Adaptación-1000x155 (1)
Adaptación-1000x155 (1)
Bruějula Digital 1000px x 155px
Bruějula Digital 1000px x 155px
Política | 30/09/2023

Semana crítica para el Verde Olivo: policías involucrados en robos, volteos, violación y homicidio

Semana crítica para el Verde Olivo: policías involucrados en robos, volteos, violación y homicidio

Una foto referencial de efectivos de la Policía Bolivia.

Brújula Digital |30|09|23|

Dos policías acusados de liderar una banda de ladrones de motos en Santa Cruz. Otros involucrados en posibles volteos, el primero -según las denuncias- ocurrió por mercurio en Desaguadero (La Paz) y el segundo fue por droga en Sacaba (Cochabamba). Otro uniformado asesinó a sangre fría y con su arma de reglamento a un joven de 18 años en Cochabamba. Otro efectivo es investigado por violar a una joven en Oruro.

Los cinco casos -que implican a policías en robo, homicidios y violación, entre otros delitos- se registraron en una semana. En cuatro de los casos, los uniformados acusados son investigados. Uno ya fue enviado de forma preventiva a la cárcel.

Especialistas y autoridades ven que estos casos manchan a la institución del Verde Olivo y sugieren acciones que van desde la modificación urgente de la Ley 101 Régimen Disciplinario hasta el control riguroso de la designación de los destinos de trabajo de los funcionarios.

“Parece que son olas, cada vez se habla de policías que están vinculados a la comisión de delitos. Habría que ver cómo están los mecanismos de control del tema disciplinario específicamente, se habló muchas veces de la reforma, de la Ley 101 de Régimen Disciplinario, pero hasta ahora no se visto nada, no se sabe si se ha presentado o se ha socializado”, dijo a Brújula Digital Gabriela Reyes, la experta en criminología.

Según Reyes, como primera sugerencia, esta norma se debe cambiar y mientras esto no ocurra “el sentimiento de impunidad de los policías, también el de injusticia, se va a mantener”. “La Ley 101 replica un poco toda la burocracia que tiene el propio sistema de justicia ordinaria y por lo tanto lo hace ineficiente. Y un castigo para que sea certero, tiene ser rápido y pronto”, explicó la criminóloga.

Como una segunda propuesta, Reyes explicó que se debe controlar cómo se designan los destinos de trabajo de los efectivos. “Por ejemplo: en la Felcn (Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico) se ha implementado el polígrafo y capitanes que se han aplazado, se han mantenido en (esa institución). Entonces existe un tema de impunidad y protección de personas involucradas en el narcotráfico”, dijo.

Esta impunidad también se observa en la justicia, según la experta y lamentó que en el caso del narcovuelo, el de la salida de una aeronave cargada con los 478 kilos de cocaína hacia el aeropuerto de Barajas (España) desde Viru Viru, dos policías involucrados no estuvieron ni seis meses en la cárcel y ahora están libres.

 “(El policía involucrado) sigue libre y a los fiscales sólo se los ha destituido, ni se los ha investigado ni se les ha dado una sanción.  Entonces el mensaje que se manda a los otros policías es también de impunidad”, aseguró e indicó que en los casos en los que los uniformados estén involucrados en narcotráfico, el Ministerio de Gobierno se debería constituir como parte de la querella o la denuncia.

De acuerdo con el presidente de la Comisión de Seguridad de la Cámara de Diputados, Freddy Velásquez, los uniformados deberían ser sometidos a evaluaciones psicológicas “muy fuertes y rigurosas”. El asambleísta propuso además el cambio a los miembros del Tribunal Disciplinario por personal externo. “Hay que evitar que ellos sean juez y parte”, dijo a ANF el diputado.

Robo de motos

Hace siete días, un hombre acusado de robar motos fue atado a un poste y confesó que recibe ordenes de dos policías para cometer atracos en una zona del municipio de Warnes de Santa Cruz.

El acusado reveló que los dos uniformados le pagan 500 bolivianos por cada moto que él roba en esa zona e incluso identificó los apellidos de los afectivos del Verde Olivo. Este hecho provocó la furia de los pobladores de Warnes, en especial de los mototaxistas, quien protagonizaron un bloqueo en la carretera Santa Cruz – Cochabamba.

Ante esta situación, horas después del hecho, el comandante departamental de la Policía de Santa Cruz, Erick Holguín, dijo que los dos uniformados acusados fueron cambiados y que ya se emitieron los memorandos de cambio de destino.

Según el comandante, “toda denuncia tiene que ser investigada”. “No es la excepción, puede ser verdad o mentira, pero será sometido (el hecho) a proceso investigativo”, indicó.

