PNG Arte brujula digital - SudA
PNG Arte brujula digital - SudA
30 Años BancoSol -  (1000x115)px
30 Años BancoSol -  (1000x115)px
Inclusión financiera| 31/07/2022

La digitalización de las microfinanzas debe incluir a las mujeres a la par de los hombres

La digitalización de las microfinanzas debe incluir a las mujeres a la par de los hombres

Conversatorio de la Finrural

Brújula Digital |31|07|22|

(Tomado de la Fundación IES)

Un importante evento que contó con la participación de decena de representantes de instituciones financieras estableció entre sus conclusiones que la inclusión de la mujer en la digitalización del sistema de microfinanzas es crucial.

“A nivel de las microfinanzas, las mujeres representan el 70% del uso del sistema financiero, ya que son ellas las que acceden a distintos servicios y se convierten en clientas frecuentes, por tanto, su inclusión dentro de la digitalización del sistema es prioritaria para el país”, aseveró Néstor Castro, gerente general de la Asociación de Instituciones Financieras de Desarrollo (Finrural), en un conversatorio denominado Digitalización: el Camino hacia la Inclusión sin Brechas de Género.

El evento contó con la participación de representantes de la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (ASOBAN), la Asociación de Entidades Financieras Especializadas en Microfinanzas (ASOFIN), la Asociación de Instituciones Financieras de Desarrollo (Finrural), Ipsos, el Banco de Crédito BCP y su casa matriz, el Holding Financiero Credicorp.

La organización principal fue llevaba a cabo por Fundación IES, Cámara Fintech de Bolivia, Experiencia Cliente y Credicorp. En él, la directora de Asuntos Públicos de Ipsos Perú, Patricia Rojas, presentó datos relevantes del estudio Inclusión Financiera y Digitalización, publicado hace algunas semanas por Credicorp.

El estudio Digitalización: el Camino hacia la Inclusión sin Brechas de Género revela resultados de una encuesta realizada a más de 8.000 personas en siete países de la región, incluida Bolivia. Muestra que el 67% de los usuarios del sistema financiero boliviano todavía no emplea plataformas digitales para realizar transacciones financieras.

También evidencia que tiene un 15% de usuarios ocasionales, 1% por debajo del promedio regional, además un 17% de usuarios recurrentes. Esa última cifra solo supera la registrada por México (15%) y es inferior al nivel de usuarios recurrentes registrado en Chile (41%), Panamá (38%), Colombia (21%), Ecuador (25%) y Perú (21%).

Durante el conversatorio se discutió la importancia de aumentar la inclusión financiera de manera equilibrada entre géneros. En Bolivia, el 15% de hombres se encuentran en un nivel óptimo de inclusión financiera, mientras que entre las mujeres se llega al 12%. Siendo Bolivia el único país en el cual la brecha entre hombres y mujeres en cuanto a la inclusión financiera, no sería significativa.

“A medida que fomentemos y generemos mayor inclusión en las comunidades de los países donde cooperamos, vamos a lograr que más ciudadanos y ciudadanas puedan mejorar su estándar de vida y alcanzar sus sueños”, enfatizó el Head de Microfinanzas de Credicorp, Javier Ichazo, quien participó de forma virtual.

Asimismo, explicó que Credicorp, al ser uno de los holdings financieros más grandes de Latinoamérica, impulsa estos estudios ya que tiene “la capacidad de generar influencia en las poblaciones donde opera y, a partir de ello, definir acciones concretas para atacar las complicaciones que se ha identificado”.

La gerente de Estudios Económicos de ASOBAN, Daniella De Sousa, señaló que “la digitalización dentro de la sociedad no consiste en la transmisión de conceptos, sino en la implementación adecuada de las herramientas; y donde los programas de educación financiera han sido impulsados por actores públicos y privados, es donde más éxito se ha observado”.

Asimismo, apuntó que la digitalización debe su éxito a la interoperatividad que permite crecer y alcanzar números que antes no eran posibles, tanto así que, en junio de este año, se registraron 12 millones de transacciones con QR. “Solamente en el último año, tanto en número de órdenes como en volumen, el crecimiento ha llegado a un 800%”, aseguró.

En la misma línea, Rhodia Mejía, gerente técnica de ASOFIN, reflexionó que es imperante que “las personas estén listas para el proceso de digitalización, tengan los recursos, el internet, la tecnología y la capacidad para este desarrollo”. En ese sentido, esa organización realiza jornadas en alianza con universidades, asociaciones y cámaras para que sus entidades asociadas den talleres y webinars en banca digital.

En concordancia con los resultados del estudio que llevó a cabo su institución, Patricia Rojas de Ipsos, sostuvo que se hizo evidente que los productos financieros son el primer paso a la inclusión financiera, y deben ser creados pensando en que deben permitir un buen acceso y mayor moviendo del sistema financiero.

“Si los usuarios en Latinoamérica no confían en el sistema financiero, será difícil tener productos que sean tomados en cuenta por la población porque traerán dudas y, con ello, las barreras de uso se hacen mucho más grandes”, indicó.

El principal reto para el sistema financiero boliviano es garantizar un acceso equitativo a los productos financieros para hombres y mujeres, y seguir fomentando el uso en general en su población, pues si bien las brechas no son tan grandes a diferencia de otros países evaluados, el país aún está rezagado en distintos aspectos de inclusión financiera.

Finalmente, el rol asumido por Fundación IES, Cámara Fintech de Bolivia, Experiencia Cliente y Credicorp responde al interés y propósito institucional de reducir brechas existentes en términos de género y digitalización, haciendo énfasis en el acceso y uso del sistema financiero en un entorno digital.

La organización del evento significó una nueva perspectiva que demuestra el compromiso en analizar y atender estos desafíos de manera articulada.

BD