PNG Arte brujula digital - SudA
PNG Arte brujula digital - SudA
30 Años BancoSol -  (1000x115)px
30 Años BancoSol -  (1000x115)px
Inclusión financiera| 14/08/2022

Educación, el paso clave hacia la inclusión financiera digital de las bolivianas

Educación, el paso clave hacia la inclusión financiera digital de las bolivianas

Un reto para los países en vías de desarrollo es mejorar la inclusión financiera de las mujeres.

Visión Sostenible |14|08|22|

Hoy, con la llegada de la cultura digital, la inclusión financiera ha recibido cada vez mayor atención por las micro, pequeñas y medianas empresas que enfrentan grandes limitaciones para beneficiarse de los servicios de la banca, lo cual coadyuva a erradicar la pobreza y reducir la desigualdad. Por ello, un reto para públicos y privados es mejorar la inclusión en los países en vías en desarrollo, donde no se disfruta de los servicios financieros a pleno, tomando en cuenta que la inclusión financiera es un sinónimo de progreso para la población.

Si se habla de brechas digitales, la situación para las mujeres en Latinoamérica siempre se ha pintado desventajosa. El estudio “Brechas de Género: un enfoque interseccional”, publicado en abril por el Holding Financiero Credicorp, uno de los más grandes e importantes de la región, ha lanzado algunas luces sobre la situación actual en Bolivia, México, Colombia, Perú, Chile, Panamá y Ecuador.

En base a encuestas realizadas a 8.400 personas, dedujo que, en promedio, el 21% de los hombres de los países evaluados tiene un nivel logrado de inclusión financiera, cifra que casi duplica el 11% registrado por las mujeres. Asimismo, más de la mitad de las mujeres (56%) se encuentra en el nivel bajo de inclusión financiera, en contraste con los hombres del mismo nivel, que llegan a un 45%.

La urgencia de educación digital

En un panorama como ese, las aplicaciones bancarias a través de los dispositivos móviles son una gran oportunidad de acceso, ya que la tecnología se posiciona como una alternativa abierta a atender las necesidades de la población. Pero hay un paso previo a ello: el desarrollo de habilidades digitales sobre todo dentro de poblaciones vulnerables.

La diferencia de género en el uso, acceso y apropiación de las tecnologías es importante para entender el problema, ya que es en Internet donde las niñas pueden adquirir conocimientos, habilidades y conectarse con comunidades tecnológicas o científicas. En Bolivia, como en varios de la región, a raíz de la pandemia, se ha afrontado una digitalización forzada y acelerada.

En un estudio cualitativo de la Fundación InternetBolivia.org, que analiza los retos de las niñas en zonas urbanas y periurbanas para afrontar la brecha digital en el departamento de La Paz, se observó que al inicio de la pandemia muchas familias de estas zonas no contaban con los dispositivos necesarios para conectarse a Internet.  

A medida que la pandemia avanzó y se percató que esta situación no iba a ser temporal, las familias decidieron realizar la compra de teléfonos inteligentes para sus hijas (11- 15 años); para muchas de ellas significó tener un celular propio por primera vez y en otros casos realizaron la compra del primer celular con conexión a Internet para la familia, para que los hijos e hijas se turnasen el acceso a clases. Las niñas tenían un acceso irregular, lo que les hizo el camino más largo para generar habilidades digitales críticas en el uso de la tecnología.

Cuando las niñas tienen más libertad y autonomía, es más probable que tengan un mejor acceso a los teléfonos y que obtengan más beneficios como utilizar los teléfonos para ayudar a sus estudios y aprender cosas nuevas.

Hay algunos esfuerzos de organizaciones que buscan alentar la incursión de niñas, adolescentes y jóvenes en el desarrollo del conocimiento y las habilidades de la ciencia y la tecnología. Este 2022, por cuarto año consecutivo, el Gobierno lanzó el “Programa de reducción de brechas de género”, que en uno de sus componentes prevé la capacitación de al menos 3.000 niñas y adolescentes en edad escolar en el uso del hardware y del software, de manera virtual, para el desarrollo de robótica. La iniciativa es resultado de una alianza entre la Agencia de Gobierno Electrónico y Tecnologías de la Información y Comunicación (Agetic) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

La revolución digital que se vive es un catalizador importante para el acceso a los servicios financieros en las economías en vías de desarrollo, está transformando las formas de pago, la financiación y el ahorro.

La innovación digital ha traído nuevas tendencias en el mundo financiero, las tecnologías de la mano de las fintechs se han posicionado como una alternativa para atender las necesidades de la población, incluso de los más vulnerables, e impulsan el crecimiento económico.