PNG Arte brujula digital - SudA
PNG Arte brujula digital - SudA
30 Años BancoSol -  (1000x115)px
30 Años BancoSol -  (1000x115)px
Buenas prácticas| 28/11/2021

Reconocer y aprovechar las oportunidades, la clave de un emprendedor para seguir adelante

Reconocer y aprovechar las oportunidades, la clave de un emprendedor para seguir adelante

La pandemia ha acelerado el aumento de la banca digital.

Brújula Digital |28|11|2021|

Los bancos impulsan proyectos y participan en ferias de emprendimientos, donde brindan asesoramiento en créditos, uso de banca digital, apertura de cuentas online, pagos y cobros con Simple (Código QR) y los apoyan en la digitalización de negocios.

La pandemia Covid-19 golpeó fuertemente al mundo entero. En Latinoamérica, según el informe desarrollado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), en 2020 arrasó con casi 2,7 millones de emprendimientos en la región, el 19% del total. Frente a ese panorama, para muchas personas fue difícil ser optimistas. Sin embargo, otros aseguran que existen motivos para serlo, ya que la pandemia significó un gran salto de nuevas oportunidades para dar un giro significativo a los negocios.

En un artículo publicado en The Conversation, replicado por BBC Mundo esta semana, el especialista en Liderazgo, Christian Harrison, señala que los “líderes deben ser catalizadores agresivos e identificar oportunidades donde otros ven caos, confusión y problemas”. Agregó que estas oportunidades varían desde la expansión de mercados emergentes hasta la venta de nuevos productos y la adaptación de los servicios existentes, como los restaurantes que se convirtieron en comida para llevar.

Uno de los ejemplos que expone Harrison es Zoom, que se convirtió en una marca global durante la pandemia, ya que atrajo a grandes corporaciones para que realicen gastos en la empresa y se beneficien con reuniones ilimitadas sin importar la cantidad de personas, el lugar y el tiempo.

Según un estudio internacional realizado por OnePoll, en Bolivia el 45% de los jóvenes que ya habían iniciado un emprendimiento tuvieron que cerrar sus puertas por el impacto económico que generó el coronavirus. Pero también están las pequeñas y medianas empresas (PYMES) que al igual que Zoom comenzaron a aprovechar estas oportunidades. Sólo en Cochabamba nacieron 1.772 emprendimientos dedicados al comercio, la construcción, el transporte, almacenamiento y servicios profesionales y técnicos, entre enero y julio de 2021, de acuerdo con el Registro de Comercio de Bolivia publicado por Fundempresa. Además, según la OnePoll, el 80% de los bolivianos que cerraron sus negocios aún aspiran volver a emprender.

Esta realidad, con matices locales, se repite en toda Latinoamérica. Por ello, algunos gobiernos aplicaron medidas de auxilio para las PYMES. Y no sólo el Estado, sino también las entidades financieras. En Bolivia, los bancos impulsan proyectos y participan en ferias de emprendimientos, donde brindan asesoramiento en créditos, uso de banca digital, apertura de cuenta online, pagos y cobros con Simple (Código QR) y los apoyan en la digitalización de sus negocios. Además, financian su capital de operaciones para que los negocios continúen en funcionamiento.

En medio de la crisis hay avances a favor de los emprendimientos. Las instituciones comprendieron que los emprendedores que se arriesgan y aprovechan una oportunidad tienen un papel clave en la provisión de productos y servicios esenciales para la población.