per cápita de desechos plásticos que llegan al mar. En promedio, los costos anuales de la contaminación generada por los plásticos en el mar ascienden al 0,8 % del PIB y superan el 2 % en Djibouti, Túnez y la República del Yemen. Además, el Mediterráneo —idealizado por su belleza natural— se encuentra entre los mares más contaminados por plásticos en el mundo.
El Banco Mundial se centra en ayudar a definir el impacto humano y económico de la degradación de los activos, crear incentivos para abordar los desafíos, fortalecer las instituciones y realizar inversiones estratégicas. Como parte de estos esfuerzos, en el reciente informe Blue Skies, Blue Seas: Air Pollution, Marine Plastics, and Coastal Erosion in the Middle East and North Africa (Cielos azules, mares azules: La contaminación atmosférica, los plásticos marinos y la erosión costera en Oriente Medio y Norte de África) se destaca la importancia de los activos naturales “azules” —el aire y los océanos— para cuantificar el verdadero costo de la dependencia de la región en las industrias que generan gases de efecto invernadero.
Las estrategias regionales en materia de políticas, financiamiento y participación cívica abarcan diversos sectores y tienen como objetivo fortalecer la capacidad regional de gestión de desechos existente, al tiempo que ayudan en paralelo a poner en marcha una economía circular con propuestas para financiar la investigación de alternativas al plástico y el reciclaje para una utilización constante de los recursos. 
Estas soluciones multisectoriales se presentan en gráficos de manera cronológica, proporcionado una visión sorprendente del futuro azul de la región.Asia meridionalAsia meridional genera alrededor de 334 millones de toneladas de desechos mal gestionados anualmente. De esta cantidad, hasta 15 millones de toneladas de plásticos llegan al océano Índico cada año.
El río Indo es un ejemplo de este problema. Esta poderosa vía fluvial ha “alimentado” las tierras de cultivo de Asia meridional durante siglos. El río cuenta con el mayor sistema de riego por canales del mundo, es una fuente de energía hidroeléctrica y alberga una rica vida marina, por lo cual su salud es fundamental para los medios de subsistencia de millones de personas. 
También es uno de los ríos más contaminados por plásticos del mundo y uno de los que más contribuyen a la contaminación marina por plásticos, ya que canaliza los plásticos hacia los sistemas de riego —donde se podrían descomponer y entrar en la cadena alimentaria— y vierte una cifra estimada de 11 977 toneladas de plásticos al mar de Arabia (y otros lugares) todos los años.El Banco publicó recientemente Plastic Waste: A Journey Down the Indus River Basin in Pakistan (Desechos plásticos: Un viaje por la cuenca del río Indo en Pakistán), el primer estudio de este tipo realizado en el país.
Se trata del primer trabajo que proporciona las bases necesarias para plantear que la presencia de plásticos en los ríos es una cuestión de políticas y de desarrollo importante. En el estudio se abordan cuestiones cruciales para crear un sistema regional exitoso de gestión de residuos sólidos. En el informe también se pone énfasis en las instalaciones, leyes y regulaciones necesarias para revertir el problema, un conjunto clave de información destinada a los investigadores, los encargados de la formulación de políticas y otros actores para que tomen medidas eficaces.
Solucionesde políticas
Un mejor conocimiento conduce a mejores políticas, al permitir a las partes interesadas crear poderosos incentivos para que los productores y los usuarios tomen medidas positivas a lo largo de todo el ciclo de vida del plástico.América Latina y el CaribeEn Granada se puede encontrar un excelente ejemplo de cómo los conocimientos orientan las medidas normativas.
La pequeña isla del Caribe depende en gran medida de sus ecosistemas marinos y costeros para apoyar los medios de subsistencia y protegerlos de los impactos del cambio climático. Sin embargo, la contaminación por plásticos continúa afectando las cuencas hidrográficas, las costas y el océano, y daña la biodiversidad y el turismo de la isla.
El segundo crédito para políticas de desarrollo sobre resiliencia fiscal y crecimiento azul (i) del Banco Mundial por un monto de USD 20 millones ha permitido a Granada emprender una transición hacia una economía azul y resiliente al ayudar a los responsables de formular políticas a implementar diversas reformas diseñadas para fortalecer la gestión marina y costera y generar resiliencia climática. Los beneficios de estos esfuerzos ya son visibles, ya que en 2019 la nación puso fin a las importaciones de envases de alimentos de poliestireno, bolsas de plástico desechables, y platos, tenedores y cucharas de plástico descartables. El país aumentó también la protección de las zonas costeras del 3 % en 2016 al 20 % en 2020.
