HAM 30 de dic 2022
HAM 30 de dic 2022
BRUJULA – 1000 X 115 px 1
BRUJULA – 1000 X 115 px 1
Inclusión financiera| 03/11/2022

Opinión - Banca 4.0 y bancarización

Opinión - Banca 4.0 y bancarización

Un pronóstico señala que en 2030 todos los bancos e instituciones financieras más grandes del mundo serán digitales.

Por Jorge Velasco*

Brett King es uno de los principales oradores y futurista de lo que es la banca 4.0; una nueva banca que, según sus palabras, “ya no está en algún lugar donde vas, sino en algo que haces”. En Fintech Américas 2022 pude escuchar su explicación sobre este concepto. Puso de ejemplo a los neo bancos y las Fintech que en vez de ofertar productos más bien ofrecen experiencias y soluciones financieras, créditos instantáneos en el momento y lugar preciso, con un modelo de negocios totalmente diferente, basado en la centricidad del cliente y la tecnología; lo que les permite elevadas valoraciones en el mercado por su potencial de crecimiento y la capacidad de escalar digitalmente.

King pronosticó que al ritmo que va la tecnología en el mundo financiero, en el 2030 todos los bancos e instituciones financieras más grandes del mundo serán digitales. También recomendó a los bancos tradicionales que avancen a la banca 4.0, para seguir en competencia, utilizando nuevas tecnologías como la inteligencia artificial (IA), blockchain, big data, robotización, etcétera, y descubriendo oportunidades en las criptomonedas, metaverso, gafas inteligentes y otros. En efecto, hoy las Fintech y las empresas tecnológicas ya son actores importantes en el sistema financiero global. Por ejemplo, Apple ofrece una tarjeta de crédito, Google tiene billeteras de pago digital, Mercado Libre ya ofrece créditos en sus plataformas y Rappi tiene alianzas con bancos de la región: lo cual ya se constituye una amenaza para la banca tradicional.

Transitar hacia una banca 4.0 no solo es para competir con nuevos actores, sino para lograr una mayor inclusión financiera en el mundo.  No se trata solo de ofrecer nuevos productos o servicios digitales, sino de demostrar que sus beneficios pueden impulsar una mayor bancarización y mejor economía para la sociedad. La baja tasa de bancarización (60%) en Latinoamérica afecta su desarrollo económico-social y esto se debe al analfabetismo financiero, falta de cobertura y falta de oferta. Entonces, con el uso de la tecnología, este reto se puede convertir en una gran oportunidad ya que las herramientas digitales permitirán a los bancos llegar a una gran población de la base de la pirámide que hoy no tiene acceso a servicios financieros.

En Bolivia, según un estudio realizado por Ipsos para el Holding Financiero Credicorp, el 64% de la población nacional no usa ningún producto financiero y solo un 36% usa algún medio bancarizado de pago. Esto explica el uso masivo del efectivo en nuestra economía; en efecto, la población prefiere usarlo o incluso sacar dinero de los ATM para realizar sus compras y pagar servicios, debido en parte a la desconfianza en medios electrónicos y la informalidad de los negocios.

Si bien la pandemia, como en todo el mundo, ha sido un importante acelerador para el avance digital, los bancos bolivianos han implementado áreas de transformación digital y laboratorios de innovación, con importantes inversiones en nuevas plataformas de banca por internet y móvil, para satisfacer las necesidades de los clientes de mejor manera, incorporando tecnologías de biometría, IA, chabots y big data, entre otras. Este avance ha sido destacado por el gerente de Asoban, que considera que “la tecnología y su aplicación en el sector bancario continuará siendo clave para promover avances y configurar la banca del futuro” y como ejemplo citó el nivel que alcanzaron las transferencias electrónicas a través de QR, en el país, con un crecimiento del 700%, con efecto en la bancarización y la inclusión financiera.

Está clara la hoja de ruta para avanzar hacia una banca 4.0, más digital y más inclusiva, lo que podría traer muchos beneficios a los bancos que lleguen primero, con el uso de la tecnología y en alianza con las Fintech, a esos nuevos segmentos que están desatendidos.

*Es Gerente División de Negocios del Banco Fortaleza y Director del Hub de Innovación de la UMSA.