Política | 15/09/2020

Lanchipa dice que restos dentales y el cadáver no coincidirían con los de Clavijo

Lanchipa dice que restos dentales y el cadáver no coincidirían con los de Clavijo

Jorge Clavijo en el cartel. Foto: Página Siete

Brújula Digital |15|09|20|

El fiscal general Juan Lanchipa reveló este martes que los restos dentales y el mismo cadáver, enterrado en el Cementerio Celestial de La Paz, no coincidirían con los de Jorge Clavijo, un oficial de policía que en 2013 habría asesinado a su esposa, la periodista Hanalí Huaycho.

“Es imposible determinar de manera precisa la edad que coincida con el fallecido. No establece en ese informe la falta de varias piezas dentales que a esa edad es difícil que pueda no tener. El informe muestra que los restos aparentemente no corresponderían a la edad”, afirmó Lanchipa, cuando faltan diez días para la exhumación del cuerpo que supuestamente pertenecería al teniente de policía Jorge Clavijo.

Explicó que la ausencia de varias piezas dentales no coincide con la edad que tenía entonces el uniformado, 32 años, además, es imposible que ese examen pudiera haber determinado la data exacta de los restos, como lo hizo.

“El IDIF no cuenta con peritos en odontología, se ha solicitado a través del Colegio de Odontólogos apoyo en esa área; ¿cómo es posible que se llevara a delante un trabajo pericial con un profesional que no tenemos en la actualidad?”, cuestionó.

Lanchipa sostuvo que lo óptimo será realizar una prueba de ADN para confirmar o no que los restos enterrados corresponden a Clavijo. “Se tiene un informe dental del maxilar inferior, que da una edad a quien corresponde esa parte, 32 años, es imposible determinar de manera precisa que esa edad coincida con la víctima. Además, ese informe no establece la falta de varias piezas dentales, que a esa edad es difícil que pueda no tener. El informe muestra que los restos aparentemente no corresponden a la edad del cadáver que se ha examinado”, añadió.

Murillo pidió la exhumación

La semana anterior, el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, solicitó la exhumación del cadáver que supuestamente pertenece a Clavijo. “Nosotros tenemos serias dudas de que el señor Clavijo esté muerto, entonces acabamos de presentar (en la Fiscalía de La Paz) nuestro apersonamiento para pedir que de esta manera (...) se pueda exhumar el cuerpo”, dijo entonces.

Remarcó que es necesario hacer un examen a los restos de ese cuerpo. “Creemos que es importante tener claridad y ver si el señor Clavijo está muerto, está enterrado o está de parranda; es importante que todos sepamos eso porque (la muerte de la periodista) ha dolido mucho al pueblo de Bolivia”.

Luego del crimen, en 2013, el individuo desapareció hasta que en marzo del mismo año, la Policía encontró un cuerpo colgado de un árbol, en la población de La Asunta, La Paz. Después, en base a informes técnicos y científicos presentados por las autoridades de ese entonces, se estableció que en el 99,99% el cadáver encontrado en La Asunta corresponde a Clavijo y con ello se cerró el caso.

Clavijo era parte de la unidad de élite de la Policía (Utarc), que irrumpió en el hotel Las Américas de Santa Cruz, para dar muerte al húngaro-boliviano Eduardo Rózsa; al rumano Magyarosi Árpád y al irlandés Michael Dwyer, dentro del denominado caso terrorismo, caso que se extinguió este año.