PNG Arte brujula digital - SudA
PNG Arte brujula digital - SudA
30 Años BancoSol -  (1000x115)px
30 Años BancoSol -  (1000x115)px
Inclusión financiera| 15/02/2022

La mujer emprendedora y los retos de la banca

La mujer emprendedora y los retos de la banca

En Bolivia, sólo el 13% de las mujeres están plenamente incluidas al sistema financiero.

Visión Sostenible |15|02|2022|

La Covid-19 generó disrupciones en las dinámicas económicas y sociales, agudizando las brechas que ya existían desde mucho antes del brote de la pandemia. En ese contexto, los bancos han puesto mayor énfasis en su trabajo para que las personas tengan acceso a productos y servicios financieros útiles y asequibles para realizar transacciones, pagos, ahorros, créditos y seguros.

Pero, la mayoría de las entidades centran sus productos en los varones. Al menos eso reflejan los datos del Estudio de la Mujer Emprendedora, que impulsó el Instituto de la Mujer y Empresa (IME) en 2021, que señala que solo el 5,4% de las emprendedoras bolivianas tuvieron acceso a financiamiento.

Estas cifras se asemejan al estudio realizado por Credicorp e Ipsos en América Latina. El Índice de Inclusión Financiera de Credicorp, Brechas de género: un enfoque intersectorial, revela que el 13% de las mujeres bolivianas están plenamente incluidas al sistema financiero.

Los resultados se deben, según una entrevista realizada por El Deber a la coordinadora de IME, Xiomara Zambrana, a que el país necesita profundizar la inclusión financiera con un enfoque de género, generar cambios en la Ley de Servicios Financieros e incorporar principios y valores hacia la equidad de género. “Debemos mejorar el acceso y uso de servicios financieros para ellas y así avanzar en una autonomía económica, por medio de los emprendimientos liderados por ellas”, señaló.

Según un estudio realizado el 2021 por ONU Mujeres en Bolivia, de cada 10 micro, pequeñas y medianas empresas que hay en el país, siete están lideradas por el género femenino. Según la jefa de la Oficina de ONU Mujeres Bolivia, Nidya Pesántez, esto se debe a que los bancos no tienen productos específicos que las apoyen. Además, las mujeres tienen reducidos espacios de formación sobre cómo mejorar sus negocios e ingresos.

Hay instituciones financieras que comenzaron a implementar proyectos para contrarrestar esta problemática, aunque este tipo de actividades aún no es suficiente. Según Pesántez, se debe identificar cuáles son los cambios que se pueden hacer en las normativas de servicios financieros y la regulación “para romper la brecha de hombres con acceso a créditos, donaciones y capacitaciones”.

Todo apunta a que este esfuerzo debe ser impulsado por la banca, conjuntamente con la sociedad civil y el Gobierno, para crear mecanismos e instrumentos financieros con enfoque de equidad de género en Bolivia.