Política | 29/03/2020

Un capitán de policía ayudó a un miembro del Comando Vermelho a huir de Chonchocoro

Un capitán de policía ayudó a un miembro del Comando Vermelho a huir de Chonchocoro

El capitán de Policía fue presentado el domingo. Foto: ABI


Brújula Digital|29|03|20|

El 16 de marzo de 2020, el brasileño Jesuilson Pereira Gómez (31), miembro del Comando Vermelho, cortó a las 5:00 uno de los barrotes de su celda que da al patio, en la cárcel de Chonchocoro, saltó una malla perimetral interna y traspasó el muro externo sin que los guardias se dieran cuenta o lo reportaran. En la madrugada del domingo fue recapturado en la zona de Achachicala. En horas de la tarde, el Gobierno presentó a un capitán de policía que cobró 70 mil dólares por la fuga del recapturado.

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, presentó el domingo al capitán de la Policía, Jhonny Quintana Alanoca, quien ayudó a huir al brasileño. “Este señor, no me gusta mostrar a la gente, está confirmado, y es que fue parte de un robo a un delincuente, robo, digo, porque le han sacado 70.000 dólares para ayudarlo a fugar. 35.000 dólares han sido pagados dentro del penal y el resto tenía que ser pagado afuera”, dijo.

Murillo afirmó que el oficial de policía no actuó solo sino hay cómplices en el mismo penal de máxima seguridad. “Creemos que no es el único, pero tenemos sospechas de que hay más metidos en esto, pero como no tenemos confirmación no los presentamos. Esto es vergonzoso, porque soy defensor de la Policía. Es difícil presentar a un policía delincuente que irá a acompañar al fugitivo del Comando Vermelho”, remarcó.

El brasileño ingresó al penal el 21 de septiembre de 2018, por los delitos de extorsión y portación ilegal de armas.

La madrugada del domingo, Pereira fue recapturado en La Paz, en la zona de Achachicala, tras un operativo de ciberpatrullaje. Fue encontrado junto a otros dos exreos. Ahora los tres serán devueltos a Chonchocoro.

Murillo anunció que Quintanta no solo será dado de baja de la Policía sino que también acompañará al brasileño en Chonchocoro. “Van a tener que compartir celda. Esto es una vergüenza, le pedimos disculpas al pueblo de Bolivia pero queremos que sepa que no vamos a tapar a nadie. Vamos a cumplir con la ley. ¿Nos duele? Sí nos duele porque la Policía ha estado pasando por un buen momento y lo mejor que podemos hacer es mostrarle al país que no vamos a permitir que sucedan estas cosas”, dijo la autoridad.

El ministro recomendó a todos los policías tomar esta decisión como una señal, que lo sabe el comandante general y el alto mando policial, que no habrá un milímetro de tolerancia a la corrupción.