bru1
bru1
BRUJULA – 1000 X 115 px
BRUJULA – 1000 X 115 px
Economía | 23/05/2021

El gobierno plantea usar cianuro y bórax para erradicar el mercurio en la minería del oro

El gobierno plantea usar cianuro y bórax para erradicar el mercurio en la minería del oro
Brújula Digital


El camino a recorrer no será fácil, de hecho, la ruta se muestra hostil y altamente explosiva pues tocará intereses económicos muy grandes en los cuales están involucrados comercializadores ilegales del Perú, Colombia y el Brasil. ¿De qué estamos hablando? De sustituir la importación de mercurio a Bolivia, un negocio que mueve $us30 MM anualmente, pero a pesar de todo, ya existe una decisión, según pudo establecer Brújula Digital en fuentes oficiales y de la Cooperación Suiza en Bolivia.

¿Qué pretende hacer el gobierno con respaldo internacional? Sustituir el uso el mercurio con el cianuro, el bórax,  y la gravimetría (método de flotación en circuito cerrado) para recuperar hasta en un 90% el oro que explotan miles de cooperativas, artesanalmente, en los Departamentos de La Paz, Beni y Santa Cruz, reveló el Ministro de Minería, Ramiro Villavicencio.

“Una alternativa definitivamente (frente al mercurio) es el uso del cianuro. La gravimetría también para trabajar en circuito cerrado, y por supuesto, emplear el bórax para cambiar el agente colector”, anunció la autoridad minera a éste medio.

El anuncio oficial constituye una respuesta puntual además a una solicitud de la Jefa de la Cooperación Suiza en Bolivia y el Director Global de BGI (Better Gold Initiative - Oro Responsable), Sophie Delessert y Thomas Hentschel, respectivamente, al gobierno para que cumpla el Convenio Internacional de Minamata de 2017 para la reducción de mercurio en actividades de extracción de oro en el minería.

La cooperación helvética en Bolivia presentó el fin de semana un estudio sobre el impacto que tiene la importación millonaria de mercurio en el país, pero también retrató cómo organizaciones ilegales del Perú, Colombia y el Brasil están operando en actividades de contrabando.

El negocio de las importaciones de mercurio que llegan a superar las 200 toneladas anualmente en Bolivia mueve hasta $us30 millones.

El informe estableció también que por cada kilo importado, los cooperativistas pagan hasta $us200, cuando en el mercado internacional el precio no supera los $us40, detalló cifras Hentschel, durante su intervención vía Zoom desde Colombia.

Los comercializadores, que además son especuladores, se llevan hasta $us150 por kilo del bolsillo de las cooperativas que compran el mercurio para extraer el oro, complementó datos el director global de BGI.

Ruta crítica en marcha

Villavicencio aseguró a Brújula Digital que la situación es de extrema preocupación para el Gobierno por lo que comenzaron a transitar por la ruta crítica que implica, disminuir, gradualmente, el uso del mercurio en actividades de explotación de oro.

“Estamos trabajando en eso”, aseguró la autoridad.

Reconoció, sin embargo que “es difícil cambiar (el uso del mercurio) pero hemos iniciado el trabajo, destinado a reducir el consumo. Es un proceso y en eso estamos. Por algo se debe empezar, para hacer minería responsable”.

El Viceministro de Cooperativas Mineras, Mauricio Guzmán Mujica, fue más explícito aún. Dijo que eliminar el mercurio será una tarea complicada ya que “hacerlo podría generarnos problemas sociales”, subrayó.

Sin embargo, al igual que Villavicencio, dijo que emprendieron el camino para deshacerse del mercurio, a mediano plazo.

Minamata una presión explosiva para Bolivia

Aunque no fijó plazo para transformar la explotación minera, dejando al mercurio de lado, Villavicencio declaró que dieron el primer paso con la toma de conciencia, a nivel de cooperativas que el metal pesado está aniquilando la salud, el medioambiente y atentando la vida de la población involucrada en actividades mineras.

Quien sin embargo echó sombras al compromiso gubernamental fue el Gerente General de la Fundación Minería y Medioambiente (MEDMIN), Danilo Bocangel, para quién el plazo para cumplir el convenio de Minamata, que fue ratificado por Bolivia desde 2015, para proteger la salud humana y el medio ambiente de las emisiones y liberaciones antropógenos de mercurio y compuestos de mercurio, tiene plazos fatales que están a punto de perecer pues dio tres años a partir de su vigencia para que los Estados puedan tener un plan nacional de sustitución del uso del mercurio.

“Tenemos un tratado internacional y lo tenemos que cumplir como país porque estamos mal vistos como nación porque estamos quedándonos solos ya que Perú, Ecuador, Colombia, Brasil, declararon importación cero de mercurio y somos, actualmente, el único país que comercializamos y de forma legal y eso es preocupante”, alertó.

BD / EMV.





GIF 2 vision-sostenible-gif-ok
GIF 2 vision-sostenible-gif-ok
bru2
bru2
bk-cuadrado
bk-cuadrado