Política | 02/12/2019

Después de tres años levantan arraigo a Doria Medina que asegura que fue por “venganza” del MAS

Después de tres años levantan arraigo a Doria Medina que asegura que fue por “venganza” del MAS

El empresario Samuel Doria Medina.

Brújula Digital|02|12|19|

Después de tres años, la justicia levantó el lunes el arraigo que pesaba sobre el empresario Samuel Doria Medina. El también líder político de Unidad Nacional (UD) denunció que estaba procesado por “venganza” del MAS de Evo Morales, que renunció por fraude electoral el 10 de noviembre.

“Después de prácticamente tres años se me levanta el arraigo en un juicio que no tiene ni pies ni cabeza y veo que es el efecto que la justicia ya no está presionada por el Gobierno y vemos con satisfacción que se van acabando las injusticias del MAS”, dijo Doria Medina.

El líder político es procesado por presunto daño económico al Estado, entre 1991 y 1992, cuando era ministro de Planeamiento. De acuerdo a los informes, Bolivia recibió financiamiento de EEUU para el proyecto Formación de Capitales en Áreas Secundarias (Focas) pero Doria Medina dispuso que ese dinero pase a la entidad privada llamada Fundación para la Producción (Funda-Pro).

“Me quitaron el arraigo que sufría por un juicio sin pies ni cabeza. Tomaron en cuenta que nunca había fallado a una sola audiencia y que nunca me habían dado un mandamiento de apremio por ninguna razón y que siempre había vuelto de mis viajes al extranjero, en los plazos acordados con la Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia. Si antes se había mantenido el arraigo pese a mis solicitudes de suspensión del mismo, fue solamente porque el gobierno del MAS quería sancionarme por pensar diferente y por oponerme a su autoritarismo, a la corrupción y a la reelección”, dijo Doria Medina luego de la audiencia.

En febrero de 2017, la justicia interpuso el arraigo contra Doria Medina como parte de las medidas tomadas en la investigación por el caso Focas. El empresario dijo que el arraigo le trajo una serie de "perjuicios" en su actividad laboral y personal. “En lo personal no he podido asistir al entierro de mi hermana que ha fallecido, por este injusto arraigo”, mencionó.

Recordó que se dictaron medidas sustitutivas en su contra, tales como la obligación de presentarse ante el Ministerio Público para firmar cada primera semana de cada mes, la prohibición de salir del país sin autorización del Tribunal Supremo de Justicia y pagar una fianza económica.