Brújula digital 728x90 px
Brújula digital 728x90 px
Inclusión financiera| 06/10/2021

Digitalización financiera, clave para un futuro en igualdad en Bolivia

Digitalización financiera, clave para un futuro en igualdad en Bolivia

Visión Sostenible |06|10|21|

La democratización de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), que facilitan el acceso a miles de oportunidades informativas, laborales o de ocio, es fundamental en la sociedad actual y su uso debe ser independiente de la condición de cada persona. En la misma línea, la digitalización financiera implica conseguir que, por ejemplo, los adultos mayores o personas con menor poder adquisitivo o con discapacidades motrices, intelectuales o audiovisuales no se queden fuera de un servicio que ofrece posibilidades de una mejor calidad de vida para todos.

El importante crecimiento de la digitalización y la inclusión digital en el sistema financiero boliviano, en medio de la pandemia del Covid-19, ha sido visto por expertos como una muestra de lo necesario que es para Bolivia encauzar una mayor apertura al comercio digital, para así coadyuvar a dinamizar y reactivar la economía.

“Son tiempos de respuesta, de seducción tecnológica y a nosotros nos interesa ser esos románticos que se aproximan a los clientes a través de canales cada vez más innovadores, en cualquier circunstancia, incluidas las más adversas, para compartir una experiencia única y provechosa”, expresa Rodrigo Valdez, gerente de Soluciones Digitales y Experiencia Cliente del Banco de Crédito BCP.

Valdez fue reconocido en mayo de este año como uno de los más destacados líderes de proyecto, en la más reciente versión de la Fintech América 2021, la comunidad más importante de la región que trabaja en el fortalecimiento de los ecosistemas financieros.

Valdez considera, además, que la digitalización ha llegado para quedarse y hacerse cada vez más imprescindible para el desarrollo de todas las actividades productivas y de servicios. Desde esa certeza, explica que, en particular desde el BCP, “se plantea que las entidades financieras deben convertirse en empresas tecnológicas que ofrezcan servicios financieros, un nuevo concepto que supone una mayor y más efectiva cercanía con las necesidades del cliente”.

Según la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (ASOBAN), la pandemia ha conllevado un mayor uso de los servicios bancarios digitales, lo que fue posible gracias a que el sector bancario realizó importantes inversiones en la última década, implementando plataformas de banca digital, facilitando el acceso a los servicios financieros a través de estos canales, haciéndolos continuamente mucho más amigables.

Asoban informa que, a mayo de 2021, las transferencias digitales interbancarias en volumen se incrementaron en 39%; en tanto las intrabancarias lo hicieron en 45%, en el último año. En los primeros cinco meses del año, registraron volúmenes de 18.691 millones de dólares y 7.906 millones de dólares, respectivamente.

En consonancia con estos datos, lo que hasta hace poco aquejaba de un lento avance, ahora preocupa por su avance rápido y demanda informar cómo manejarlo con seguridad. “Antes pensábamos en estrategias para informar a la población acerca de los beneficios de la digitalización de los servicios financieros, planteándonos trabajar -por ejemplo- en proyectos educativos con la niñez”, indica Claudia Montalvo, ex defensora del consumidor financiero en la Autoridad de Supervisión y Fiscalización de Servicios Financieros (ASFI).

Sin embargo, la digitalización ha irrumpido en los hogares y “ahora lo que se hace necesario enseñar en escuelas ya no son sus beneficios y bondades, sino los cuidados al usar servicios digitales financieros”, alega.

El paso ineludible que se necesita desde el Estado y las empresas ahora, según los expertos, es mejorar la calidad del internet en el país, mejorar su precio y que todos asuman que ya es un servicio básico como el agua o la energía eléctrica.