Sociedad | 11/07/2020

Cochabamba aplica desde este lunes la “cuarentena mixta”

Cochabamba aplica desde este lunes la “cuarentena mixta”

Cochabamba en cuarentena dinámica. Foto: Opinión

Brújula Digital |11|07|20

Desde este lunes regirá la cuarentena “mixta” en la ciudad de Cochabamba, según determinación del Gobierno Municipal de esa urbe. En este caso, de lunes a jueves se aplicará la “cuarentena dinámica”, mientras que de viernes a domingo estará vigente la “cuarentena rígida”, como medidas preventivas para evitar el contagio del coronavirus (COVID.19).

El séptimo Consejo Metropolitano determinó este fin de semana retornar a la cuarentena dinámica, aunque los municipios deben emitir las disposiciones finales sobre las restricciones para evitar la propagación del coronavirus.

La gobernadora de Cochabamba, Esther Soria, informó que como departamento consideran que se han cumplido “muchos de los objetivos” con la cuarentena estricta, por lo que se dará paso a la cuarentena dinámica.

En ese sentido, el municipio de la ciudad de Cochabamba decidió flexibilizar las restricciones entre el lunes y jueves, según informó la secretaria de Asuntos Jurídicos de la alcaldía cochabambina, Rocío Peñaranda, en una conferencia de prensa. La autoridad explicó que las personas y los vehículos podrán circular según el último número de su cédula de identidad o placa, respectivamente.

Con esa determinación, los lunes y miércoles podrán salir a la calle las personas cuyo carnet de identidad tenga terminación de número par, mientras que los martes y jueves podrán salir las personas que tienen el documento con la terminación en número impar. El horario establecido es de 06.00 a 15.00.

Para los viernes, sábados y domingos queda prohibida la circulación de peatones y de vehículos, según la determinación dictada por la Alcaldía de la ciudad de Cochabamba.

La aplicación de esta medida se da cuando el departamento cochabambino registró hasta el viernes confirmó 4.915 personas infectadas con el mal, de las 45.565 en todo el país. Además, la ciudad de Cochabamba atravesó en las dos últimas semanas un colapso en su sistema funerario, por lo que algunas 40 familias se vieron obligadas a convivir con cadáveres por hasta nueve días, a la espera de su turno para el servicio del horno crematorio.

BD/JJC