BRUJULA DIGITAL 728x90 est
Política | 11/06/2021

Rusia hace lobby al más alto nivel para hacer inversiones en gas y extracción de litio en Bolivia

Rusia hace lobby al más alto nivel para hacer inversiones en gas y extracción de litio en Bolivia

Brújula Digital 11/06/2021

En los últimos días la Federación de Rusia hizo evidente un despliegue diplomático inusual al más alto nivel para concretar inversiones en gas y extracción de litio en Bolivia, conoció Brújula Digital en fuentes oficiales.

El reciente “XXIV Foro Económico de San Petersburgo” que promovió entre el 2 y 5 de junio pasados, sirvió de escenario para renovar propuestas de “inversiones y proyectos” vinculados al gas con la multinacional petrolera Gazprom, y actualmente, puja por llegar a concretar, acuerdos para la extracción e industrialización de litio en los salares de Uyuni, Llipi y Coipasa, con apoyo de otra compañía mundial que posee, Rosatom.

El propio Presidente del Estado, Luis Arce Catacora, se hizo eco de los planes rusos la semana pasada cuando escribió en su cuenta de twitter que: “Nuestra @YPFB_corp acordó con la rusa GAZPROM, en el XXIV Foro Económico de San Petersburgo, avanzar en una hoja de ruta para desarrollar inversiones y proyectos de inversión en #Bolivia. También diseñaremos un convenio binacional para el desarrollo sectorial #VamosASalirAdelante”

Como existen negociaciones en curso y no solo anuncios de buen intención, el Ministro de Hidrocarburos, Franklin Molina, terminó también oficializando los planes que están en curso cuando informó, a través de una nota de prensa institucional que “sostuvo una reunión de trabajo con la máxima autoridad de Gazprom, Alexey Miller”, aprovechando el Foro económico al que asistió en representación del gobierno boliviano.

“Las partes dialogaron sobre asuntos relacionados a la implementación de actuales y futuras propuestas en nuestro país, así también, se  conversó acerca de la elaboración de proyectos de la industria del gas en Bolivia”, señaló entonces el reporte de prensa.

Gas en la mira

"Se negocia una posible inversión preliminar en exploración en Vitiacua. Hay nuevos actores, el ingreso de nuevas operadoras generará inversión y empleos en la industria petrolera en Bolivia", dijo el vicepresidente de Administración de Contratos de YPFB, Armin Dorgathen, citado en un comunicado oficial de la estatal petrolera.

Sin embargo la intención de Gazprom de aterrizar con inversiones y proyectos en Bolivia, no es nuevo. La compañía rusa ya oficializó en enero de 2019 su intención de invertir en Vitiacua.

Entonces dijo que tenía en carpeta una oferta de almenos 1.200 millones de dólares, para desarrollar el yacimiento, claro está, previendo una producción de unos 12 millones de metros cúbicos diarios, equivalentes a una cuarta parte de la producción total de gas del país.

Vitiacua, forma parte de la estructura del megacampo Sábalo, que incluye los proyectos Huacaya, Margarita y Boicobo Sur, productores de la mayor parte del gas que Bolivia exporta a la Argentina y Brasil.

Putin y el litio boliviano

La Federación de Rusia también desplegó lobby con apoyo del presidente, Vladimir Putin, que de forma personal se comunicó con su homólogo, Luis Arce, para echar a andar una estrategia para convencer al Gobierno de Bolivia de suscribir un contrato para la explotación de las reservas de litio del Salar de Uyuni.

La información fue oficializada públicamente por el embajador de Rusia en Bolivia, Mikhail Ledenev, durante un seminario internacional denominado “Extracción Directa de Litio (EDL)”, que promovió el Ministerio de Hidrocarburos y Energías, a fines de abril pasado.

El evento, organizado por el Ministerio de Hidrocarburos y Energías, sirvió de plataforma para que Ledenev; el embajador de China, Huang Yazhong; y la Encargada de Negocios de EE.UU., Charisse Phillips, hagan conocer personalmente cómo, bajo qué condiciones y qué tipo de tecnología tienen para desarrollar los yacimientos de litio y heredar a Bolivia un know how propio para que pueda aprovechar inteligentemente esos recursos naturales.

“Nuestros presidentes (Luis Arce y Vladimir Putin de Bolivia y Rusia, respectivamente) tuvieron dos conversaciones telefónicas muy fructíferas hace unos días y no es (ningún) secreto que trataron este tema (la explotación de los yacimientos de litio) porque es muy interesante”, afirmó el diplomático ruso.

Más elocuente aún, dijo que el tema de la explotación del Salar de Uyuni “transciende las fronteras de Bolivia y es un asunto de interés internacional”.

“Tienen una riqueza que involucra el interés del futuro, de ahí que Rusia manifiesta atención sobre el tema, pues creo que para Bolivia es importante que sepa decidir inteligentemente para explotar el litio”, apuntó.

Más elocuente aún, dijo que el tema de la explotación del Salar de Uyuni “transciende las fronteras de Bolivia y es un asunto de interés internacional”.

“Tienen una riqueza que involucra el interés del futuro, de ahí que Rusia manifiesta atención sobre el tema, pues creo que para Bolivia es importante que sepa decidir inteligentemente para explotar el litio”, apuntó.

Ledenev justificó la necesidad de que Rusia participe activamente de la explotación del litio, señalando que su país tiene vasta experiencia y cuenta con tecnología de última generación que se remonta a la década de los años 50.

En ese sentido, desató un discurso altamente persuasivo de la mano de la transnacional Rosatom, que no es otra cosa que la corporación nuclear estatal de la Federación Rusa. Reúne a más de 350 empresas nucleares y a las instituciones de investigación y desarrollo que operan en los sectores civil y de defensa.

Dijo que, para Rusia, el Salar de Uyuni ingresó en la memoria histórica de su país cuando el primer cosmonauta del mundo Yuri Alekséyevich Gagarin vio desde su cápsula, Vostok 1, mientras orbitaba la Tierra el 12 de abril de 1961, un extraño manto blanco que pensó era una enorme nube blanca que cubría un sector del planeta; sin embargo, se percató después que era el inmenso desierto del Salar de Uyuni.

Tiempo después, Gagarin visitó Latinoamérica y lo primero que hizo fue conocer el Salar de Uyuni, relató Ledenev para recalcar porque Rusia tiene interés estratégico de concretar una alianza con Bolivia para la explotación del litio.

Tras una introducción altamente persuasiva, recordó que Rosatom ya se halla en Bolivia y está emplazando los centros más adelantados de medicina nuclear que tendrá el país y también una estación dedicada, exclusivamente, a la energía atómica.

“Rosatom está terminando la primera fase del proyecto de alta tecnología en la ciudad de El Alto vinculado a la inocuidad de productos agroalimentarios con radiación nuclear; pero también para tratamientos médicos. Habrá, además, un centro de formación en tecnología nuclear que hará de Bolivia un referente en Latinoamérica”, dijo el embajador ruso.

BD/ EMV.





Arte Expresis BD