PNG Arte brujula digital - SudA
PNG Arte brujula digital - SudA
30 Años BancoSol -  (1000x115)px
30 Años BancoSol -  (1000x115)px
Equidad| 20/03/2022

¿Por qué las mujeres deben protagonizar las medidas de acción por el clima?

¿Por qué las mujeres deben protagonizar las medidas de acción por el clima?

La participación de las mujeres en la gestión de los recursos se asocia con la obtención de mejores resultados en materia de conservación.

IPS |20|03|22|

Las personas que actualmente se ven más afectadas por el cambio climático (mujeres, niñas y comunidades marginadas) deben participar en el diseño y la aplicación de la respuesta contra el cambio climático para garantizar la distribución igualitaria de los beneficios.

Dado que las mujeres poseen experiencia y conocimientos únicos, sobre todo en planes locales, su inclusión en los procesos de toma de decisiones es fundamental para emprender medidas climáticas eficaces.

Ya en un estudio llevado a cabo en 2019 se llegó a la conclusión de que aumentar la representación de las mujeres en los parlamentos nacionales permitía adoptar políticas de cambio climático más estrictas.

En ámbitos locales, la participación de las mujeres en la gestión de los recursos se asocia con la obtención de mejores resultados en materia de conservación y gobernanza de los recursos. Por lo que dar a las mujeres un mayor acceso a los recursos productivos puede elevar la producción agrícola, reforzar la seguridad alimentaria y reducir las emisiones de dióxido de carbono.

Si todas las pequeñas agricultoras tuvieran las mismas oportunidades de acceso a los recursos productivos, su producción agrícola aumentaría entre 20 y 30% y, por ende, de 100 a 150 millones de personas dejarían de pasar hambre. Aumentar la producción agrícola puede llevar a disminuir la presión por deforestar más tierras, lo que reduciría más emisiones de dióxido de carbono.

En el lugar de trabajo, el liderazgo de las mujeres está asociado con una mayor transparencia en torno a los efectos del cambio climático. Un porcentaje más alto de mujeres en las juntas corporativas se relaciona de manera positiva con la divulgación de información sobre las emisiones de dióxido de carbono.

Para llevar a cabo una acción colectiva eficaz contra el cambio climático, se deberá realizar grandes cambios en cómo producimos y medimos el valor económico. Abandonar las prácticas de explotación masiva de los recursos naturales y las economías basadas en los combustibles fósiles representa una oportunidad para crear nuevas fuentes de trabajo y capacitar a las trabajadoras para que adquieran nuevas habilidades.

Aumentar las inversiones en el sector del cuidado es una manera eficaz de dirigir la atención hacia el bienestar colectivo y fortalecer las economías sin generar más emisiones de dióxido de carbono.

Por último, la salud y los derechos sexuales y reproductivos son esenciales para lograr la igualdad de género en la lucha contra el cambio climático. Al reforzar los sistemas sanitarios para satisfacer la demanda actual de servicios de salud sexual y reproductiva, las naciones podrían resguardar los logros obtenidos en la conservación ambiental y de la biodiversidad, la adaptación al cambio y las mejoras climáticas en los temas señalados.

¿Qué significa poner la igualdad de género en el centro de las soluciones climáticas?

Significa integrar las distintas perspectivas de género en las políticas y programas holísticos y duraderos relativos al clima, el medio ambiente y la reducción del riesgo de desastres.

La participación plena e igualitaria de las mujeres y las niñas en los procesos de toma de decisiones es una de las principales prioridades en la lucha contra el cambio climático. Sin igualdad de género, hoy es imposible construir un futuro sostenible y más igualitario.

Las soluciones al cambio climático también deben mejorar los datos y estadísticas sobre el género, así como invertir en ellos, para ampliar la relación entre el género y el clima, fortalecer y hacer cumplir los derechos sobre la tierra y promover soluciones sostenibles dirigidas por las mujeres y centradas en ellas, sobre todo, las soluciones basadas en la naturaleza de las comunidades locales y los pueblos indígenas, la gestión de recursos y las actividades de producción de alimentos.

Los esfuerzos dirigidos por mujeres, a su vez, están deshaciendo los estereotipos de género y empoderando a las mujeres para que contribuyan a los procesos de toma de decisiones de sus comunidades.

Por último, las soluciones climáticas deben adoptar un enfoque de financiación que tenga en cuenta las cuestiones de género.

Para forjar un futuro más sostenible, se debe invertir en y difundir tecnologías que aumenten el uso de las energías renovables y limpias, y apoyen la participación de las mujeres en su desarrollo y uso.

Tomado de ONU Mujeres.