PNG Arte brujula digital - SudA
PNG Arte brujula digital - SudA
30 Años BancoSol -  (1000x115)px
30 Años BancoSol -  (1000x115)px
Sostenibilidad| 08/01/2022

Las empresas y la sostenibilidad después de la pandemia

Las empresas y la sostenibilidad después de la pandemia

Uno de los cambios impuestos por la pandemia es el uso de la tecnología.

Visión Sostenible |8|1|2022|

Tanto la tecnología como la economía tuvieron que adaptarse a los cambios impuestos por la pandemia. Como resultado de los acontecimientos, que son de público conocimiento, las reglas del juego cambiaron y las empresas y los emprendimientos debieron enfrentar nuevos desafíos.

¿Cómo una compañía podía hacerse ver sin que los clientes entraran físicamente en sus tiendas? Las nuevas tecnologías brindan soluciones para esto, pero también amenazas. Hay que tomar en cuenta que cuando un cliente está conectado, también está más informado, es más exigente y puede usar las redes sociales para hacer conocer su descontento con el servicio de las empresas que interactúan con él. También puede migrar con más facilidad a otras firmas, ya que tiene la posibilidad de consumir tanto en el comercio más próximo como en el mercado global.

El cliente hace distinciones con más facilidad y ahora la competencia está en todas partes. ¿Cómo desmarcarse, cómo diferenciarse? Una forma certera es la apuesta por la sostenibilidad. “Las empresas deben buscar ser sostenibles, deben buscar soluciones a problemas que tiene la sociedad, pensar más allá que solo en satisfacer a sus inversores”, señala la experta Moraima Guzmán Bambarén, asistente de conservación de la unidad regional del equipo de Tierras de América Latina.

Al leer esto, muchos gerentes de empresas tenderán a hacer cálculos para saber cuánto le costaría ser más sostenibles. Lo que estos ejecutivos no ven es que se está hablando de una inversión, la cual no solo beneficiará a sus clientes, volviéndolos más leales, sino también a sus trabajadores, con el mismo resultado: más lealtad y compromiso con los objetivos corporativos.

Muchos jóvenes, los cuales representan una fuerza laboral significativa, buscan que el lugar donde trabajen tenga los mismos valores que ellos tienen, señalaron los expertos en un congreso sobre sostenibilidad organizado por la Universidad Internacional de La Rioja, con sede en España y con presencia en varios países de Latinoamérica.

Normalmente la gente más capacitada siente preocupaciones sobre los valores de la empresa que van a elegir para trabajar. Siendo sostenible, la empresa puede conseguir la mejor fuerza de trabajo disponible.

La tecnología implica la automatización de ciertos procedimientos, lo que significa que muchos trabajos estén en riesgo. Parte de contar con una visión sostenible es buscar y encontrar los nuevos nichos que esta automatización podría generar. En estos nuevos nichos existen también nuevos empleos y nuevas profesiones que hoy son poco conocidas.

“Pensar sosteniblemente requiere desarrollar la capacidad de prever cursos impensables tiempo antes, como nos enseñó dramáticamente la pandemia”, explica un artículo publicado por la mencionada universidad. El desafío es anticiparse a los cambios del entorno, pues resulta clave para que los emprendimientos sean sostenibles en el tiempo. “Si no somos capaces de entrever el futuro, entonces éste nos arrollará”, concluye.