HAM 30 de dic 2022
HAM 30 de dic 2022
BRUJULA – 1000 X 115 px 1
BRUJULA – 1000 X 115 px 1
Buenas prácticas| 30/12/2022

SDSN: Índice Municipal de Potencial Turístico

SDSN: Índice Municipal de Potencial Turístico

El papel del Estado es fundamental para crear las condiciones que permitan un mayor flujo turístico.

Por Sandra Villegas*

Las buenas prácticas institucionales que contribuyen a repensar el futuro de nuestro país existen, aunque no siempre son visibles en los medios de comunicación tradicionales o en el mar de información de la web.

En esa lógica, el turismo es una industria muy rentable si sabe impulsarse y hacerse sostenible. El Salar de Uyuni, el lago Titicaca o las ruinas de Samaipata, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. El 2021 se registró un movimiento de 1,1 millones de personas desplazándose por el territorio nacional que generó un flujo económico de aproximadamente 130 millones de dólares, dijo la viceministra de Turismo de Bolivia, Eliana Ampuero (Efe, 28/01/2022)

Además, Ampuero acotó que hubo una recuperación de alrededor del 70% del movimiento turístico interno respecto a 2020, cuando cayó un 74% debido a las restricciones por la COVID-19.

La Cámara Nacional de Comercio presentó un Programa Integral de Turismo Sostenible, que podría generar en el país ingresos iguales o superiores a la agricultura, la minería, o el gas por la demanda mundial, una vez volvamos a una cierta normalidad. Sería una gran oportunidad para la que debemos estar preparados con una sólida estrategia de país. (Kempff en El Diario, 13/02/2022)

La hotelería y los operadores de turismo tradicional y comunitario son actividades que en su mayoría están en manos del sector privado. En este marco, el papel del Estado es fundamental para crear las condiciones que permitan un mayor flujo de visitantes, tanto nacionales como extranjeros.

Hace poco, el Viceministerio de Turismo instaló mesas de trabajo con 10 marcas y siete municipios de la provincia Ingavi, del departamento de La Paz, para fortalecer el turismo comunitario, cultural y natural en esa región; un esfuerzo singular, pero que parece aislado a un trabajo sinérgico de acciones público-privadas. (Kempff en El Diario, 13/02/2022)

Kempff (El Diario, 13/02/2022) sugiere a los distintos niveles de gobierno (nacional, departamental y municipal) definir junto a los operadores privados circuitos turísticos ofertables con atractivos, hotelería disponible, oferta gastronómica, guías y transporte seguro.

En esa perspectiva, es importante destacar una reciente publicación denominada “Índice Municipal de Potencial Turístico” (IMPT) de la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible o Sustainable Development Solutions Network (SDSN), cuyo objetivo consistió en medir los elementos que permiten el desarrollo y la competitividad del sector del turismo en los 339 municipios en Bolivia. Lo importante de ese documento es que sus resultados pueden contribuir en la toma de decisiones del gobierno central, gobiernos municipales y departamentales, empresas y organizaciones públicas o privadas.

El IMPT se basó en la metodología del Atlas Municipal de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en Bolivia 2020 (Andersen et al., 2020) y el Índice de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) (Lafortune et al., 2018).

En total, el IMPT está construido por 43 indicadores, los cuales están categorizados en cuatro subíndices: 1. Infraestructura, 2. Atracciones turísticas, 3. Entorno propicio para el turismo y 4. Amenazas. 

Entre los indicadores contemplados para la infraestructura están las carreteras, aeropuertos y el transporte en general, así como el agua, saneamiento, electricidad, residuos sólidos, bancos, hoteles, restaurantes y empresas de turismo. Entre las atracciones turísticas se contemplan las áreas protegidas, la riqueza de especies, cuerpos de agua, museos, danzas autóctonas y otras.

Por otro lado, los indicadores para el entorno propicio para el turismo están: la población que trabaja en turismo y hable inglés, la educación de hombres y mujeres, el acceso a educación superior, el presupuesto municipal destinado a fomentar el turismo y el PIB turístico, entre otros. Finalmente, el IMPT contempla también las amenazas que son los bloqueos y conflictos, la deforestación, las enfermedades endémicas, la inseguridad y los diversos fenómenos generados por la vulnerabilidad causada por el cambio climático.

El análisis planteado por la publicación rescata algunos aspectos salientes como el rol crucial de las redes sociales y las páginas web, el bajo presupuesto que los gobiernos municipales le asignan al turismo y los problemas ambientales. No obstante, se reconoce que el desarrollo de capacidades de la población para atraer turistas es fundamental. Finalmente, el informe IMPT recomienda otorgar mayores incentivos para fortalecer la infraestructura física y los servicios básicos en cada municipio.

Sería vital que los gobiernos municipales, para empezar, tomen en cuenta las recomendaciones e indicadores planteados en el IMPT para impulsar el desarrollo turístico de cada región y promover la industria naranja también conocida como industria sin chimeneas.

*Es consultora en estudios de la Comunicación y Ciencias Sociales y docente en las carreras de Comunicación de la UCB y UMSA. Trabajó en la Oficina del Coordinador Residente (OCR) del Sistema de Naciones Unidas en Bolivia y fue Coordinadora Metodológica del Observatorio Nacional de Medios (ONADEM), una iniciativa de la Fundación UNIR Bolivia.