HAM 30 de dic 2022
HAM 30 de dic 2022
BRUJULA – 1000 X 115 px 1
BRUJULA – 1000 X 115 px 1
Buenas prácticas| 15/10/2022

Salario emocional: ¿vale más que el salario monetario?

Salario emocional: ¿vale más que el salario monetario?

Organizar talleres de capacitación para los empleados de una empresa y/o institución es una forma de ofrecer un salario emocional.

Visión Sostenible |15|10|22|

Desde hace algunos unos años las empresas han implementado el “salario emocional”. Esta herramienta tiene como objetivo fidelizar, comprometer e implicar a los trabajadores logrando mayor satisfacción en su desempeño laboral y confianza en sus empleadores, generando un buen ambiente de trabajo lo que ayuda a reducir el índice de absentismo laboral.

“La base para brindar un salario emocional es que el empleador cumpla con lo legal, es decir, pago de sueldos a tiempo, respetar los días de vacaciones, beneficios sociales y demás, porque ese reconocimiento no remunerado es adicional a los beneficios que la empresa debe cumplir”, explica José Becerra, psicólogo especializado en el área de Recursos Humanos.

Flexibilidad en los horarios, reconocimiento al trabajo realizado, espacios y/o momentos de recreación, capacitaciones constantes, autonomía de acción, son algunas de las formas de brindar un salario emocional y que ahora repercute en la imagen de las empresas.

Marisa Elizundia, especialista en recursos humanos, explica en un artículo de la BBC News Mundo que para los trabajadores los factores emocionales influyen en la labor que desempeñan porque, en tiempos de pandemia, existe una fuerte sensación de "vivir para trabajar”.  Analizar el salario emocional puede ayudar a conocer el grado de satisfacción que brinda un trabajo para lograr un equilibrio entre la vida laboral y la personal.

En un estudio de Employer Branding realizado por Captura Consulting, a principios de 2022, los resultados reflejan que el 33% de los bolivianos prefieren trabajar en una empresa que ofrece seguridad y estabilidad laboral (considerados como salario emocional), situación que cambia de acuerdo al ciclo de vida del trabajador y del rubro de la empresa. Por ejemplo, “para los bolivianos de 18 a 29 años, la capacitación y desarrollo (13%) son importantes, además de la posibilidad de desarrollar una carrera (12%). La preferencia por estos atributos es menor al 10% en otros rangos de edad”.

Se debe entender que este salario es el plus que brinda el empleador a sus colaboradores, por tanto, no es parte de las obligaciones legales que tiene la empresa, es decir, la situación de no cumplir con el pago de sueldos a tiempo y luego brindarle días libres, no es una vacación, es querer disfrazar una falta que está cometiendo a la empresa. “Para exigir, se debe cumplir”, agrega Becerra aclarando que ningún salario emocional “alto” compensa el salario económico bajo o la falta de éste.

Es importante que los empleadores puedan equilibrar ambos, para lograr la satisfacción de sus trabajadores, crear una relación de confianza mutua, un ambiente laborar optimo y la fidelización de sus colaboradores evitando la rotación de personal factor que daña la imagen de las empresas.