21/10/2019
Tinku Verbal

Segunda vuelta: Mesa parte con más posibilidades

Andrés Gómez V.
Andrés Gómez V.
Evo Morales no está totalmente derrotado, pese a que cayó 20 puntos respecto a las elecciones nacionales de 2014. Tiene aún el respaldo de su voto duro: más del 40% de los votos válidos, más de un tercio del electorado. Sin embargo, en la segunda vuelta, partirá con desventaja frente al candidato de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa.
En los balotajes, generalmente, los segundos resultan ser primeros porque aglutinan a casi todas las fuerzas sociales que votaron contra el primero a través de los candidatos que quedaron en el segundo lugar, tercero o cuarto. 

En ese sentido, Mesa tiene más probabilidades de aglutinar a los ciudadanos descontentos con el gobernante al Movimiento al Socialismo (MAS) porque si ya le dijeron no a Morales en la primera vuelta, estarán predispuestos a rechazarlo también en segunda vuelta dando su voto a su principal contendor.

El candidato masista tiene la difícil tarea de seducir a los electores que no votaron hoy por él debido a que éstos se alejaron, hace tiempo, por diferentes razones, entre ellas: su actitud antidemocrática de desconocer los resultados del referendo del 21 de octubre, la violación del artículo 168 de la Constitución Política del Estado y otras prácticas que desconocen los valores morales y democráticos cultivados por la mayoría de la sociedad boliviana.

Apenas el país conoció los datos extraoficiales, el candidato presidencial de Bolivia dice No, Óscar Ortiz, que quedó en cuarto lugar, adelantó su respaldo a Carlos Mesa. Sin embargo, los electores no siempre van en la línea del candidato por el que votaron.

El candidato del Partido Demócrata Cristiano (PDC), Chi Hyun Chung, que fue la sorpresa en las elecciones de hoy al ocupar el tercer lugar, también insinuó su decisión de respaldar a Mesa en la segunda vuelta.

Sin embargo, el electorado de Chi Hyun tiene el perfil de haber buscado un candidato nuevo, sin pasado político, lo que significa que no se siente representado ni por Carlos Mesa ni por Evo Morales. Este sector será el más difícil de persuadir para votar por alguno de los dos candidatos.

Dados los resultados de este domingo, los bolivianos irán por primera vez en su historia a una segunda vuelta electoral, y también por primera vez en 13 años y ocho meses que Morales está en serio de perder el poder.

A partir de mañana, los equipos de campaña de ambos partidos diseñarán sus estrategias para observar en qué sectores sociales o regiones pueden lograr votos en favor de sus candidatos.

Es casi seguro que el MAS insistirá en el discurso de la estabilidad económica y la certidumbre en el futuro. Hasta el momento, no le funcionó la guerra sucia y le sirvió muy poco la asociación del candidato de CC con el pasado neoliberal.

En tanto, Comunidad Ciudadana está obligada a demostrar en su retórica de campaña que Carlos Mesa, en caso de ser gobierno, no pondrá en riesgo la estabilidad económica.

En resumen, el postulante de CC es el ganador de las elecciones de hoy por haber logrado la segunda vuelta frente a un candidato “poderoso” como Morales, que pese a haber logrado el primer lugar en la votación no se siente ganador.

El gran perdedor es Ortiz que partió tercero, azuzado por gente del MAS, y terminó siendo rebasado por el sorprendente Chi Hyun, que en un mes llevó al PDC al tercer lugar en los resultados generales.

Andrés Gómez es periodista.