29/01/2021
Articulista Invitado

El virus de la desigualdad ataca con mayor fuerza a América Latina

Danilo Díazgranados
Danilo Díazgranados

¿Sigue siendo América Latina la región más desigual del mundo? La respuesta a esta pregunta la tiene el Comité de Oxford de Ayuda contra el Hambre (Oxfam, por sus siglas en inglés) y es afirmativa. Asevera que Latinoamérica continúa siendo la región más desigual del planeta. Basa esta afirmación en las cifras que indican que los 69 multimillonarios de la región han incrementado sus fortunas en 104.100 millones de dólares desde el mes de marzo de 2020.

Según las declaraciones del director regional para Oxfam en América Latina y el Caribe, Asier Hernando, con las ganancias obtenidas por las “69 personas más ricas de la región, se podrían financiar 50% del presupuesto en salud de los países”. Según la organización, con este dinero también sería posible entregar un cheque de 4 mil dólares a cada una de las 25 millones de personas que en el continente entraron en las estadísticas de pobrezadebido a la pandemia.

En el informe “El virus de la desigualdad”, presentado en Londres, se señala que las mil personas más ricas del planeta solo requirieron de nueve meses para recuperarse del impacto que en sus finanzas causó la pandemia, mientras que la población más pobre del mundo necesitaría más de una década para ello.

El 87% de los participantes en el estudio (295 economistas de 79 países) opina que, como consecuencia de la pandemia, habrá un incremento en la desigualdad de los ingresos en sus respectivas geografías. Muchas de las personas que durante los últimos 15 años habían conseguido, mediante mucho esfuerzo, llegar a ser clase media retornaron a la pobreza.

En otras partes del informe se destaca que la recesión ha culminado para los más ricos y el actual sistema económico les permite, mientras miles de millones enfrentan problemas insuperables para satisfacer sus necesidades básicas, seguir amasando fortunas en medio de la peor recesión mundial de la cual se tenga conocimiento desde la Gran Recesión.

Al referirse a América Latina y el Caribe, el documento resalta que debido a la crisis sanitaria es probable que a esta zona le tome 14 veces más del tiempo que le ha tomado a los más ricos reducir los niveles de pobreza hasta el índice previo a la pandemia. “La región sigue ratificándose como la más desigual del mundo”.

Construir una economía más humana y más justa, a través de la implementación de sistemas de seguridad social, así como promover una economía más verde para evitar una mayor degradación del planeta y reservarlo para futuras generaciones, son parte de algunas de las sugerencias expresadas por la Oxfam para revertir en el menor tiempo posible tal situación. Asimismo, recomienda la aplicación de un impuesto temporal sobre los beneficios “excesivos” obtenidos por las 32 empresas multinacionales que mayor riqueza han acumulado desde que se inició la pandemia. Sin embargo, aún está por verse tales recomendaciones serán tomadas en cuenta.

Danilo Díazgranados es especialista en temas económicos, financieros y de emprendimiento.



Post IG BD