Brújula digital 728x90 px
Brújula digital 728x90 px
Banner-Bolivia 1000x155
Banner-Bolivia 1000x155
Sostenibilidad| 18/11/2021

¿Cómo una visión sostenible puede salvar a una empresa?

¿Cómo una visión sostenible puede salvar a una empresa?

Hoy en día muchas empresas en Bolivia y el mundo trabajan para crear un impacto positivo sobre el medio ambiente.

Visión Sostenible |18|11|21|

Cada vez más, ser una marca que de un ejemplo de sostenibilidad es uno de los requisitos que tiene el consumidor de hoy a la hora de escoger sus productos. Si la gente trata de reducir su huella de carbono, las empresas también deben hacerlo, necesariamente. Los que ya entendieron esto, toman cartas en el asunto. Es, por ejemplo, el caso de la empresa de sombreros Burcal, que ha optado por la fabricación artesanal, con manos y materia prima boliviana, lo que le da un especial valor agregado.

“La cultura boliviana nos invita a utilizar sombreros. Hoy en día, en Bolivia, un sombrero se está volviendo un accesorio que le da un toque distintivo a muchos. Un sombrero artesanal, además, está de moda”, lo dice Mariana Burgos, creadora de la marca de sombreros Burcal. Su empresa está comprometida con el uso consciente y prudente de los materiales y los recursos con los que cuenta.

Antes que pensar en el retorno inmediato, Burgos prefiere proyectar un futuro sostenible para su empresa. Apostar por ser sostenible rinde frutos. A la hora de invertir, es mejor tomar en cuenta las necesidades del mundo actual. Aprovechar al máximo los recursos con que se cuenta, por ejemplo, asignar recursos en personal capacitado que actuará con mayor eficiencia. El objetivo es no permitir el derroche y lograr así una producción óptima. 

“Algo esencial son los recursos. Más que todo en la parte financiera. Si sabes planificar bien esto, cómo conseguirlos y gastarlos bien, eso permite que el negocio se mantenga a flote”, dictamina Fabián Morales, cofundador de la Bodega Valle. Se trata de un emprendimiento de vino hecho en Luribay en La Paz que, después de los duros momentos de la pandemia, se mantuvo a flote en parte gracias a que aplicó desde antes de la crisis el concepto de sostenibilidad. 

Así como estos emprendedores entienden la importancia de este tipo de mentalidad para los negocios, las carreras universitarias también lo hacen. Hoy existen más carreras que imparten conocimientos de sostenibilidad. Es el caso de Ingeniería Comercial de la universidad Adolfo Ibáñez en Chile, la cual está orientada hacia la sustentabilidad y a crear un triple impacto desde la iniciativa privada. Es decir, a crear utilidades monetarias al mismo tiempo que se causa un impacto positivo en la sociedad, entendida de forma global o como la comunidad cercana a la empresa. También se trata de crear un impacto positivo sobre el medio ambiente.

Uno de los docentes de esta carrera, Haassan Samir Santiago, señala que “la visión sostenible para las empresas pasó de ser una opción a ser una necesidad”. Las empresas con más antigüedad y experiencia logran dar un valor agregado a sus marcas. Los emprendimientos con menos tiempo en el mercado logran mantenerse a flote gracias al buen manejo de sus recursos. Al mismo tiempo, los profesionales del futuro tienen nuevos paradigmas y objetivos, a la par de una cultura de respeto y equilibrio con la comunidad y la naturaleza.