Política | 09/08/2020

Se instala el diálogo convocado por el Gobierno, no asisten la COB, el Legislativo ni los principales candidatos

Se instala el diálogo convocado por el Gobierno, no asisten la COB, el Legislativo ni los principales candidatos

Brújula digital |9|8|20|

Este domingo se instaló en palacio de gobierno el diálogo nacional convocado por la presidenta Jeanine Añez, pero a él no asisten ni los principales candidatos presidenciales ni representantes de la COB ni del Legislativo. Un representante del sector de transporte pesado es el único del mundo laboral que aceptó la cita, pero no está involucrado en las movilizaciones actuales.

Además de la Presidenta, asisten el presidente del TSE, Salvador Romero, el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, de Defensa, Fernando López, y delegados de los partidos Juntos, Pan-Bol, ADN y FPV. También están delegados de la Iglesia, Unión Europea y Naciones Unidas como observadores.

No están presentes los candidatos Carlos Mesa, de Comunidad Ciudadana, Jorge Quiroga, de Libre 21, Luis Fernando Camacho, de Creemos, y Luis Arce, del MAS.

El encuentro se registra luego que la dirigencia de la Central Obrera Boliviana (COB) abandonó el diálogo, el domingo en la madrugada, que se inició el sábado y fue promovido por el Legislativo con el objetivo de que se ratifique con una ley la fecha del 8 de octubre como definitiva para los comicios, a cambio de que se suspendan los bloqueos de grupos de poder afines al MAS, que mantienen al país paralizado.

El TSE definió que la fecha de los comicios debe ser el 18 de octubre y no el 6 de septiembre, como estaba definido con anterioridad.

El sábado, la presidenta Añez convocó a un diálogo para este domingo con la intención de confirmar la fecha de las elecciones generales y suspender los bloqueos de caminos en distintos puntos del país, pero tuvo escaso eco.

Se esperaba que el diálogo que organizó el Legislado iba a ser más exitoso, pero tampoco lo fue, debido a las posiciones extremas de Juan Carlos Huarachi, representante de la COB. Los bloqueos de los grupos afines al MAS están ocasionando una seria falta de oxígeno para los hospitales y otros implementos médicos, justo en la peor fase de la crisis sanitaria que se vive por la pandemia.