Desde el inicio de esta transición, se ha observado una disminución de la contaminación en los entornos costeros, una mejora en el bienestar de las comunidades que viven en el litoral y un aumento de los impactos positivos indirectos y de los beneficios sanitarios para la pesca y el turismo marino.Europa y Asia centralEl impresionante litoral y la belleza natural de Croacia no solo sirven de telón de fondo para el rico patrimonio del país, sino que constituyen una base para el crecimiento económico. Las islas y las costas, los bosques prístinos, las tierras de cultivo y las abundantes fuentes de agua contribuyen a la riqueza total de Croacia. 
El sector turístico representó el 21 % del PIB del país en 2019, mayor que cualquier otro Estado miembro de la Unión Europea (UE).Aquí existe la oportunidad de tener un defensor de la economía azul que sea un modelo para la UE y el mundo en general, impulsado por una mejor comprensión y formulación de políticas. En el informe, Croatia: Cost of Environmental Degradation (Croacia: El costo de la degradación ambiental) (i), el Banco Mundial identifica los problemas ambientales con mayor potencial para dañar el capital natural del país y calcula el costo de no tomar medidas.
Por ejemplo, en el informe se llegó a la conclusión de que, debido a la naturaleza altamente estacional del turismo de Croacia —la mitad de todas las visitas ocurren en solo dos meses—, las actividades adicionales para limpiar los desechos simplemente no pueden resolver el problema.
 En el documento se demuestra, en cambio, cómo la mejora de la recolección y el tratamiento de los residuos junto con el aumento de la capacidad de reciclaje y reutilización pueden sentar las bases para un crecimiento más sostenible y resiliente.Con esta comprensión concreta de los costos de la falta de acción, los responsables de formular políticas están ahora en mejores condiciones de determinar las ventajas relativas de diferentes recomendaciones normativas y encontrar el camino más eficaz hacia una economía circular.Imágenes de drones de Camboya.Impulsarla innovación.
La innovación es la tercera pieza de desarrollo del rompecabezas de los plásticos que se necesita para promover un cambio significativo. Al centrarse en nuevos enfoques y soluciones —basados en mejores conocimientos y respaldados por un entorno normativo más propicio— los países de todo el mundo pueden sentar las bases de un modelo de crecimiento verde, resiliente e inclusivo.Asia oriental y el Pacífico Los países de la región de Asia oriental y el Pacífico desecharon una cifra estimada de 686 millones de toneladas métricas de residuos sólidos municipales en 2020, casi el 31 % de los residuos del mundo. 
La solución de desafíos de esta magnitud requiere creatividad y conocimiento local profundo. Este tipo de enfoque está ayudando a mejorar las condiciones en Phnom Penh, la capital de Camboya, donde los desechos obstruyen los canales y esto causa que la basura se acumule frente a las viviendas y a lo largo de las carreteras.
Con el uso de drones y sensores se pueden identificar diferentes tipos de desechos para comprender y abordar mejor la fuente del problema. Esto permite a los responsables de formular políticas educar a los ciudadanos sobre el destino de sus residuos y diseñar incentivos para reducir la cantidad de plástico utilizada en los envases.
El Banco Mundial también trabaja con la Secretaría de la Asociación de Naciones de Asia Sudoriental (ASEAN) y sus asociados para fortalecer las políticas y los marcos regulatorios que rigen la producción y el uso de plásticos en Asia sudoriental. El nuevo Programa Regional para Combatir los Plásticos Marinos (SEA-MaP) (i) tiene como objetivo reducir el consumo de plástico, aumentar el reciclaje y minimizar las fugas para prevenir la contaminación por plásticos marinos en la tierra y en el mar.
También respaldará las economías costeras y azules, que se ven particularmente afectadas por la basura marina y sus efectos en varios sectores clave, como la pesca, el turismo y el transporte marítimo. En colaboración con los Estados miembros de la ASEAN, el Banco Mundial ha realizado estudios de diagnóstico del mercado de cada país sobre los plásticos y está respaldando la elaboración de planes de acción y hojas de ruta nacionales relacionados con la eliminación gradual de los plásticos desechables y el fortalecimiento de la circularidad de los desechos plásticos.
