Cultura | 16/03/2020

Parásitos excede las expectativas

Parásitos excede las expectativas

Brújula Digital |16|3|20|

Luis Antonio Serrano

Fui a verla con la curiosidad de saber por qué Parásitos se había llevado, entre otros, dos galardones tan codiciados como la Palma de Oro de Cannes y los de Hollywood a la mejor película del año y a la mejor en idioma que no sea inglés.

La película, en términos generales, es muy buena. Vamos, tiene un guión que renueva a cada instante el interés por el devenir de los hechos, punto muy alto. Las actuaciones son de en un nivel óptimo, pero en ninguno de los casos hay una demanda extraordinaria para la interpretación de cualquiera de los roles, lo que allana el trabajo de actores y actrices.

El argumento de la película, la idea que se trabaja en el guión, es muy atractivo, no del todo novedoso, pero poco frecuente, sí. Recurre a algunos lugares comunes, por ejemplo que la esposa del hombre adinerado tenga muy pocas luces propias, esté mal informada y sea tan machista, a medida de lo que le exige el marido. También, para que la historia funcionara mejor, tuvo que forzar varios acontecimientos (alerta, se dan datos de la película), como el de la lluvia y el campamento. Y es importante que los personajes sean de una psicología simplona y muy predecibles. Todo ello sucede en Parásitos, consiguiendo el efecto deseado, es una historia que discurre de manera verosímil y que mantiene al espectador entretenido todos los minutos de la función.

Desde mi óptica de cinéfilo empedernido, los méritos de este filme para obtener esos y otros galardones son dos: uno, es una película comercial ingeniosa que cumple la condición básica de un filme de estas características. En ese sentido, atrapa la atención del público, que asiste a verla con un producto impecable en lo técnico como exigente en lo artístico; dos, lo más trascendente a mi gusto es que es una película que pone sobre la mesa temas interesantes de debatir, como el clasismo y la pobreza. También el hecho de que las normas morales no están escritas en piedra. Por otro lado, nos guste o no, existe una cultura occidental dominante, imaginada, trabajada y puesta en marcha para imponer uno o varios comunes denominadores a la vida cotidiana de los habitantes de este noble planeta. De hecho, Parásitos, de principio a fin, abunda en ejemplos sobre esto último.

Parásitos es un muy buen filme, digno de disfrutar cada uno de sus 132 minutos y de los que no visitan nuestras salas con frecuencia. Tiene tanto de drama y de suspenso como de comedia. Sigue en cartelera, seguramente por pocos días más. Véanla con el único cuidado de guardar distancia prudente de los demás espectadores, lo digo por los virus y parásitos con los que nos toca convivir.

Ficha técnica:

Corea del Sur, 2019

Dirección: Bong Joon-ho
Producción: Bong Joon-ho y Kwak Sin-ae
Guion: Bong Joon-ho
Música: Jeong Jae-il
Fotografía: Hong Kyung-pyo4​
Montaje: Yang Jin-mo
Protagonistas: Song Kang-ho, Lee Sun-kyun, Cho Yeo-jeong, Choi Woo-shik, Park So-dam, Jung Ji-so