Mundo | 06/01/2021

Crisis en EEUU, evacúan al vicepresidente Pence debido a que los manifestantes atacan al Capitolio

Crisis en EEUU, evacúan al vicepresidente Pence debido a que los manifestantes atacan al Capitolio

Brújula Digital |06|01|21|

El vicepresidente de EEUU Mike Pence fue evacuado del Capitolio (sede del Parlamento) de Estados Unidos, donde estuvo allí para la sesión conjunta del Congreso que debía tratar el recuento de los votos del Colegio Electoral. Cientos de manifestantes de extrema derecha tomaron las gradas del edificio y lograron repeler a los policías.

Las sesiones de las cámaras Baja y Alta fueron suspendidas y se extremaron las medidas de seguridad. Algunos manifestantes ingresaron al Capitolio, pero no a los salones donde están los senadores y diputados, informaron medios estadounidenses.

Diversos analistas señalan que se trata de un intento de golpe de Estado ya que los manifestantes impiden que se certifique la victoria del presidente electo, Joe Biden, del Partido Demócrata.

El presidente saliente, Donald Trump, del Partido Republicano, está alentando desde hace semanas la idea de no dejar el poder y afirma, sin bases, que perdió debido a un “fraude masivo”.

Poco después de las 13.00 los manifestantes pro-Trump empujaron las barreras colocadas a lo largo del perímetro del edificio del Capitolio, se enfrentaron con los policías y algunos llamaron a los agentes “traidores’ por hacer su trabajo.

Se podía ver a los manifestantes empujando las cercas de metal, mientras policías se inclinaban por encima para golpear a las personas que intentaban cruzar sus líneas. Al interior del edificio sesionaban los legisladores norteamericanos.

Se escucharon explosiones cerca de los escalones del Capitolio mientras se apreciaba que había humo emitido por las granadas lacrimógenas. En algunos casos, se podía ver a los agentes usando gas pimienta.

Antes de esas protestas, el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, del Partido Republicano, en sus palabras de apertura durante el debate del Senado sobre los resultados electorales de Arizona, dijo que su voto de hoy sería “el más importante que haya emitido”.

McConnell, un aliado de Trump, desestimó las acusaciones de fraude realizadas por el Presidente: “Todas las elecciones que conocemos presentan alguna ilegalidad e irregularidad y, por supuesto, eso es inaceptable. Apoyo fuertes reformas electorales impulsadas por el Estado. Los extraños procedimientos pandémicos del año pasado no deben convertirse en la nueva norma. Pero colegas, nada ante nosotros prueba la ilegalidad ni siquiera cerca de masiva escala. La duda pública por sí sola no puede justificar una ruptura radical de la democracia cuando la duda misma fue incitada sin ninguna evidencia”.

El líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, dijo que los legisladores y manifestantes que se oponen a los votos del Colegio Electoral están “en minoría” y “perderán”.

“El pueblo estadounidense eligió a Joe Biden y Kamala Harris para ser el próximo presidente y vicepresidenta de Estados Unidos. Y, sin embargo, varios de nuestros colegas han organizado un esfuerzo para socavar y objetar esas elecciones libres y justas. Están en minoría. Van a perder. Ellos lo saben”, dijo.