Política | 03/08/2020

Empresarios privados piden al gobierno y a los partidos la convocatoria a un “gran diálogo nacional”

Empresarios privados piden al gobierno y a los partidos la convocatoria a un “gran diálogo nacional”

Brújula Digital |3|8|20|

La Confederación de Empresario Privados de Bolivia (CEPB) demandaron al gobierno y a los actores políticos a convocar a un “gran diálogo nacional” que ayude a adoptar medidas necesarias en los campos social y económico para enfrentar los problemas que acechan al país. Los empresarios criticaron por igual al gobierno y al Legislativo por no coordinar sus acciones.

“Ante la gravedad de la crisis y la evidencia de que no hemos podido encontrar caminos de solución ni de mitigación a los daños actuales y futuros que enfrenta el país, los empresarios bolivianos demandamos a los actores políticos y al Gobierno, a que convoquen a la brevedad a un gran diálogo nacional que permita la adopción de las medidas que los bolivianos urgentemente requerimos”, dice un comunicado de la institución.

Los empresarios agregan que “no podemos seguir en la lógica irracional del enfrentamiento que solo genera incertidumbre”.

El documento agrega que “en medio de la calamidad en la salud y el desastre económico ocasionado por esta pandemia, los Órganos Ejecutivo y Legislativo, responsables de tomar las decisiones que ayuden a enfrentarlos, han roto toda comunicación y coordinación y se hallan atrincherados en posiciones dogmáticas, bloqueando las soluciones y descalificando las iniciativas mutuas”.

Según el sector empresarial, tanto el gobierno como el Legislativo “(aportan) al agravamiento y prolongación de la crisis y ponen en riesgo las pocas posibilidades que tenemos para enfrentar esta situación, haciendo cuesta arriba este lento proceso de recuperación”.

En ese sentido, la CEPB exige al gobierno, al Legislativo a trabajar en favor de la economía y de la generación de acuerdos que ayude a superar la crisis y convoca a líderes políticos y representantes de movimientos sociales a evitar la confrontación.

Primero pidió al Legislativo que apruebe los créditos internacionales. El Órgano Legislativo, dice el documento, debe proceder “a la aprobación de los contratos de préstamo de dinero con diferentes órganos internacionales, gestionados por el gobierno, para enfrentar los efectos de la pandemia y, por otro que, anteponga el diálogo y la coordinación sensata con el Ejecutivo en el tratamiento y aprobación de las normas”.

Al Ejecutivo le pidió que formule medidas sustantivas que impacten en la reactivación del sector productivo, la garantía de acceso a la salud y educación para todos. El Ejecutivo debe “asumir asuma plenamente” sus responsabilidades, “formulando medidas sustantivas que impacten de manera decidida en la reactivación del sector productivo, la garantía de acceso pleno a la salud y la educación para todos y la protección de las fuentes de trabajo”.

Por otra parte, se dirigió a los candidatos de todos los partidos y demandó a que cesen los “enfrentamientos mezquinos” y que demuestren “la honestidad de su compromiso con Bolivia, en la comprensión de que hoy nuestro país requiere de grandeza, responsabilidad y unidad para salir de esta crisis, en lugar de tensionar permanentemente por cálculos electorales”. 

Asimismo exigió a que los movimientos sociales que amenazan con movilizaciones y convulsión en el país exigiendo que las elecciones se lleven a cabo el 6 de septiembre y no así el 18 de octubre, retornen “por los senderos de la racionalidad y depongan sus actitudes violentas, a fin de privilegiar, por encima de todo, la vida y salud de los bolivianos” y contribuyan “a la solución de los problemas inmediatos que tienen relación con la salud, el empleo y la economía, ratificando que el único camino es el diálogo y el consenso”.

BD/ML