25/09/2019

Patria o fraude en el exterior

Falta muy poco para la realización de las elecciones nacionales. En efecto, el 20 de octubre se acerca y crecen cada vez más los rumores y trascendidos respecto a los tipos de fraude que podría cometer el Movimiento al Socialismo (MAS) con la complicidad de la nueva banda de los siete del Tribunal Supremo Electoral (TSE). Uno de los “tipos” de fraude que más réditos le daría al MAS tiene que ver con lo que se estaría planeando hacer en el exterior del país.
Lo primero que habría hecho el partido de gobierno, es identificar a los países estratégicos en dónde tiene mayor adhesión y posteriormente identificar a aquellos dónde existe un número importante de compatriotas bolivianos.

Recordemos que en febrero de este año ya resultaba sospechoso que el TSE haya elegido priorizar sólo cuatro países para el empadronamiento permanente. “Casualmente”, éstos países en 2014 obtuvieron una alta votación a favor del MAS.

España, con 19.392 votantes, Chile, con 7.266, Argentina, con 64.251 y Brasil, con 18.588. Es decir, el TSE tomó en cuenta únicamente dos criterios. En primer lugar, el número mayor de votantes en el exterior y, segundo, el mayor porcentaje de votos para el MAS en países del exterior.

¿Por qué Estados Unidos, que es el tercer país en el mundo que recibe más bolivianos, después de Argentina (52,98%) y España (18,53%) y antes que Chile (4,76%) e Italia (1,94%), no se encontraba en la lista de países que tendría la posibilidad de empadronamiento permanente? La respuesta es obvia, los masistas percibían y aún perciben que en el país del norte existen muchos ciudadanos bolivianos opositores al régimen de Morales.

Una vez identificados estos países con gran cantidad de simpatizantes y militantes masistas, como en el caso de Argentina, el partido de Gobierno se dedicó a realizar algo ilegal y antiético. Hizo y aún hace campaña política a favor de Morales y García Linera en los mismos consulados. Recientemente salió un video en las redes en dónde el cónsul de Bolivia en Mendoza llamaba de manera descarada a votar a favor del binomio ilegal.

Otro elemento estratégico en relación a lo que pretende hacer el MAS para asegurar el fraude electoral en el exterior es identificar los centros de votación en éstos países donde existe la mayor cantidad de bolivianos. Saben que hay muchos centros en dónde la oposición no tendrá la capacidad de llegar para asegurar personas que puedan ejercer el control electoral.

Saben, además, que pueden fraguar las actas. No importa que en esos lugares gane la oposición, todo se arregla en las actas ya que la norma establece que los resultados de las mesas de sufragio consignados en las actas de escrutinio y cómputo son definitivos e irrevisables. Por lo tanto, si aseguran este ejercicio tramposo en varios lugares de diferentes países dónde la oposición no podrá acceder por falta de recursos y de gente, el fraude en el exterior del país estará asegurado e incluso podrá llegar entre suma y suma a un 5%.

Es decir, si el MAS tiene como resultado final en Bolivia un 35%, con el fraude del exterior asegurará un 40%. Y si la diferencia entre el primero y el segundo es de más de 10 puntos, Evo y Álvaro lograrían un triunfo en primera vuelta, es decir cumplirían con su objetivo fundamental en estas elecciones de no llegar a segunda vuelta.

No es casualidad que en varios lugares, como Teherán, capital de Irán, Río de Janeiro (Brasil) o Buenos Aires (Argentina), ya se ha identificado en el padrón una manipulación de datos que seguramente tiene el objetivo de cumplir la premisa que se encuentra en las mentes masistas: “Patria o fraude en el exterior”. 

Jorge Dulon F. es administrador público y cientista político.