Adaptación-1000x155 (1)
Adaptación-1000x155 (1)
Bruějula Digital 1000px x 155px
Bruějula Digital 1000px x 155px
Economía | 07/05/2024

|OPINIÓN|Cuestionamientos sobre la gestión de reservas de gas y la responsabilidad del Gobierno|Guillermo Torres|

|OPINIÓN|Cuestionamientos sobre la gestión de reservas de gas y la responsabilidad del Gobierno|Guillermo Torres|

Brújula Digital|07|05|24|

Guillermo Torres

Recientemente, el presidente de YPFB, Armin Dorgathen, ha suscitado controversia al realizar declaraciones erróneas sobre la gestión de las reservas de gas, comparándolas con administraciones pasadas y sugiriendo posibles irregularidades en la presentación de datos.

Para entender mejor este tema, es fundamental remontarse al contexto en el que se estableció la cuantificación y certificación de reservas de gas en 1996, como parte de los procesos de transformación del sector hidrocarburos con la promulgación de la Ley de Hidrocarburos 1689. En ese momento, YPFB asumió la responsabilidad de certificar anualmente la existencia de reservas que garantizaran el abastecimiento al mercado interno, así como autorizar la exportación de gas mediante la presentación de una certificación de reserva incremental.

Para llevar a cabo esta labor, YPFB contrataba a empresas especializadas de reconocido prestigio internacional, como DeGolyer and MacNaughton (D&M) para la cuantificación y certificación de reservas de gas. Sin embargo, durante el inicio del Gobierno de Evo Morales surgió una situación preocupante: el informe de reservas correspondiente a las gestiones 2004 y 2005, enviado por D&M a la Gerencia de Control de Reservorios de YPFB, mostraba una disminución de las reservas debido a un cambio de metodología.

Ante esta situación, Jorge Alvarado, entonces presidente de YPFB, recomendó en una carta al ministro de Hidrocarburos suspender los servicios de D&M y actualizar las reservas remanentes manteniendo el mismo modelo petrofísico.

Es relevante destacar que, tras 18 años de estos acontecimientos, han surgido acusaciones contra anteriores gestiones de Gobierno, incluyendo al expresidente Carlos Mesa, por presuntas manipulaciones de información sobre las reservas de gas. Sin embargo, la responsabilidad de la gestión de estas reservas recae en el Gobierno del MAS, que debería haber tomado medidas inmediatas en caso de sospechar manipulación de información, directamente hacia la empresa D&M, proveedora del servicio.

En conclusión, este episodio subraya la importancia de una gestión transparente y responsable de los recursos naturales del país, así como la necesidad de rendición de cuentas por parte de las autoridades pertinentes para mantener la confianza pública en la gestión de las reservas de gas.

Guillermo Torres, especializado en planificación y política energética, fue ministro de Hidrocarburos.



FIE-BANNER--BRUJULA-DIGITAL-1000X155-PX_1
FIE-BANNER--BRUJULA-DIGITAL-1000X155-PX_1


Arte BD con No cuenta
Arte BD con No cuenta
bk-cuadrado
bk-cuadrado