Economía | 03/08/2019

Petrobras oficializa que reducirá compra de gas boliviano y ya negocia un “nuevo contrato”

Petrobras oficializa que reducirá compra de gas boliviano y ya negocia un “nuevo contrato”

El gasoducto a Brasil. Foto: El Deber

Brújula Digital|03|08|19|

La brasileña Petrobras oficializó el viernes que reducirá la compra de gas natural boliviano y ya negocia un “nuevo contrato” con el gobierno nacional pese a que considera que el combustible todavía es “imprescindible” para el mercado de Brasil.

“Vamos a reducir las compras en Bolivia, pero no podemos prescindir de ese combustible”, confirmó el presidente de la estatal Petrobras, Roberto Castello Branco. Sin embargo, dijo, “aún es prematuro decir que podemos prescindir del gas boliviano, incluso porque tenemos producción propia en Bolivia”.

Bolivia suscribió un contrato  tipo Gas Supply Agreement con Brasil en 1996, que vence este año. En el documento se establece un volumen mínimo de compra de 24 MMmcd de gas y un máximo de 30,08 MMmcd.  Precisa que si se incluye el gas combustible de 1,5 MMmcd, se debe enviar 31,5 MMmcd, indica el contrato.

Castello dijo el viernes que Petrobras está negociando con su par, la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB). “Estamos negociando un nuevo contrato con Bolivia para reducir las importaciones”, confirmó en conferencia de prensa en Río de Janeiro.

En junio, el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, sostuvo que se espera renovar el contrato hasta el 2036. “El contrato con Petrobras no va a terminar en 2019, terminará en 2028 con una renovación hasta 2036, porque ese es el contrato que tiene Petrobras en el ducto”, dijo entonces.

Durante 20 años, Bolivia exportó gas natural al máximo de la capacidad de los megacampos que ahora se agotan o muestran baja producción. Un claro ejemplo fue el incumplimiento de YPFB con el mercado de Brasil, que en 2018 multó con 130 millones de dólares a la estatal. A todo ello se suma que en la última década no se inauguraron nuevos campos.

Petrobras vende su participación

Castello explicó el viernes que, como parte del acuerdo que suscribió con el Consejo Administrativo de Defensa Económica (CADE, órgano antimonopolio de Brasil) para reducir a la mitad su participación en el sector de gas en el país, Petrobras se comprometió a vender su participación en el gasoducto Bolivia-Brasil y a reducir sus importaciones para que otras empresas puedan usar el ducto entre las dos naciones.

“Nuestro acuerdo con el CADE nos obliga a abrir espacio para que otras empresas importen de Bolivia”, afirmó Castello. Aseguró que en el segundo trimestre de este año, la empresa importó menos gas natural boliviano debido a que, por sus menores precios en el mercado, era más rentable importar GNL (Gas Natural Licuado) para abastecer a sus clientes en el mercado interno.

La directora de Refino y Gas de Petrobras, Anelise Lara, agregó en la misma conferencia que, por ser un combustible tan difícil de almacenar, Petrobras necesita mantener todas las alternativas disponibles para abastecerse de gas, incluso el gasoducto Bolivia-Brasil, y usar la que sea más conveniente por sus precios.

“Lo importante es que podamos tener todas las alternativas disponibles, tanto la producción nacional de gas, la producción boliviana, como las importaciones de GNL, para que optemos por una o por otra”, indicó.

Lara apuntó que desde hace ya varios meses la alternativa más rentable para Brasil es la importación de GNL, porque su precio es menor al gas boliviano.

Al conocer el acuerdo de Petrobras con el CADE, YPFB anunció en julio que está interesada en adquirir la participación del 51% que la petrolera de Brasil posee del gasoducto binacional, para negociar sin intermediarios sus ventas en el país vecino.

Petrobras prefiere GNL

El titular de Petrobras, Roberto Castello Branco, también aseguró que en el segundo trimestre de este año la estatal brasileña importó menos gas natural boliviano debido a que, por sus menores precios en el mercado, era más rentable importar GNL (Gas Natural Licuado) para abastecer a sus clientes.

El ministro de Hidrocarburos sostuvo que los volúmenes no entregados a Brasil se venderán a empresas privadas de ese país. “Estamos participando de una licitación para proveer 10 millones de metros cúbicos de gas (Mmm3/d) a cinco distribuidoras de Brasil. Estamos seguros de ganar dicha licitación, con lo que se tendrá mayor demanda de gas desde ese país”, dijo Sánchez, según reporte de El Deber.

Sánchez aseguró que las empresas privadas del país vecino están interesadas en el gas boliviano por la ubicación geográfica de Bolivia. “La nueva política de Brasil permite a la estatal YPFB captar nuevos clientes privados en el país vecino”, añadió.