América Latina y el Caribe
En todo el mundo, y en la capital de Jamaica (Kingston), un tipo diferente de innovación está ayudando a superar los desafíos que plantean los desechos plásticos. Con sus impresionantes playas blancas, aguas de color turquesa y vistas del Parque Nacional de las Montañas Azules, no es de extrañar que esta ciudad sea conocida en todo el mundo como un destino turístico de primer orden.
Sin embargo, Kingston también está cobrando renombre por la basura que hay en la ciudad. Su población de 580 000 habitantes genera alrededor de 420 000 toneladas de desechos al año, la mitad de todos los desperdicios producidos en Jamaica. El problema se agrava debido a la falta de camiones para recoger regularmente los desechos y de vertederos sanitarios, a lo que se suma que casi no se realizan tareas de separación de los materiales reciclables o de los desechos orgánicos del resto de los residuos.
Con la ayuda de un mecanismo de financiamiento basado en los resultados (i) del Banco Mundial, la autoridad de gestión de residuos sólidos de Kingston recibió nuevos camiones de recolección de desechos a cambio de proporcionar de manera periódica suficientes servicios de recolección de residuos para apoyar los esfuerzos del Gobierno local por mejorar el saneamiento.
Con el mecanismo se ayuda también a financiar la contratación de guardias ambientales, miembros de la comunidad que abogan activamente por el aumento de la conciencia medioambiental para cambiar los hábitos a nivel individual. Toda la ciudad se beneficia a medida que la autoridad municipal lleva a cabo una mejor labor en materia de recolección de desechos, y los ciudadanos adoptan prácticas para mejorar la gestión de desechos en sus hogares.Fotografía: Simon Kadula/Shutterstock.com Fotografía: Simon Kadula/Shutterstock.com Aglutinartodos los aspectos.
El resultado es realmente notable cuando se combinan los conocimientos, las políticas y la innovación. Todos los nuevos recursos, políticas y herramientas de toma de decisiones impulsados de forma coordinada con los países asociados tienen por objeto mejorar las vidas de las personas al transformar el ciclo de vida del plástico de lineal (creación a residuo) a circular (reducir, reutilizar, reciclar).
La economía circular resultante ayuda a mejorar las vidas y aumentar los medios de subsistencia cerrando el circuito entre extracción, fabricación y eliminación al diseñar productos para reducir los desechos, utilizar los productos y materiales durante el mayor tiempo posible, y reciclar los materiales de los productos al final de su vida útil para devolverlos a la economía.Asia meridionalReconociendo la necesidad de esta transformación, el archipiélago de las Maldivas en el océano Índico ha establecido como una prioridad combatir el problema de la contaminación por plásticos. 
Las hermosas playas y un entorno marino único han convertido al turismo en el principal sector económico y han ayudado a elevar al país a la categoría de ingreso mediano, que ahora registra una tasa de alfabetización del 100 % y una esperanza de vida de 77 años. Pero este desarrollo ha conllevado costos. Los complejos hoteleros y el aeropuerto internacional generan seis veces más desechos que los habitantes locales.
El Gobierno ha adoptado un “enfoque de conversión de residuos en riqueza” incluido en su Plan de Acción Estratégico Nacional (PDF, en inglés), y dos proyectos financiados por el Banco Mundial —el Proyecto por un Medio Ambiente Limpio y el Proyecto de Mejora de la Empleabilidad y la Resiliencia de los Jóvenes (i)— están ayudando al Gobierno a desarrollar un sistema de gestión de desechos sostenible, crear capacidad y enseñar a los jóvenes a sentar las bases para tener un país más limpio y seguro. 
A través de un enfoque múltiple, estos proyectos colaboran con el Gobierno para construir instalaciones de gestión de residuos, fortalecer la política nacional sobre gestión de desechos, separar los residuos en su origen y desarrollar nuevos modelos empresariales para integrar mejor la gestión de desechos. Ambos proyectos ayudarán también a crear oportunidades de empleos y emprendimientos verdes diseñadas para impulsar la economía del país.
BM



GIF 2 vision-sostenible-gif-ok
GIF 2 vision-sostenible-gif-ok
Cuadrado EPPlus 300x300
Cuadrado EPPlus 300x300