Política | 08/11/2019

Vocales del TSE, vía comunicado, dicen que Ethical Hacking se contradice son su versión original

Vocales del TSE, vía comunicado, dicen que Ethical Hacking se contradice son su versión original

Los vocales electorales del TSE. Foto: TSE

Brújula Digital|08|11|19|

Los vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE), a quienes de manera generalizada piden su renuncia por orquestar un presunto fraude, publicaron el viernes un comunicado para decir que el informe que la empresa Ethical Hacking les presentó, el 30 de octubre de 2019, “contradice la información que brindó a los medios de comunicación anoche”, jueves, en la que se establece “vicios de nulidad” en el proceso electoral.

“Se violó la integridad de la base de datos, del sofware de las elecciones, los procedimientos, se dieron inconsistencias, más allá de lo que pudo pasar, del cambio de actas que se han reportado estos días, nuestra función como empresa de seguridad de auditores es decir todo lo que se encontró, y mucho de lo que se encontró sustenta que el proceso electoral está viciado de nulidad”, afirmó el gerente de Ethical Hacking, Álvaro Andrade, en una entrevista realizada la noche del jueves en el programa Jaque Mate, en el Canal Universitario.

Los vocales electorales, quienes al publicar el comunicado en el portal del TSE evitaron comparecer ante los periodistas, señalan que no hubo alteración de información en el sistema. “Ejecutado el protocolo de revisión y validación de integridad junto con el desarrollador de Neotec, la presencia de DNTIC y nosotros, se verificó que no existió ningún tipo de alteración de datos, ni de ataque cibernético, se verificó que el problema fue causado por falta de comunicación por parte de la empresa Neotec, al saltarse el protocolo de comunicación para cambios en la infraestructura”, dice el documento.

Entre otras falencias, según Andrade, se identificó que un servidor, que no fue reportado para el control de Ethical Hacking, operó sin permisos. Además, los códigos fuentes que habían sido comprados por el TSE no estaban en su poder, sino en manos de Neotec, la empresa responsable del TREP.

El comunicado de los vocales, que no dieron la cara ante múltiples denuncias de presunto fraude electoral, señala que “se encuentra a la espera de los resultados de la auditoría que está realizando el equipo técnico de la Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) a las Elecciones Generales del 20 de octubre de 2019, y que realizará un análisis que comprenda una auditoría al cómputo oficial de votos, así como la verificación de actas, aspectos estadísticos, verificación del proceso y cadena de custodia, donde se determinará si se respetaron las preferencias electorales en conformidad con la normativa electoral boliviana”.

El comunicado del TSE

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) comunica a la opinión pública que el informe que la empresa Ethical Hacking entregó al TSE el 28 de octubre de 2019 contradice la información que brindó a los medios de comunicación la noche de este jueves 7 de noviembre de 2019.

En el informe que remitió Ethical Kacking a la Sala Plena del TSE se manifiesta lo siguiente:

“Ejecutado el protocolo de revisión y validación de integridad junto con el desarrollador de Neotec, la presencia de DNTIC y nosotros, se verificó que no existió ningún tipo de alteración de datos, ni de ataque cibernético, se verificó que el problema fue causado por falta de comunicación por parte de la empresa Neotec, al saltarse el protocolo de comunicación para cambios en la infraestructura.

Una vez terminado este protocolo y de después de exhaustivas revisiones y validaciones se comunicó a sala plena que no existió ningún hackeo o alteración a la base de datos para que procedan a poner en línea el TREP nuevamente” (Informe presentado al TSE, el 28 de octubre de 2019).

Al momento, el TSE se encuentra a la espera de los resultados de la auditoría que está realizando el equipo técnico de la Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) a las Elecciones Generales del 20 de octubre de 2019, y que realizará un análisis que comprenda una auditoría al cómputo oficial de votos, así como la verificación de actas, aspectos estadísticos, verificación del proceso y cadena de custodia, donde se determinará si se respetaron las preferencias electorales en conformidad con la normativa electoral boliviana.