BRUJULA DIGITAL 728x90 est
Economía | 30/06/2021

FMI concluye consulta con Bolivia y recomienda reducir subsidios al sector hidrocarburos

FMI concluye consulta con Bolivia y recomienda reducir subsidios al sector hidrocarburos

Brújula Digital|30|06|21|

El Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) concluyó la Consulta del Artículo IV con Bolivia, con recomendaciones dirigidas a implementar reformas estructurales para promover la inversión privada doméstica y la inversión extranjera directa. La más llamativa, la reducción de subsidios a las empresas estatales del sector hidrocarburos.

Entre las recomendaciones más destacas están: eliminar gradualmente las restricciones a los precios y a las exportaciones, flexibilizar los cupos crediticios y reducir los subsidios a las empresas estatales en el sector de hidrocarburos.

Conforme al Artículo IV de su Convenio Constitutivo, el FMI mantiene conversaciones bilaterales con sus miembros, habitualmente todos los años. Un equipo de funcionarios del FMI visita el país, recaba información económica y financiera, y analiza con las autoridades la evolución del país y sus políticas en materia económica. Tras regresar a la sede del FMI los funcionarios elaboran un informe que sirve de base para el análisis del Directorio Ejecutivo.

Al concluir las deliberaciones, el FMI comunicó el 14 de junio a las autoridades del país su análisis y sus recomendaciones.

En esa línea “los directores instaron a las autoridades a implementar reformas estructurales. Con este fin, recomendaron eliminar gradualmente las restricciones a los precios y a las exportaciones, flexibilizar los cupos crediticios y los límites a las tasas de interés, reducir los subsidios a las empresas estatales en el sector de hidrocarburos y responder a las inquietudes de equidad social mediante un apoyo fiscal focalizado”.

Los directores señalaron que es esencial abordar las cuestiones de gobernanza y la incertidumbre en el entorno regulatorio a fin de respaldar la creación de más empleos e impulsar el crecimiento a largo plazo.

Los directores elogiaron la notable reducción de la pobreza lograda desde mediados de la década de los 2000, y señalaron que para seguir avanzando en el alivio de la pobreza será fundamental incrementar el apoyo a los sistemas de educación y salud pública.

Celebraron los proyectos de inversión en curso impulsados por las autoridades relacionados a fuentes de energía más verde para diversificar el consumo de energía interna y promover soluciones alternativas al uso de combustibles fósiles, proporcionar nuevas fuentes de ingresos y afianzar la recuperación económica.

Pandemia y sus efectos devastadores

La pandemia de la Covid-19 ha tenido efectos devastadores en Bolivia, según el análisis del FMI, causando perturbaciones sin precedentes y una trágica pérdida de vidas, con más de 15mil fallecidos y 400mil casos registrados hasta la fecha.

La necesaria cuarentena impuesta en marzo de 2020 restringió la movilidad y el acceso al trabajo, y la producción disminuyó en todos los sectores, salvo en la agricultura, provocando una contracción del 8,8 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en 2020.

El descenso de la demanda de importaciones dio lugar a una mejora en el déficit de la cuenta corriente, que se redujo en 3 puntos porcentuales, al ½ por ciento del PIB. La desaceleración del crecimiento y la caída de los precios de los alimentos redujeron la inflación al 0,9 por ciento en 2020.

Para combatir la pandemia, las autoridades aumentaron el gasto en salud pública y brindaron apoyo a los hogares, a las empresas y al sector financiero. Los gastos extraordinarios en programas de apoyo directo, como el Bono Contra el Hambre, y el aumento del gasto en el sector de salud y asistencia social, contribuyeron a mitigar el impacto de la pandemia.

La desaceleración cíclica redujo los ingresos, incrementando el déficit del sector público al 12,7 por ciento del PIB en 2020. La expansión fiscal contribuyó a una caída de las reservas internacionales, que disminuyeron de $us 6.500 millones a fines de 2019 a $us 4.700 millones a fines de marzo de 2021.

Se espera que la economía repuntará en 2021, y crecerá en 5,0 por ciento, respaldada por el programa de las autoridades para vacunar a toda la población adulta lo más pronto posible. Se prevé que el aumento de los precios de las materias primas impulse la recuperación de los sectores de la minería y los hidrocarburos, y que el crecimiento en el sector agrícola siga siendo sólido.

Se proyecta una pequeña mejora del déficit fiscal en 2021, respaldadas por la recuperación de los ingresos, la reducción progresiva de las partidas de gastos extraordinarios relacionados con la Covid-19 y la desaceleración del crecimiento de los salarios y el gasto en bienes y servicios.

Los riesgos para estas perspectivas incluyen la incertidumbre en torno a la evolución de la pandemia y el ritmo de vacunación en Bolivia y sus principales socios comerciales, así como al aumento proyectado de los precios de las materias primas mundiales.

La dependencia del financiamiento de los mercados internacionales podría exponer a Bolivia a los cambios de las condiciones financieras externas, mientras que el diferimiento en el pago de los créditos relacionados con la Covid-19 podría incrementar los riesgos para la estabilidad financiera.

BD JMC





Arte Expresis BD