Asesinato a sangre fría

El anterior fin de semana, un policía asesinó con su arma de reglamento a un joven de 18 años, identificado como Mario Rodríguez C. en un local de la población de Vila Vila de Cochabamba. La víctima recibió tres impactos de bala.

Según testigos, antes del hecho, el uniformado y la víctima tuvieron una discusión. Un comunario contó que el policía se encontraba en estado de ebriedad.

La fiscal departamental de Cochabamba, Nuria Gonzales Romero, dijo que el caso está en investigación por el delito de homicidio y el presunto autor es el policía Arnaldo C. O. de 35 años.

De acuerdo con la fiscal del caso, Ruthiar Vásquez, el policía habría sacado su arma y forcejeó con uno de los jóvenes, a quien terminó disparándole. La víctima perdió la vida minutos después.

El uniformado fue atrapado y retenido por los comunarios, quienes intentaron hacer justicia por mano propia. Horas después, el acusado fue entregado a las autoridades. El policía ya fue enviado de forma preventiva y por seis meses a la cárcel de Sacaba.

El comandante departamental de la Policía de Cochabamba, Jorge René Ríos, dijo a los medios que el uniformado es sometido a un proceso disciplinario y que podría ser dado de baja de forma definitiva.

Muertos y heridos en Desaguadero

El viernes pasado, una balacera sorprendió en la localidad fronteriza de Desaguadero (La Paz). Este hecho dejó dos muertos, una civil y una policía. También se reportó un efectivo herido. Este operativo fue realizado por tres uniformados antidrogas y sospecha que se trataría de un volteo de tubos de mercurio que contrabandistas pretendían ingresar de forma ilegal desde Perú.

Al principio se presumía que se trataba de un operativo antidrogas, pero el director departamental de La Paz de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn), Jhonny Rivera, no confirmó el caso y dijo a Unitel que no emitiría criterios mientras no tenga información precisa.

El día del hecho se conoció que la policía muerta tenía el grado de sargento, no se encontraba con su uniforme reglamentario y estaba destinada la policía antidrogas en el departamento de Santa Cruz.

El uniformado herido aún lucha por su vida y está internado en terapia intensiva en un hospital de la ciudad de El Alto.

El jueves, el Inspector de la Policía, Ricardo Pérez, dijo que ya abrieron los procesos disciplinarios respectivos para investigar a los uniformados de la Felcn involucrados en la balacera que se registró en Desaguadero.

“Serán investigados todos los que estén relacionados con el hecho de manera directa o indirecta", aseguró el Inspector de la Policía, quien evitó dar más detalles del caso.

Volteo de droga en Sacaba

Hace dos días se conoció que la Dirección Departamental de Investigación Interna (Didipi) de Cochabamba recibió una denuncia contra cinco policías por voltear 100 ladrillos de cocaína luego de un operativo en Sacaba.

Los acusados formarían parte del Grupo de Inteligencia y Operaciones Especiales (GIOE), entidad dependiente de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn). Según información de Fides Cochabamba, el operativo ocurrió en mayo en una casa en Sacaba y en el mismo se encontraron 180 ladrillos de cocaína, pero sólo confiscaron 80.

Los efectivos -según la denuncia- habrían dejado 100 paquetes en lugar y que luego fueron recogidos en un vehículo oficial de la Policía. Un testigo -quien presentó la denuncia y ahora es víctima de amenazas- contó que el dueño de la mercadería ilícita se fue caminando del lugar.

Violación en Oruro

Un policía es acusado de violar a una joven de 26 años en Oruro. La víctima se encontraba descansando dentro un vehículo luego de consumir bebidas alcohólicas, hecho que fue aprovechado por el uniformado para cometer el ilícito, de acuerdo con el informe del caso.

El delito se cometió en la tranca de Vichuloma. La joven era amiga de otro policía, quien también es acusado por complicidad. Según el testimonio de la víctima, el uniformado que cometió el vejamen la invitó a descansar en su vehículo.

Casi al mediodía, la joven “se despierta porque estaba sufriendo un vejamen sexual”, explicó el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) de Oruro, Yerko Rejas.

Luego de recibir la denuncia, efectivos de la Felcv se trasladaron a la tranca y aprehendieron a los dos uniformados.

BD/AC



FIE-BANNER--BRUJULA-DIGITAL-1000X155-PX_1
FIE-BANNER--BRUJULA-DIGITAL-1000X155-PX_1


banner 300 x 300 No cuenta BD
banner 300 x 300 No cuenta BD
bk-cuadrado
bk-cuadrado