PNG Arte brujula digital - SudA
PNG Arte brujula digital - SudA
30 Años BancoSol -  (1000x115)px
30 Años BancoSol -  (1000x115)px
Economía| 10/02/2022

Cinco familias de la comunidad El Cajón denuncian hostigamiento para explotar hidrocarburos en la reserva natural Tariquía

Cinco familias de la comunidad El Cajón denuncian hostigamiento para explotar hidrocarburos en la reserva natural Tariquía

Brújula Digital |10|02|2022|

Cinco familias que viven en la comunidad El Cajón -en la reserva natural Tariquía del departamento de Tarija- denunciaron hostigamiento de parte de colonos, pobladores foráneos o residentes no permanentes que se están de acuerdo para el ingreso de empresas petroleras para explotar hidrocarburos, denunció un pronunciamiento de la Coordinadora Nacional en Defensa de Territorios Indígena Originario Campesinos y Áreas Protegidas –Contiocap.

“Las cinco familias hostigadas residen permanentemente en El Cajón, y conociendo los impactos ambientales de las actividades hidrocarburíferas, han manifestado públicamente su preocupación por el avance del ingreso de estas actividades. Por ello vienen siendo hostigadas y amenazadas con juicios y otras formas de disciplinamiento”, indica el pronunciamiento público.

En tal sentido la Contiocap, exigió a las autoridades y funcionarios públicos del Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap), YPFB Chaco, Ministerio de Hidrocarburos, alcaldía de Padcaya y otros, que cumplan la Constitución Política del Estado,  para garantizar los derechos fundamentales de la población (CPE Art. 9: 2,4,6. Art. 235,2. Art. 374).

Según la organización indígena, originaria y campesina, la denuncia de las 5 familias de El Cajón es una muestra clara de la violencia que generan autoridades y funcionarios públicos en su afán de crear artificialmente, y con características de intromisión en la vida de las poblaciones locales, un supuesto apoyo de la población local a las actividades hidrocarburíferas dentro de la reserva de Tariquía.

Autoridades y funcionarios públicos, al ofrecer supuestos beneficios por el ingreso de las petroleras, están generando condiciones para la violencia social en espacios locales contra personas y familias que, buscando proteger su territorio, el medio ambiente y sus recursos vitales como el agua, no están de acuerdo con la actividad hidrocarburífera, alerta el documento público.

Para frenar los abusos, la Contiocap, realizó un llamado a organismos nacionales e internacionales, encargados de la protección y defensa de los Derechos Humanos, particularmente en torno a problemáticas socio ambientales, a tomar nota de esta denuncia, y determinar acciones prontas, oportunas y efectivas para frenar vulneraciones a los derechos que tienen las poblaciones locales, antes que se incremente la violencia “fomentada por autoridades y funcionarios públicos”, indica el pronunciamiento.

Tariquía está en una zona de gran actividad petrolera. De hecho en la década de los años 1920 descubrieron en el parque el pozo Bermejo X2 - Campo Bermejo para la producción de crudo, que forma parte del lineamiento estructural San Telmo, Tigre, Toro, Barredero, Arrozales y Bermejo, campos petroleros situados en la provincia Arce del departamento de Tarija.

La alarma sobre la exploración hidrocarburífera en áreas protegidas golpeó con fuerza en mayo de 2015, cuando el expresidente, Evo Morales, promulgó el Decreto Supremo 2366 que autoriza el desarrollo de actividades hidrocarburíferas en estas áreas.

Ese decreto dispone, en su primer artículo, que el aprovechamiento de los recursos hidrocarburíferos se da en el marco de su “carácter constitucional, estratégico y de interés público para el desarrollo del país; vinculado a la reducción de la extrema pobreza en comunidades que habitan las áreas protegidas y la gestión integral de los sistemas de vida”.

Añade también, entre otras cosas, que “se considerará la existencia de ecosistemas frágiles y sensibles a fin de reducir su vulnerabilidad y riesgos en la biodiversidad”.

BD/EMV