07/10/2019
Tinku Verbal

Futuro seguro: dictadura populista

Andrés Gómez V.
Andrés Gómez V.
Conté 31 “elefantes blancos” entre las obras del Gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS): desde la Planta Procesadora de Frutas de Miguillas, pasando por el Museo de Orinoca, hasta la Fábrica de Azúcar de San Buenaventura. El número sube a 37 con los seis escenarios deportivos que quedaron abandonados en Cochabamba después de los Juegos Suramericanos. El despilfarro suma 20.331.961.676 bolivianos. En dólares: 2.904.565.953.
Los 3.000 millones de dólares tirados al agua grafican la dilapidación del futuro de los bolivianos por parte del MAS que, paradójicamente, articuló un eslogan oxímoron porque intenta resucitar lo que mató: futuro seguro.

El 29 de agosto del año pasado, la canadiense Sproule International Limited informó que Bolivia tenía 10,7 trillones de pies cúbicos (TCF) de reservas probadas, 1,8 TCF de reservas probables y 2,2 TCF de reservas posibles al 31 de diciembre de 2018.

Cinco años antes, otra empresa canadiense, GLJ Petroleum Consultants, dijo que al 31 de diciembre de 2013 las reservas probadas de gas alcanzaban casi esos mismos 10,45 TCF (El Día, 30 de julio de 2018). 

A partir de estos datos, Edmundo Pérez Peralta, ingeniero geólogo petrolero y exgerente de Exploración y Explotación de YPFB (Yacimiento Petrolíferos Fiscales Bolivianos) en el primer periodo de gobierno de Evo Morales, afirmó el año pasado que las reservas de gas natural apenas alcanzan a 4,3 trillones de pies cúbicos (TCF).

Como no hay transparencia en la administración de YPFB, no hay futuro seguro, más si consideramos que Argentina y Brasil necesitan menos gas boliviano; y si ambos países necesitaran más, tampoco hay futuro seguro porque no hay producto para vender. Recuerda que el Estado Plurinacional ya fue multado por no cumplir los cupos de venta de gas. 

El eslogan del MAS forma parte del diccionario de la “neolengua” socialista, descrita por George Orwell en su libro 1984, como el “doblepensar” y cuyo propósito no reside sólo en disponer de un elemento que exprese la cosmovisión y hábitos mentales usuales en los devotos del MAS, “sino cerrar el camino a cualquier otra forma articulada de pensamiento con la intención deliberada” de evitar todo análisis herético o palabras que describan la realidad, pues, “el pensamiento es dependiente de las palabras”.

La Fundación Amigos de la Naturaleza (FAN) informó que más de 5,3 millones de hectáreas fueron quemadas en el territorio boliviano hasta el pasado 25 de septiembre. Áreas de bosque: Más de dos millones de hectáreas (38%). Áreas no boscosas (pastizales, cerrado y otros): Más de 3,3 millones de hectáreas (62%).

Los datos señalados demuestran que una buena parte del futuro de Bolivia fue quemada porque las consecuencias medioambientales tienden a ser superiores a los beneficios económicos calculados por el Gobierno sobre la base de la ampliación de la frontera agrícola.

La información establece que no existe futuro seguro con el MAS. Su eslogan sólo sintoniza el “vivir bien” de la élite del partido que goza de autos cero kilómetros, de algunos de sus seguidores fanatizados que en cada bolsillo tienen ahora mismo 4.000 dólares, o de grupos que viven de la prebenda y el clientelismo y disfrutan cada día de comida gourmet.

Si aún crees que el MAS representa el futuro seguro, te hago algunas preguntas: ¿Crees que habrá justicia si sigue el MAS en el Gobierno? ¿Crees que tendrás a tu servicio medios independientes y periodistas libres? ¿Crees que el país superará la economía extractivista? ¿Crees que serán liberados los bolivianos inocentes que están en la cárcel? ¿Crees que el presidente candidato no mentirá más? ¿Crees que si Morales y García se quedan en el Palacio con tu voto por un periodo más dejarán el poder el 22 de enero de 2025? ¿Crees que si el MAS permanece en el gobierno no habrá crisis económica? ¿Crees que no habrá más despilfarro? ¿Crees que mejorará la educación? (Te sugiero hacer otras preguntas a tus amigos).

Si la mayoría de tus respuestas fueron no, está en tus manos salvar la democracia y evitar el futuro seguro: dictadura populista.

Dictadura porque todos los poderes están controlados por un gobernante. ¿Hay algún poder independiente? Ninguno

Populista porque ese dictador se disfraza de demócrata, consulta en las urnas a la sociedad para luego burlarse de la decisión de ella. Populista porque cree que encarna al propio pueblo y representa los intereses de todos los grupos y clases sociales que lo integran; por tanto, ya no necesita el sistema democrático representativo, sino una dictadura populista, futuro seguro.

Andrés Gómez Vela es periodista.