Economía | 26/06/2020

Las 20 claves del Programa del Reactivación del Empleo aprobado por el gobierno

Las 20 claves del Programa del Reactivación del Empleo aprobado por el gobierno

Brújula Digital |26|6|20|

Fernando Molina 

El Programa de Reactivación del Empleo aprobado por el gobierno de la presidenta Jeanine Añez busca conservar el empleo ya existente protegiendo a las empresas endeudadas con fuertes transferencias a los bancos y reemplazar el empleo perdido con emprendimientos nuevos que contraten mucha mano de obra.

También ofrece ayudas especiales a los sectores más golpeados por la crisis. Reintroduce las controvertidas “concesiones” de obras públicas a los emprendedores. Aprueba medidas de austeridad para el gobierno. Da por terminados los fideicomisos de la anterior gestión y reordena la forma legal de administrar las empresas públicas, que en un mes deberán demostrar que son factibles a corto plazo. Finalmente, señala la prioridad del Estado de comprar productos de la empresa nacional.

El Decreto 4272, aprobado por el 24 de junio, establece lo siguiente:

1.  -El Fondo de Inversión Productiva y Social (FPS) y los municipios harán obras que necesiten mucho empleo, por 100 millones de bolivianos.

2.  -Los bancos refinanciarán (quiere decir: volverán a prestar) y reprogramarán (quiere decir: ampliarán los plazos de repago) los créditos de las empresas endeudadas. La cartera así reprogramada no se considerará de mayor riesgo. Para posibilitar que los bancos ayuden a las empresas, el Banco de Desarrollo Productivo, que es estatal, les prestará 12.000 millones de bolivianos.

3.  -El Banco de Desarrollo Productivo contará con 1.100 millones de bolivianos para cubrir parte de las garantías de nuevos créditos de la banca a las empresas y nuevas emisiones de deuda de las empresas en la Bolsa. Cada empresario beneficiado pondrá hasta el 50% de la garantía de su préstamo o emisión y el Estado pondrá la otra mitad. Si el empresario no paga al banco o al acreedor, el Estado cubrirá la mitad de lo que el empresario debe y le cobrará directamente a él.

4.  -El Banco de Desarrollo Productivo tendrá 120 millones de bolivianos para cubrir hasta el 65% de las garantías de los créditos de las pequeñas empresas y las microempresas con los bancos de microfinanzas.

5.  -El Banco de Desarrollo Productivo tendrá 5.000 millones de bolivianos para cubrir hasta el 85% de la garantía de los créditos que den los bancos especializados para la construcción de viviendas de hasta 150.000 bolivianos y para la mejora de viviendas de hasta 70.000 bolivianos. Estos créditos deberán ir necesariamente a prestatarios de pocos ingresos.

6.  -Para cumplir estos programas, el Banco de Desarrollo Productivo se financiará de distintas fuentes, siendo la principal una emisión de 1.500 millones de dólares de bonos de deuda pública que venderá a los bancos.

7.  -Se permite a los bancos “titularizar”, es decir, vender a terceros sus derechos sobre sus carteras de préstamos de vivienda. Los bancos deberán comprar ellos mismos de 10 a 20% de estos títulos. Esta medida busca repartir el riesgo de la cartera de préstamos de vivienda, riesgo que seguramente subirá fuertemente por la crisis. No se sabe si el Estado comprará los títulos que surjan de la titularización, pero es posible que así sea.

8.  -Se autoriza la realización de “concesiones” de obras públicas a empresarios privados que inviertan y hagan negocios con las mismas. Es decir, se autoriza la realización de obras públicas impulsadas y administradas por empresarios privados.

9.  -Se promoverá la exportación de productos agropecuarios. Se admite la semilla certificada B, que es una semilla genéticamente avanzada ya usada en el país, para las campañas agrícolas de este y el próximo año.

10.  -Se refinanciará a los fondos mineros ya existentes para que ellos hagan préstamos a cooperativas y minas chicas.

11.  -Se establece una vacación obligatoria del funcionario público de 10 días entre el 1 de diciembre y el 28 de febrero de cada año, a fin de fomentar al sector turístico.

12.  -Las autoridades regulatorias abrirán frecuencias para el “Internet de las cosas” (conexión de los aparatos electrodomésticos y otros a través de Internet). Este campo de las telecomunicaciones puede abrir espacio a emprendimientos de nuevos tipos.

13.  -Se proporcionará temporalmente jet-fuel subvencionado también a las aeronaves internacionales. Con ello se quiere atraerlas para que lleguen al país.

14.  -Austeridad del Estado: los ministerios –excepto Salud, Educación, Gobierno y Defensa– deberán reducir sus presupuestos en 15%. Esto no significa que despidan funcionarios, pero deben ahorrar eliminando los ítems acéfalos, bajando en 20% lo que gastan en trabajadores eventuales y en consultorías, y reduciendo pasajes y viáticos.

15.  -Se da por concluidos los fideicomisos (préstamos del BCB al Ejecutivo) aprobados en el gobierno del MAS que no hayan sido usados hasta ahora.

16.  -Las empresas públicas deben presentar en un mes planes sobre la factibilidad de que continúen su trabajo a corto plazo, sin considerar en ellos la recepción de nuevos desembolsos del Estado.

17.  -Se transparentará la información patrimonial de las empresas públicas. Estas deberán formar sus propios directorios y aumentar su autonomía de los ministerios.

18.  -Se obliga a las reparticiones públicas a informar en sus páginas web de todas las compras y contratos que hagan.

19.  -La producción nacional tendrá prioridad en las compras del Estado.

20.  -Se eliminan los gravámenes de las importaciones de insumos de bioseguridad y papel de periódico (demanda “histórica” del sector de la prensa).

Fernando Molina es periodista.