HAM 30 de dic 2022
HAM 30 de dic 2022
BRUJULA – 1000 X 115 px 1
BRUJULA – 1000 X 115 px 1
Buenas prácticas| 27/11/2022

Tres claves para evitar la publicación de noticias falsas en redes sociales

Tres claves para evitar la publicación de noticias falsas en redes sociales

La difusión de "Fake news" es un problema que influye en la construcción de la realidad social respecto a temas coyunturales.

Visión Sostenible |27|11|22|

La difusión de noticias falsas se ha incrementado con el uso de los medios digitales. Se ha convertido en un problema que tiene influencia en la opinión pública y la construcción de la realidad social respeto a temas de interés coyuntural. Según el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), al finalizar el año 2022 se habrá consumido más noticias falsas que verdaderas. Mientras tanto, los usuarios creen que tienen la capacidad de identificarlas ante una realidad que muestra que no es así.

Las fake news son publicadas para desprestigiar, manipular, confundir y generar incertidumbre. Si bien tienen presencia en medios de comunicación masiva hace muchos años, con el internet se han propagado, generando en algunos casos violencia y desesperación. A continuación, se describen tres claves para que evitemos publicar este tipo de contenidos en redes sociales como WhatsApp, Facebook y otras.

1.  Verificar las fuentes y contrastar la información

Un factor clave es elegir la fuente, identificar medios de comunicación y/o periodistas confiables y que tengan antecedentes y prestigio. Mayormente, ellos generan contenido de calidad, no obstante, es importante contrastar la información e identificar otras plataformas confiables que estén hablando de lo mismo.

Sin embargo, si la noticia falsa proviene de un medio de comunicación consolidado, puede resultar en que el lector sea el último culpable; de hecho, ya hubo casos en que lectores cayeron en este engaño. Por ejemplo, hace un tiempo durante un par de días una noticia falsa publicada por el Washington Post sembró incertidumbre en Estados Unidos. La información aludía al hackeo de una central eléctrica en Vermont por hackers rusos, pero en las siguientes 24 horas el medio editó la noticia, maquillándola sin admitir el error; mientras tanto, las redes sociales ya la habían propagado por todo el mundo.

2.  Utilizar herramientas o páginas que analicen el flujo informativo

Internet tiene muchos espacios que trabajan en identificar este mal y alertar acerca de su contenido. Tal el caso nacional de Bolivia Verifica, un medio digital que analiza mensajes, textos, fotografías y audiovisuales que circulan en las redes sociales y/o difunden los medios de comunicación convencionales para determinar si sus contenidos tienen correspondencia con la realidad y la razón.

Esta plataforma utiliza varias metodologías para abordar un hecho noticioso, desde la revisión de fuentes, los tiempos, los testimonios y otros. Además, ha trabajado con otras plataformas de América Latina para afinar la detección de noticias falsas.

Antes de compartir una noticia que genere duda, se puede revisar sitios como éste para no caer en el error común.

3.  Ayudar a que una noticia falsa no se viralice

Es vital aportar a que un hecho falso no se viralice, ya que su efecto puede generar susceptibilidad, temor y estrés en las personas. Este tipo de noticias son comunes en las crisis o conflictos sociales, puesto que muchas veces quienes generan una noticia falsa buscan causar zozobra o confusión ese fin; pero está en manos del usuario el frenar ese crecimiento. Asimismo, se puede denunciar el contenido de una página para que sea eliminado. Finalmente, si nuestros contactos viralizan por error contenidos falsos, debemos hacerles notar la equivocación para que, si lo consideran, borren su posteo.